Análisis Crónica Golf

Molinari, el triunfo de la calma y la modestia

The.open.com

Pasó The Open 147 en Carnoustie Golf Links con la victoria «sorprendente» de Francesco Molinari, frente a un nuevo record de asistencia de 172.000 personas y como tiene que ser, un Open que dejó muchas cosas de las que hablar. Buenas y no tan buenas.

Molinari, que este año decidió apostar más por jugar en el circuito norteamericano de la PGA donde ha participado en 15 competiciones ya, retrasó su vuelta a Europa para jugar en  Carnoustie por participar y ganar en el Quicken Loans, y posteriormente el John Deere Classic donde hizo un espectacular T2. Ya daba avisos su juego estaba preparado para conseguir cualquier cosa que se le pusiese por delante.

Y así fue… El hombre calmado, tranquilo, sencillo… apliquen el adjetivo que quieran y aciertan.

Pero empecemos por el principio. Carnoustie sorprendió a propios y a extraños con una preparación del terreno de juego que a todas luces parecía impropia de un Major.. o eso era lo que la mayoría pensamos. La escasez de lluvias en los últimos meses dio la clave a la R&A para dejar un campo regado exclusivamente en los Tees de salida y en los greenes. Todo un éxito de dificultad para los profesionales sin dejar que brille el espectáculo. Seguro que la USGA toma nota de esto.

www.theopen.com
Greenkeepers cuidando los greenes de Carnoustie.

Y el campo fue suficiente. La lluvia apenas hizo acto de presencia el primer día, y el viento a rachas el viernes y el domingo. Nada suficientemente decisivo como para que cualquier profesional pudiera achacar su mal juego a las condiciones climáticas.

El corte para el fin de semana se quedó en +3. Lo que parecía asequible para los top 60 del ranking se convirtió en un arma de doble filo, y fueron muchas las desilusiones y sorpresas que se quedaron en el camino hacia la jarra de clarete… Sin ir más lejos… Dustin Johnson, Bubba Watson, Poulter, Kaymer, Justin Thomas… y capítulo especial a la Armada Española, que volvió a ser desarbolada en su viaje a las islas…

Sergio coqueteó con el corte desde el primer día y Rahm que inició un jueves muy satisfactorio e ilusionante con -2, sucumbió en un desastroso viernes y ambos se quedaron fuera del fin de semana. Totalmente aceptable. Lo que no vamos a aceptar nunca son los modos y formas en las que se despacharon tanto el de Barrika, demostrando su frustración en cada golpe que fallaba, como el de Borriol, con sus declaraciones post-eliminación. Un mal ejemplo del que no merece la pena hablar más. Campillo tampoco pasó el corte pero dio todo lo que tenía, en una primera aparición en un Grande. Rafa Cabrera-Bello fue el único que se quedó para el fin de semana, pero no desplegó su mejor juego. Una vez más las naves españolas se hundieron en su conquista de las islas.

El domingo la tabla de clasificación se volvió loca. Por la T1 pasaron casi todos en algún momento de la tarde. Desde Kevin Kisner  y Zach Johnson hasta Tiger, pasando por Jordan Spieth, Shauffele, Rory, Fleetwood…. Y poco a poco fueron cayendo por uno u otro hoyo mal jugado.

Quedó un gran cuadro para el fin de semana con muchos jugones de primera fila entre los primeros 20 jugadores y con unos destellos de buen juego de Tiger Woods que hizo rescatar la ilusión de todos los que queremos ver a este jugadorazo de vuelta en el top del golf. El ganador de este Open sin duda ha sido él.

Tiger que iba con Molinari, aguantó hasta el hoyo 11, a partir de ahí empezó a perder la lucha que tiene contra su propia leyenda y que va ganando poco a poco en cada campeonato que disputa. El Tigre está de vuelta sin duda. Ayer se colocó #50 del ranking y se clasificó para el próximo campeonato del mundo el WGC-Bridgeston Invitational en Akron, y por supuesto, le deja  el dilema al capitán americano de la Ryder, Jim Furyk,  sobre incluirlo o no en el equipo para septiembre. Fue el principal ganador de esta semana de TheOpen sin duda.

www.theopen.com
Tiger, el más fortalezido tras The Open

El domingo decepcionaron Spieth y Rory. El norirlandés venía desde atrás y tardó en reaccionar. Falló putts decisivos y se quedó tercero con -6.. la miel en los labios. Peor fue lo del norteamericano Spieth no consiguió ni un solo birdie el domingo, y falló putts a corta distancia como para haber disputado el primer puesto a cualquiera.

Muy flojos Bruce Koepka, Patrick Reed, y un discretísimo Jason Day que casi ni se le echó de menos en la retransmisión de todo el torneo, a pesar de que acabó en T17.

Finalmente, un Molinari calmado, serio, con un juego sencillo consiguió ser el más estable en los 18 hoyos finales (16 putts, 13 consecutivos y 2 birdies) y llevarse la Jarra para su palmarés. Todo un ejemplo de saber estar de campeón de un Open.

Síganme en @FZaldivarV y @SextoAnilloGolf y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *