Análisis Más Deporte Natación Noticias previa

Otro día más en la oficina

Las finales fueron dominadas por sus favoritos dejando carreras espectaculares y registros al alcance de los mejores nadadores mundiales.

Se acerca el final del Campeonato de Europa de Glasgow y por ello se va reduciendo el número de pruebas que quedan por competir y el tiempo de duración de las sesiones.

Jornada corta en cuanto a participación del combinado español, ya que a primera hora (9:00 hora local) competían África Zamorano y Cristina García en la prueba larga de espalda (200 metros), clasificándose ambas para las semifinales de la tarde y tan solo quedaba la participación de la medallista Jessica Vall en la prueba corta de braza (50), quien no pudo pasar el corte a las semifinales quedando la 20ª con un tiempo de 31,86; con esta prueba se cerraba la sesión matinal donde también se compitió 50 metros libres masculino, con la presencia de Benjamin Proud, Vladimir Morozov, Gkolomeev, Andriy Govorov…en resumen muchos grandes nombres que han obtenido un puesto en las semifinales y que no querrán quedarse sin un hueco en la final que se disputa el último día de campeonato para decantar el nadador más rápido de Europa; 50 metros mariposa femenino, cuyo favoritismo de la plusmarquista mundial Sarah Sjoestroem eclipsa al resto de nadadoras; 100 metros mariposa masculino donde el italiano Piero Codia ha obtenido el mejor registro matinal, dando la sorpresa, por delante de James Guy, Konrad Czerniak, Kristof Milak y el gran Laszlo Cseh.

La jornada de finales comenzaba con los 800 metros libres masculino, prueba  en la que se impuso el ucraniano Mikhaylo Romanchuk, que tras un cambio de ritmo a los 400 metros, desbancaba cualquier posibilidad de victoria del italiano Gregorio Paltrinieri. La victoria se forjó con un tiempo final de 7,42,96, a tan solo decimas del record del campeonato de Paltrinieri, quien quedó segundo con 7,45,12 y mejores sensaciones que en el 1500 libres, completó el podio el joven alemán Wellbrock (7,45,60), quien ya consiguió el oro en el 1500 libres; la parte cruel de esta final fue para el noruego Christiansen, que tras ir en cabeza los primeros 400 metros, se desfondó y quedó cuarto por tan solo 15 centésimas.

MYKHAYLO ROMANCHUK.jpg

La plusmarquista mundial Sarah Sjoestroem ganó el oro en el 100 libres, algo más ajustado de lo esperado, con un tiempo de 52,93, seguida por la veterana holandesa Femke Heemskerk, quien tras pasar primera los primeros 50 metros, se quedó a 30 centésimas de la sueca (53,23), y la medalla de bronce fue, contra pronóstico, para la fondista francesa Charlotte Bonnet con un tiempo de 53,35. La joven británica Anderson (2001) quedó cuarta batiendo el record junior con 53,61 y por delante de la mítica Federica Pellegrini (5ª).

SARAH SJOESTROEM.jpg

Llegaba la hora de una nueva exhibición del británico Adam Peaty, esta vez en los 50 metros braza masculino, prueba en la que posee los nueve mejores registros mundiales de la historia; con un tiempo de 26,09 batió su propio record del campeonato, que ya rebajó en las semifinales el día anterior, segundo quedó el veterano italiano Fabio Scozzoli con una marca de 26,79, mientras que la lucha por el bronce se decidió a la llegada, imponiéndose en ésta el eslovaco Stevens con un registro de 27,06, casi un segundo más lento que Peaty, y dejando a las puertas del podio al ruso Kirill Prigoda y al serbio Caba Siladji.

Cf3eJg_WIAA118Z.jpg

Las finales se daban un respiro con las semifinales de 200 metros espalda femenino, cuya igualdad por entrar en la final era máxima y donde las españolas competían en la misma semifinal; mientras África Zamorano conseguía clasificarse 8ª por la calle lateral con 2,11,69, bastante mejor que por la mañana, la joven debutante Cristina García no consiguió pasar el corte del 2,12, dejándola en décima posición. Benjamin Proud alcanzaba una proeza histórica tras parar el crono en una marca de 21,11 en 50 metros libres, registro que supone la mejor marca de la historia con bañador textil y quedándose a tan solo 2 décimas del record del mundo de Cesar Cielo. Como de costumbre hubo sorpresas debido a la igualdad de la prueba, Andriy Govorov tuvo que volver a nadar al final de la sesión para desempatar el octavo tiempo contra el lituano Bilis, quien se hizo con la octava y última posición de la final, también el italiano Luca Dotto se quedaba fuera por 2 centésimas en 10ª posición; así se conformaba una final muy igualada y trepidante. Sarah Sjoestroem volvía a tirarse a la piscina para nadar 50 metros mariposa, prueba en la que también es plusmarquista mundial y marcó el mejor tiempo para la final en la que apenas tiene rivales. Laszlo Cseh conseguía el mejor tiempo en 100 metros mariposa, donde la presencia de grandes nombres como Konrad Czerniak, Kristof Milak, James Guy, Metella o Piero Codia anticipan una final espectacular. Yuliya Efimova logró batir el record del campeonato en 50 metros braza, dejándolo en 29,66, tiempo que le otorga un dominio absoluto ante sus principales rivales Ruta Meilutyte y la joven Imogen Clark.

BEN PROUD.jpg

Las finales volvían de la mano del 200 metros espalda masculino, protagonizada por un dominio absoluto de principio a fin del plusmarquista europeo Evgeny Rylov, sin oposición alguna, el ruso se alzó a lo más alto del podio con un registro estratosférico de 1,53,36, tiempo con el que bate su propio record de Europa y del campeonato, casi 3 segundos después tocó la pared el polaco Radoslaw Kawecki con 1,56,07 y tercero el italiano Matteo Restivo, que cerraba el podio con 1,56,29; Hugo González, que competía en calle lateral, quedó 8º de la final tras un pase arriesgado en los primeros 100 metros que acusó sus fuerzas al final de la prueba consiguiendo un tiempo de 1,59,06, lejos de su mejor marca personal lograda en el Mundial Junior 2017.

La última final individual era 200 metros estilos femenino, prueba en la que la gran nadadora húngara, Katinka Hosszu, conseguía su único oro del campeonato, tras un final de prueba espectacular, que la permitió coronarse campeona con 2,10,17, tan solo 8 centésimas menos que la joven italiana Cusinato (1999), el bronce también estuvo ajustado y se lo llevó la suiza Maria Ugolkova (2,10,83) por tan solo 2 centésimas en detrimento de la británica O´Connor (2,10,85).

KATINKA HOSSZU.jpg

Para cerrar la penúltima sesión de finales estaba el relevo innovador de 4×100 metros libres mixto, donde el combinado francés estableció nuevo record del campeonato con 3,22,07, consiguiendo así el oro por delante de Países Bajos y Rusia (Kolesnikov abrió el relevo con 48,45 y conseguía su tercera medalla).

Síganme en @nachoglez66 y toda la información de la actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/SextoAnillo; en instagram: SextoAnillo y en Twiter: @SextoAnillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *