Análisis Crónica Más Deporte Natación Noticias

Jessica Vall es de plata

Jessica Vall vuelve a subir al podio de 200 metros braza, una constante que se repite en cada campeonato europeo, esta vez ha sido plata con un tiempo de 2,23,02 (cerca de su mejor marca), tan solo por detrás de la rusa Yuliya Efimova que realizó una progresión espectacular. Supone la primera y única medalla para el equipo español.

La quinta jornada en las piscinas de Tollcross correspondía con la mayor participación española; primero Lidón Muñoz en 100 metros libres se clasificaba para las semifinales de la tarde con 55,14 en 15º posición, después nadaba el joven Hugo González los 200 metros espalda, quien repetía la posición de Lidón y, por lo tanto, también nadaba las semifinales de la tarde con un tiempo de 1,59,73, lejos de su marca personal, continuaba el relevo femenino del 4×200 libres, formado por Melanie Costa (finalista en la prueba individual), Lidón Muñoz, la joven Esther Morillo y África Zamorano, que consiguieron un tiempo total de 8,04,37, una media de 2,01 que valía para nadar por la tarde la final directa; la jornada matinal acababa con los 800 metros libres masculino, en la que el debutante Albert Escrits (1998) realizó un tiempo de 8,01,39, cerca de su mejor marca personal, pero que no le valió para acceder a la final directa debido al gran nivel de la prueba. La única prueba en la que no había representación española fue el 200 metros estilos femenino.

La jornada de tarde empezaba media hora antes (16:30 hora local) y sin parones de entrega de medallas, lo que hacía mucho más corta la sesión y beneficiaba a los nadadores con más descanso; se compitieron 6 finales y 8 semifinales con participación de cuatro nadadores y el relevo femenino español.

Empezaba con la final de 1500 metros libres femenino, prueba en la que la joven italiana Simona Quadarella (1998) impuso un ritmo infernal para el resto (15,51,61) y consiguió el doblete en las pruebas de resistencia (800 y 1500), seis segundos después tocó la pared la alemana Koehler con un tiempo de 15,57,85 y como tercera la joven Ajna Kesely (2001), que con tan solo 16 años ha conseguido el bronce en categoría absoluta con 16,03,22 bajando 8 segundos su marca de inscripción; la española Jimena Pérez repite la 6ª posición del 1500 libres con un tiempo de 16,16,41, rebajando en casi dos segundos su mejor marca personal.

En la siguiente final, los 50 metros mariposa masculino, mención especial para el ucraniano Andriy Govorov, quien consolida su favoritismo en 50 metros mariposa  y consigue ese oro europeo que lleva persiguiendo mucho tiempo, y que por fin, pudo saborear en la tarde de ayer después de dominar en el nado acabando con una marca de 22,48 a tan solo 21 centésimas de su record del mundo batido este mismo año; segundo el británico Benjamin Proud con 22,78, y una gran salida, tercero el ruso Oleg Kostin bajando de los 23 segundos (22,97) y el “español” Konrad Czerniak acabó 5º con mejor marca personal de 23,34.

La final de 100 metros espalda femenino estaba dotada de una igualdad espectacular, ya que las cinco primeras posiciones se decidieron en tan solo 5 décimas, quedando primera la rusa Fesikova con 59,19, por delante de su máxima rival, la británica Davies (59,36), quien quedó oro en los 50 metros el día anterior, y como tercera, la italiana Carlotta Zofkova con 59,61, quien se impuso en la pelea por el bronce, nada más y nada menos que a Katinka Hosszu por tan solo 3 centésimas.

Se daba un respiro a las finales con las semifinales de 200 metros espalda, prueba en la que saltaba la primera sorpresa matinal, quedándose fuera el campeón del 50 y 100 metros, el joven ruso Kliment Kolesnikov (2000), ya que por normativa solo pueden participar dos nadadores de cada país y él era el tercer ruso; por otra parte su compatriota Rylov dominaba las semifinales y Hugo González conseguía acceder a la final de mañana como 8º clasificado con un tiempo de 1,58,43. Los 100 metros libres femenino dejaban otra sorpresa, ya que la danesa Pernille Blume se quedaba fuera de la final tras una actuación peculiar; por otra parte, Lidón Muñoz bajaba su tiempo matinal (54,64), pero no le permitía clasificarse para la final de mañana quedando 9ª. En los 50 metros braza masculino, el dominio imperial del británico Adam Peaty prevaleció con un tiempo de 26,23 batiendo el record del campeonato.

Volvían las finales con los 200 metros braza femenino, prueba en la que la rusa Yuliya Efimova impuso su dominio en el estilo efectuando una progresión espectacular en el segundo 100 (2,21), segunda quedó la española Jessica Vall (2,23,02); en la lucha por el bronce, la británica Molly Renshaw (2,23,43) ganó a la española Marina García (2,23,63) por tan solo 20 centésimas y dejaba a la española con la medalla de chocolate (4ª); por otra parte, la plusmarquista mundial de la prueba, la danesa Pedersen, quedó 5ª a 3 segundos de la cabeza (2,24,73).

El lituano Danas Rapsys tenía una oportunidad de oro para coronarse campeón en 200 libres, pero se desfondó en la final y quedó segundo (1,46,07) por detrás del británico Duncan Scott, quien por calle lateral ganó el oro con un registro de 1,45,34; tercero fue el ruso Dovgalyuk con 1,46,15, o lo que es lo mismo, 5 centésimas menos que el campeón olímpico, el británico James Guy, quien quedó cuarto contra pronóstico.

Antes del relevo, se disputaron las semifinales de 200 metros estilos femenino, donde la plusmarquista mundial, Katinka Hosszu, ejerce de favorita para la final de mañana; por último, la prueba de relevos de 4×200 libres femenino con la participación del combinado español, donde ganó Gran Bretaña (7,51,65) por delante de Rusia y Alemania, y España quedó en 5ª posición bajando el registro matinal hasta 8,02,04 con las mismas relevistas.

Síganme en @nachoglez66 y toda la información de la actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/SextoAnillo; en instagram: SextoAnillo y en Twiter: @SextoAnillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *