Ciclismo Crónica Tour de Francia

Arnaud Démare saborea la gloria en Pau

El ciclista francés Arnaud Démare se ha impuesto en la 18ª etapa del Tour, que unía la localidades de Trie-sur-Baïse y Pau a lo largo de 171 kms salpicados por dos tachuelas de 4ª categoría.

A priori se preveía una jornada de transición entre las etapas pirenaicas apta para una llegada al sprint, o para fugas consentidas y peleas por las clasificaciones secundarias (como la general por equipos).

Pau trae buenos recuerdos a la afición española, al ser la localidad francesa en la que más triunfos han logrado nuestros corredores. En 8 ocasiones levantaron los brazos los ciclistas españoles en Pau: Berrendero, Bahamontes, Pedro Torres, Delgado, Murguialday, Etxebarria, Pereiro y Mercado saben lo que es ganar en la capital del Bearn. El escalador ibérico ha brillado en los puertos de los alrededores de Pau, pero en esta ocasión el perfil de la etapa no iba a contribuir a la victoria de un grimpeur al no afrontar los puertos pirenaicos.

Los 146 supervivientes comenzaron la ruta en la localidad de Trie-sur-Baïse, y tras la salida neutralizada se forjó la escapada del día con 5 integrantes: Thomas Boudat (Direct Energie), Niki Terpstra (Quick-Step Floors), Guillaume van Keirsbulck (Wanty – Groupe Gobert), Luke Durbridge y Matthew Hayman (Mitchelton – Scott). Escapada que fue controlada en todo momento por los equipos de los velocistas que no dejaron tomar más de 3 minutos a los fugados.

Entre los corredores aspirantes a la clasificación general, no hubo grandes novedades salvo la caída que sufrió Nairo Quintana. Contusiones y rasponazos en el codo, que no le impidieron reintegrarse al paquete con la ayuda de sus compañeros de Movistar.

Aficionados esperando en la meta de Pau. Fuente Sexto Anillo.

A 15 kms de meta el pelotón acababa con la fuga y  Groupama – FDJ y BORA  tomaban el mando del pelotón con vistas a la volata. En un apretado final Arnaud Démare se imponía a Christophe Laporte y Alexander Kristoff.

Arnaud Démare recibía así el premio a la constancia, ya que ha salvado las etapas del Macizo Central y los Pirineos completamente solo y sufriendo hasta la extenuación para evitar el fuera de control.

Mañana partirá de Lourdes la última etapa montañosa del Tour, con los clásicos Aspin, Tourmalet y Aubisque. Penúltima oportunidad para intentar asaltar el trono del líder. Se trata de un terreno apto para los ataques a dos días de París, la carrera nos irá desvelando si quedan fuerzas y voluntad.

Consulta aquí las clasificaciones.

Síganme en @cicloencicloped y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *