Análisis Psicología Deportiva

Importancia de la prevención psicológica de las lesiones

La prevención de las lesiones es una de las máximas prioridades dentro del deporte de alto rendimiento.

 

¿Pero qué es exactamente una lesión?

Una lesión deportiva se considera a cualquier daño que se haga al organismo practicando una actividad deportiva.

El hecho de estar lesionado conlleva una serie de aspectos que hacen que se perciban como negativas ya que:

  • Suponen dolor
  • Conllevan la interrupción o limitación de la actividad
  • En ocasiones, implican cambio en el entorno deportivo
  • La rehabilitación requiere tiempo, dedicación y esfuerzo
  • Suelen ir acompañadas de experiencias psicológicas que afectan al funcionamiento y bienestar de la persona lesionada y de los que le rodean…

¿Cómo afecta una lesión a la vida deportiva y cotidiana?

Una lesión cambia rutinas tanto deportivas como extradeportivas. En muchas ocasiones, el lesionado pasa de ser una persona independiente a necesitar ayuda en determinadas acciones cotidianas: ducharse, hacer la comida, conducir…

Este hecho hace que, a nivel psicológico, la persona lesionada se sienta frustrada y vulnerable. Además, esta situación influirá en el estado de ánimo (p.ej. irritabilidad), en la motivación… Del mismo modo, también puede tener influencia en la toma de decisiones y en la implicación del deportista ya que la persona percibe que no tiene recursos para superar la lesión.

En cuanto a su carrera deportiva, se percibe un estancamiento y una pérdida de estatus; cuesta volver al mismo nivel deportivo lo que provoca indefensión y tristeza. Igualmente existe miedo por la vuelta a la competición, miedo a lesionarse de nuevo, miedo a la pérdida de trabajo…

Aquí, el cuerpo técnico y todo el personal que rodea al deportista deben ayudar en todo el proceso dándole, entre otras cosas, un nuevo rol dentro del equipo. Esta sintonía entre compañeros, staff y lesionado hace que la evolución de la lesión sea más positiva, ya que a nivel psicológico, el deportista percibirá que tiene un lugar, mejorará su motivación en la recuperación, la toma de decisiones será más reflexiva y consensuada…

Por todo lo que conlleva esta situación se advierte la importancia en la prevención de lesiones.

¿Cómo se puede trabajar la prevención de las lesiones?

Durante el entrenamiento, los deportistas preparan su cuerpo para la competición, desarrollando una serie de características que hacen que funcionen de forma óptima hacia la consecución de los objetivos propuestos.

De la misma forma, existen variables psicológicas que influyen tanto en la prevención como en la recuperación de los deportistas lesionados y, sin embargo, no se entrenan ni se trabajan a conciencia.

Aspectos psicológicos que afectan en la prevención y recuperación de lesiones

Se ha observado que variables psicológicas como la motivación, el estrés psicosocial, la atención, la agresividad, la impulsividad, la toma de decisiones, la autoconfianza, la autoestima, la persistencia, la tolerancia a la frustración y a la adversidad, el estado de ánimo o la comunicación interpersonal pueden aumentar o disminuir la vulnerabilidad de los deportistas a lesionarse y/o, una vez lesionados, contribuir positivamente o negativamente a los procesos de recuperación de la lesión y de prevención de futuras recaídas.

De todas estas variables probablemente la variable psicológica más relevante en este contexto es el estrés psicosocial.

El estrés es una respuesta compleja que puede estar presente en cada uno de los momentos relacionados con las lesiones. Por ejemplo: antes de producirse la lesión, en el periodo de hospitalización o en el periodo de rehabilitación más activa entre otras.

Como dice Buceta, la relación entre la respuesta de estrés y las lesiones deportivas puede establecerse a diferentes niveles:

  • Por un lado, la presencia de estrés puede aumentar la vulnerabilidad de los deportistas a las lesiones, dificultar su recuperación, perjudicar su reaparición en la actividad deportiva e incrementar el riesgo de recaídas
  • Por otro, las lesiones constituyen eventos estresantes que pueden afectar al estado emocional, la salud y el funcionamiento general de los deportistas, haciendo su vida más estresante, limitada y desagradable, y contribuyendo a una rehabilitación deficitaria
  • A veces, las lesiones provocan deterioros crónicos o incapacitaciones permanentes que deben considerarse situaciones altamente estresantes
  • En ocasiones, las lesiones deportivas, aunque potencialmente estresantes, pueden aliviar otras fuentes de estrés mayores (e.j. el estrés que produce el exceso de responsabilidad en la competición), convirtiéndose en valiosos mecanismos de escape o evitación
  • Por último, cierto grado de estrés puede resultar positivo tanto en la prevención como en la rehabilitación de lesiones, pues puede provocar que los deportistas se adhieran correctamente a medidas preventivas o rehabilitadoras

Por ello, todo el personal que rodea al deportista puede sumar en el ámbito de la prevención de lesiones y no solo esto sino que, se puede ayudar a que la rehabilitación sea no solo la óptima sino que haga crecer como deportista.

Esta es una de las razones por las que el entrenamiento psicológico como parte del entrenamiento global del deportista es de vital importancia.

Elena Ferrer Aranda

Psicóloga Especializada en Psicología de la Actividad Física y del Deporte

Instagram: @calzatunumero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *