AFC Norte Análisis Football Americano NFL Noticias Opinión

LeVeon Bell y su divorcio de los Pittsburgh Steelers

La novela entre LeVeon Bell y los Pittsburgh Steelers parece que esta llegando a un impase, pues ambas partes consideran tener razón y la realidad es que todo parece indicar esta será la última campaña del RB en Pittsburgh.

Personalmente considero que la infame cantidad de dinero que se maneja actualmente en los deportes, esta llevando a que estos se vean afectados puesto que los jugadores evidentemente quieren más dinero, así como los representantes y por otro lado como en cualquier trabajo, el empleador que son los equipos, busca pagar lo menos posible.

 

En la NFL particularmente, se vuelve bastante complejo lo anterior puesto que son rosters de 53 jugadores y el tope salarial está diseñado para no armar súper equipos y brindar la paridad que tanto nos gusta, pero esto afecta a las franquicias y a los jugadores.

 

El caso de LeVeon Bell es un problema que se ha venido gestando y si algo aprendimos del particular caso de Kirk Cousins es que actualmente los equipos pueden perder la fuerza de negociación fácilmente en especial con talentos como el de Bell.

 

El mercado de los RB

 

Hace unos años, la posición era la mejor pagada ofensivamente solo detrás del QB, pero eso cambió con la “Happy pass league” y los RB fueron perdiendo valor, de hecho, el puesto de FB está casi descontinuado.

En la actualidad, los RB que más ganan tienen contratos de poco más de 8 millones anuales en promedio y Bell desea ganar mucho más.

Si algo han demostrado los RB es que son esenciales en cualquier planteamiento y sistema ofensivo, en especial LeVeon Bell, es un caso de análisis.

LeVeon Bell con los Steelers

 

El RB LeVeon Bell llegó a Pittsburgh en 2013 seleccionado en la 2ª ronda del draft de ese año con el pick 48 global.

Luego de su año de novato ha sido seleccionado al Pro Bowl en 3 años entre 2014 y 2017, solo la campaña 2015 no lo fue debido a una lesión en la rodilla.

Lo más importante es que Bell ha sido seleccionado al ALL PRO en 2014 y 2017, lo que equivale a 2 ALL PRO en solo 5 años de carrera.

Otro aspecto a destacar es que llegó muy joven a la NFL con solo 21 años.

LeVeon Bell ha corrido para 5336 yardas y recibido para otras 2660, haciendo un total de 7996 yardas totales en 5 temporadas, algo que nadie había hecho desde que la AFL y la NFL se unieron en 1970.

Antonio Brown el WR que es parte esencial de la ofensiva ha tocado el balón en esos 5 años 599 veces, mientras que LeVeon Bell lo ha tocado 1541 ocasiones.

Además, debemos considerar que Bell en 2013 jugo solo 13 partidos, en 2015 solo 6, para en 2016 jugar solo 12 partidos y 15 en 2017, lo que nos da una productividad impresionante.

LeVeon Bell tocó el balón 406 ocasiones en 2017, siendo la mayor cantidad en una temporada en su carrera.

Por supuesto, el RB toca más el balón y por ello su vida útil es menor que otras posiciones, pero queda claro que esta ofensiva pasa en gran medida por Bell, razón de más para cuidarlo y mantenerlo en el roster.

 

El problema del Franchise Tag (FT)

 

No se pretende ahondar en la cuestión de cómo funcionan los Franchise Tag, pero el de LeVeon Bell es exclusivo y no le permite negociar, para más información SBNation nos lo aclara aquí.

Ahora, Bell buscaba un contrato a largo plazo desde 2016 y en el offseason del 2017 las negociaciones no llegaron a buen puerto, de hecho, para evitar que fuera agente libre, los Steelers hicieron lo que las franquicias hacen para comprar tiempo, colocarle el Franchise Tag y alargar las negociaciones. Si bien es una buena estrategia, el problema con esto es que la relación entre franquicias y jugador tienden a tensarse y en lugar de negociar, el jugador puede optar por ser pagado como uno de los mejor pagados en su posición y ser agente libre un año después.

Por un lado, Pittsburgh buscaba cerciorarse que Bell luego de dos castigos por abuso de sustancias no recayera y que a la vez pudieran negociar un contrato más a gusto de los Steelers. Por el otro lado, Bell no se sintió respetado por su producción mostrada y el salario de más de 12 millones por el 2017, siendo agente libre en el offseason se convirtió en el punto de partida.

Si bien el FT ayuda a que los jugadores valoren que la edad juega en su contra, cuando eso no pasa como es el caso con LeVeon Bell, sucede lo contrario y ese es el problema de este sistema, que le da el poder al jugador.

LeVeon Bell buscó un jugoso contrato que Pittsburgh no le dio y sabía que en el offseason alguien más lo haría, pues con solo 25 años, puede darle a cualquier equipo 4 buenas temporadas, pero no solo eso, sino que venía de una campaña de ALL PRO y de tocar 406 ocasiones el balón.

Pittsburgh por su parte cometió el error de darle un 2º FT, pues eso le garantizaba un sueldo en 2018 de 14.5 millones y si bien retenían al jugador de ser agente libre, la negociación sería muy complicada, pues ya Bell había comentado que se retiraría si se le colocaba el FT, claro, más como un arma de negociación que como algo real.

El problema de un segundo FT es que la base de la negociación se vuelve el salario de los 14.5 millones y a partir de ahí se incrementa, pero la posición no paga esos sueldos, sin embargo, aquí todo el poder negociador lo tiene el jugador.

 

El error de los Steelers

 

Ciertamente mantienen a Bell por un año más, pero el objetivo de un FT es evaluar a un jugador por un año para darle una probable extensión, mientras que un 2º FT es para ganar tiempo porque le darás un gran sueldo especialmente luego de una campaña como la que tuvo Bell, pues de acuerdo a Ian Rapoport los Steelers terminaron ofreciendo 70 millones por 5 años con 33 millones los dos primeros años, los cuales fueron rechazados por el RB.

14 millones por año fueron rechazados porque el quería por lo menos 14.5 millones por año, lo anterior nos remite al comentario que hizo LeVeon Bell en Twitter en relación a que los Jets pagarían por él 60 millones por 4 años (15 por año), pues comento el RB que eso no alcanzaba para jugar con ellos.

Pensemos ahora, si los Steelers pagarían esa enorme cantidad de 70 millones y querían conservar a Bell, lo adecuado hubiese sido dejarlo como agente libre y pelearlo con dinero, si alguien llegaba a pagar más, (difícil) pues se pueden ver otras opciones.

¿Alguien gana?

 

Los Pittsburgh Steelers mantienen a LeVeon Bell para el 2018 y seguramente lo utilizarán lo más que puedan, así que si logran ganar el SB habrá valido la pena, sin embargo, es el RB quien parece ganar en este punto.

Si bien una lesión puede terminar con sus aspiraciones de un contrato que ronde los 15 millones anuales (un tercer y último FT le pagaría cerca de 20 millones por un año), en el offseason 2019, Bell tendrá 26 años y podrá conseguir un contrato demencial por 4 temporadas con muchos equipos que saben, también funciona como receptor.

No es muy factible que LeVeon Bell consiga en promedio más de lo que Pittsburgh le ofreció, pero su determinada actitud de no aceptar ese dinero, nos deja en claro que lo que ya no quiere es quedarse con los Steelers aunque diga lo contrario en Twitter.

Aprovéchenlo, porque el próximo año lo veremos en otro lado…

Fotos vía:

NFL.com

Pro-Footballreference.com

Overthecap.com

Steelers.com

Síganme en @fertalks y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sexto Anillo, en www.facebook.com/sextoanillo en nuestro Instagram sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *