Atletismo Crónica

La Diamond League de Mónaco no defrauda

EL pasado día 20 de julio se celebró una año más el Meeting de la Diamond League de Mónaco. El mundo del atletismo está acostumbrado a que dicha cita esté marcada en rojo en el calendario porque reúne a gran parte de la élite mundial en el estadio Luis II de Mónaco. Un año más la cita de Mónaco no defraudó a nadie de los presentes en el estadio con récord del mundo incluido.

La primera gran noticia de la tarde era que Shaunae Miller-Uibo ganaba la prueba de la vuelta a la pista con un registro de 48.97. Después de 9 años sin ver correr a una mujer por debajo de 49 segundos en los 400m, se convertía así en la décima mujer en conseguirlo. Destacar también el tiempo de la segunda clasificada Salwa Eid Naser que consiguió el récord de Asia ( 49.55 registro que poseía ella misma) parando el cronómetro en 49.08.

Shaunae Miller-Uibo en el campeonato del mundo de Londres 2017./ Wikipedia.

La tarde acababa de empezar y llegaba el momento del 800m masculino, donde disponíamos de presencia española. Saul Ordoñez demostró su excepcional estado de forma rompiendo el récord de España por nueve centésimas, récord que llevaba en vigor 6 años. El atleta español paró el tiempo en 1:43.65 quedando tercero en la prueba, siendo el vencedor el botsuano Nijel Amos con un registro de 1:42.14 acercándose mucho a su mejor prestación.

Por otro lado por parte del 800m femenino una descomunal Caster Semenya venció la prueba con una gran marca de 1:54.60, corrió en solitario desde el primer metro hasta el último.

Llegamos así al momento cumbre de la tarde, ya que se sabía que la prueba de los 3000m obstáculos iba ser una de las pruebas estrellas y así fue. La keniata Beatrice Chepkoech destrozó el récord del mundo de los 3.000 obstáculos ganando la prueba. Plusmarca que arrebataba a Ruth Jebet dejando así el récord mundial en  8:44.32.

En la prueba masculina Soufiane El Bakkali ganó la prueba uniendose así al selecto club de atletas capaces de bajar de los 8 minutos, con una marca de 7:58.15.

Beatrice Chepkoech, en carrera. /EFE.

La prueba de Salto de altura trajo buenas noticias . El joven atleta ruso Danil Lysenko se unió a la fiesta del atletismo superando el listón a la primera en 2.40m. Es el décimo tercero en la historia  en el club de los 2.40m.

El estadounidense Christian Taylor, doble campeón olímpico, decantó de su lado el duelo en triple con el portugues (de origen cubano) Pedro Pablo Pichardo. Un vuelo de 17,86m en el segundo salto dio la victoria al norteamericano. Por parte del portugués vimos un salto de 17.67m que no fue suficiente para ganar la prueba.

El keniano Timothy Cheruiyot,  subcampeón mundial el año pasado en Londres,voló en los 1.500m hasta 3:28.41 registrando la mejor marca mundial del año. Su compatriota Elijah Manangoi fue segundo con 3:29.64, y el noruego Filip Ingebrigtsen tercero y su hermano pequeño el jovencísimo Jakob Ingebrigtsen fue cuarto. Además arrebató por cuatro segundos al español Reyes Estévez el récord de Europa júnior con 3:31.18 (atleta de solo 17 años nacido en el año 2000).

El español Orlando Ortega se tuvo que conformar con un segundo puesto en la prueba de 110m vallas con una marca de 13.18, quedando así por detrás del ruso Sergey Shubenkov  que actualmente parece no tener rival. Su marca fue de 13.07.

Por último, mencionar que en la prueba de 200m masculina Noah Lyles dio un nuevo recital parando el cronometro en 19.65, en segundo lugar quedó el turco y actual campeón del mundo Ramil Guliyev con 19.99 que consiguió así volver a bajar de la barrera de los 20 segundos.

Fuente de las imágenes: Wikipedia y EFE.

Fuente de la imagen destacada: Pagina web del periódico Sport.

Síganme en @elatletanegrito y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en www.facebook.com/sextoanillo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *