Ciclismo Clasicas Crónicas Sin categoría

Alaphilippe prolonga su estado de gracia en San Sebastián

El ciclista galo Julian Alaphilippe se ha impuesto en la 38ª edición de la Clásica de San Sebastián batiendo al sprint al holandés Bauke Mollema en el boulevard donostiarra. De esta manera, Alaphilippe se convierte en el cuarto ciclista francés en anotarse la clásica guipuzcoana, tras Armand De las Cuevas (1994), Laurent Jalabert (2001, y 2002), y Tony Gallopin (2013).

Llegada S Sebastian. Fuente propia

Antes de comenzar la carrera, el pelotón guardaba un minuto de silencio en memoria de Armand De Las Cuevas, recientemente fallecido a la edad de 50 años. La clásica presentaba un perfil accidentado, con ocho altos puntuables, sobre un recorrido de 228 kms, con el alto de Murgil a 8 kms de meta.

Perfil. Funte DonostiaKlasikoa

Al poco de comenzar, se formó la fuga del día integrada por Aritz Bagüés, Cyril Barthe y Sergio Rodríguez del Euskadi-Murias, Pablo Torres (Burgos-BH), Lluis Mas (Caja Rural-RGA) y Loïc Chetout (Cofidis). Todos ellos integrantes de los cuatro equipos invitados, que querían justificar de esta manera su presencia en la principal clásica del calendario vasco.

El pelotón, liderado en parte del recorrido por el Sky, dejó coger ventaja al sexteto en fuga, pero nunca permitió que la diferencia superase los 8 minutos.

Tras el segundo ascenso al Jaizkibel, Cyril Barthe oriundo del Iparralde, abandonaba a sus compañeros de fuga manteniendo viva la llama del Euskadi-Murias en cabeza de carrera. El fugado fue absorbido a los pies del alto de Arkale por un pelotón acelerado con Sky al frente.

A menos de 20 kms para meta, se produjo el lance más determinante de la carrera. Ben King se despistó al beber agua provocando una caída que afectó a los favoritos. Los mayores damnificados fueron Landa, Bernal, Gorka Izagirre y Latour. Los tres primeros tuvieron que abandonar y Landa y Bernal fueron trasladados al hospital. Egan sufrió traumatismo craneoencefálico con posible fractura maxilar, pérdida de piezas dentarias y herida en labio, mientras que Landa abandonó la carrera por traumatismo lumbar.

Los supervivientes de la caída preparaban el asalto final a Murgil, donde Antwan Tolhoek (LottoNL-Jumbo) trató de sorprender a 9 kms de meta. El joven tulipán, fue alcanzado por Mollard, pero su ataque despertó del letargo a los favoritos: Van Avermaet, Ion Izagirre, Alaphilippe y Mollema reaccionaron poco antes de llegar a la cumbre. Alaphilipe y Mollema coronaron con una ventaja de diez segundos que terminaron siendo suficientes para jugarse el triunfo entre ellos.

El galo y el neerlandés colaboraron hasta llegar al Boulevard de la capital donostiarra, donde Julian Alaphilippe se mostró intratable al sprint subiendo a lo más alto de un podio que finalmente completó Anthony Roux al imponerse al grupo perseguidor con Ion Izagirre, séptimo, como mejor español.

Ver clasificaciones aquí.

Alaphilipe, prolonga así una temporada de ensueño, con dos victorias de etapa en la Itzulia, victoria en la Flecha Valona, dos etapas en el Tour, así como el gran premio de la montaña. Veremos si es capaz de llegar en la forma actual al mundial de Austria.

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *