ATP Opinión Tenis

Wimbledon y la locura de un set sin tiebreak

Las semifinales masculinas de Wimbledon tuvieron una jornada histórica e inigualable. El espectáculo y las emociones no quedaron a deber, y a unas horas de jugarse la final femenil aún falta un invitado al duelo por el campeonato en la rama varonil.

El enfrentamiento entre Isner y Anderson,  tuvo en la espera de su turno a Nadal y Djokovic por más de seis horas y media. El español y el serbio entraron a la cancha tras terminarse el maratónico duelo en el que Anderson se llevó la victoria. Sin embargo, el duelo 52 entre Nole y Rafa llegó al límite de tiempo de juego en Wimbledon. Y siendo las 23:02 en Londres el partido tuvo que parar con ventaja para el serbio por dos sets a uno. El encuentro será reanudado este sábado previo a la final femenil.

Y aunque como aficionado, quedé satisfecho con lo sucedido, no puedo evitar pensar que lo que para muchos fue emocionante, para quienes lo jugaban pudo haber sido una tortura.

Y es que un 26-24 suena espectacular. Suena a una gran batalla de tenis. Pero, en números fríos, significan prácticamente tres sets más de juego para dos tenistas, que sí bien son profesionales de alto rendimiento, también son seres de carne y hueso.

La regla del no tiebreak, podría sonar atractiva y justa para ver un partido definirse con un quiebre de diferencia. Y aunque a veces sucede de inmediato, y vemos algunos quintos sets siendo definidos por 8-6, 9-7 o incluso 10-8, también hemos visto partidos definidos por marcadores que, por el número de juegos, significan, por lo menos, un set extra para los guerreros en cancha.

Hay quienes piensan que es una manera justa de llegar a un ganador cuando el duelo es muy parejo. Sin embargo, siendo un deporte de uno contra uno, es lógico que alguno de los dos, de manera justa o no, se llevará la victoria. Entonces ¿Para qué buscar la justicia por medio del alargue, cuando esto podría provocarle una desventaja a priori al vencedor en su siguiente encuentro?

Un ejemplo muy claro de lo perjudicial de los alargues, es lo que sucede en otro deporte como es el futbol, y lo menciono aprovechando el crepúsculo de Rusia 2018, en el que vimos a una selección croata jugar tres partidos consecutivos hasta los 120 minutos. Sumando los tres tiempos extras jugados, Croacia llega a la final con 90 minutos más de juego que su rival, Francia, que por si fuera poco, llega con un día más de descanso.

Durante la transmisión del partido entre Isner y Anderson,  el ex-tenista Javier Frana mostraba su inconformidad ante el alargue del encuentro, y vía Twitter expresó lo siguiente: “No tener tie break en un 5to set perjudica a todos. El que gane de los involucrados tiene un día para recuperarse después del terrible esfuerzo. Perjudica a los dos jugadores que esperan y que puede no termine hoy y perjudicará probablemente la calidad de la final.” @javifranatenis

Isner y Anderson jugaron el segundo partido más largo en la historia de Wimbledon.

Sumado a esto, el ex-tenista agrego su comentario sobre otro partido del día de hoy, en el que la regla de no tener tiebreak en el set final, se hizo presente. El juego de Juniors entre Draper y Mejía se alargó por más de cuatro horas con dos sets definidos en tie break y el tercero con un 19-17 a favor de Draper, tras cuatro horas con 24 minutos de juego: “Y que en una semifinal de Juniors estén jugando ya por más de 4 horas es otra situación a corregir urgente a mi entender”.

Y, en acuerdo con Javier Frana, se debería buscar las maneras de corregirse este tipo de criterios para que  jugadores como Anderson no se vean afectados como ahora está sucediendo. El sudafricano jugará la final luego de vencer en dos duelos que se alargaron 11 games (13-11 ante Federer en cuartos) y 37 games (26-24 ante Isner en la antesala de la final).

Sí. Nosotros como aficionados siempre estaremos alegres de ver más tiempo de tenis. Pero no hay que negar que en alargues como en el de Anderson-Isner, y no se diga el Isner-Mahut, el duelo se vuelve monótono, baja su calidad, y la emoción se basa en la expectativa de un quiebre que podría tardar mucho en llegar.

Foto: EFE, Getty

Síganme en @cesarzarate_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *