Análisis Balonmano Balonmano Femenino EHF Champions League Internacional fem

Budapest: una Final4 con muchos alicientes

Fin de temporada por todo lo alto el que se vivirá los próximos 12 y 13 de mayo en el Papp László Budapest Sportaréna con motivo de la Final4 de esta nueva edición de la Champions League femenina, a la que llegan el actual campeón, el Györi Audi ETO, el subcampeón HC Vardar, el campeón de hace dos temporadas, CSM Bucuresti, y un novato en estas lides, el Rostov Don ruso.

Como decimos, una gran Final4 con, quizás, los mejores equipos del actual panorama europeo y que va a pasar a los anales de la historia de esta competición, ya que llega repleta de novedades a modo de despedidas, ausencias, muchas de ellas ya anunciadas, y que le van a dar un color especial al resultado final.

Vamos a intentar analizar a cada uno de los contendientes, con el ánimo de ampliar la información para nuestros lectores.

Györi Audi ETO

Las magiares son las actuales campeonas de la Champions League tras derrotar el pasado año, y en el mismo escenario, al HC Vardar macedonio por un ajustado resultado de 31-30 tras una prórroga muy emocionante. En esta edición, las de Ambros Martín parten igualmente como favoritas, más que nada por el factor pista, pero no lo van a tener fácil ante las rumanas del CSM Bucuresti. La ausencia en el cuadro magiar de una de las mejores jugadoras del mundo, la noruega Nora Mork, y de la húngara Zsuzsanna Tomori resta potencial al cuadro “local”. A pesar de este hándicap, la plantilla es lo suficientemente importante como para no tener que echarlas en falta. Una portería de mucha calidad, con Kari Aalvik Grimsbo, la primera línea con jugadoras extraordinarias como Eduarda Amorim, Nycke Groot o Stine Oftedal, y una segunda en la que destaca la gran Anita Görbicz, que a sus 34 años sigue impartiendo auténticas master class en cada encuentro, sin olvidarnos de la pivote Yvette Broch o la extremo zurda Bernadett Bodi. Un banquillo compensado y la dirección de uno de los mejores entrenadores de la actualidad como es el lanzaroteño Ambros Martín, que tras esta Final4 dirá adiós a Györ para trasladar su residencia y trabajo a Rusia, donde le espera el Rostov Don. El español puede conseguir en esta edición su cuarto entorchado europeo, algo a alcance únicamente de los elegidos.

Györi Audi ETO – Fotografía: EHF

HC Vardar

El título que podríamos dar en este apartado es el de “Cerrado por derribo”. Las macedonias llegan a esta semifinal a sabiendas de que su equipo se deshace, gracias a la decisión tomada, ya hace unos meses, por su presidente, el ruso Sergey Samsonenko, que decidió bajar la persiana, y no invertir más dinero en las plantillas de Vardar, tanto la femenina como la masculina. Tal es así, que se ha producido un éxodo total en ambos equipos, y esta Final4 será la última de jugadoras emblemáticas como su gran estrella Andrea Lekic, Dragana Cvijic y Jovanka Radicevic que pasarán a engrosar las filas del CSM Bucuresti. No obstante, el potencial del equipo de Irina Dibirova y Roberto García Parrondo es lo suficientemente importante como para derribar a quien se le ponga por delante. Las de Skopje querrán salir por la puerta grande y en esta su cuarta Final4 consecutiva intentarán levantar el trofeo de campeonas. Además de las citadas estrellas del cuadro macedonio, no podemos olvidar a la lateral Andrea Penezic que, precisamente, cambia de club para enrolarse en el húngaro Siofok, o a la portera Amandine Leynaud, una de las mejores que pasará a las filas del Györi Audi ETO, o a la también francesa Alexandra Lacrabere que volverá a su país para jugar con el Fleury Loiret. Con todo esto Vardar intentará deshacerse en primera instancia de las rusas de Rostov para acceder a la gran final.

HC Vardar – Fotografía: EHF

CSM Bucuresti

El campeón de hace dos temporadas tendrá la dura papeleta de enfrentarse a Györi en el primer partido que se celebre en el Papp László Budapest Sportaréna. Las rumanas han ido de más a menos en esta competición, con resultados francamente extraños, sobre todo en el último tramo de la Main Round. Esta marejadilla trajo consigo la destitución de su entrenadora Helle Thomsen que fue sustituida por el “apagafuegos” Per Johansson y con buenos resultados. El cuadro rumano también va a sufrir pérdida de jugadoras al final de temporada, destacando la de una de sus referentes en las últimas campañas como ha sido la sueca Isabelle Gulldén. La central viajará a Francia para formar parte de la plantilla de Brest Bretagne. Todo parece indicar que otras jugadoras del equipo de Bucarest abandonarán la disciplina, tales como Nathalie Hagman, Marit Frafjord o Amanda Kurtovic, todas ellas parte importante de la columna vertebral del equipo de Johansson. En cuanto a las posibilidades de CSM Bucuresti en esta Final4 concluiremos que se trata de un bloque en el que destaca sobre todo el poder anotador de una de las mejores jugadoras del mundo que no es otra que Cristina Neagu, una jugadora capaz de someter a cualquier defensa y con un disparo demoledor. Una histriónica portera como es Paula Ungureanu, capaz de lo mejor y de lo contrario, un ala izquierda donde la montenegrina Majda Mehmedovic pasea su calidad, y añadir en la línea de los seis metros, además de Frafjord, a Oana Manea, aunque en esta temporada no ha gozado de los minutos que se le presupone debería tener. Como el resto de los contendientes, las rumanas tienen chance suficiente como para estar en la finalísima.

CSM Bucuresti – Fotografía: EHF

Rostov Don

Las rusas aterrizan en esta Final4 repletas de ilusión, tras un período convulso, en el que, tras la inversión realizada por su presidente, los frutos no fueron los deseados. Pero en esta edición las de Frederic Bougeant, que vuelve a su país, dejando su puesto a Ambros Martín, han sabido explotar sus virtudes y se presentan como un equipo que ha ido de menos a más, realizando un balonmano de calidad y apostando por llegar a lo más alto. En el equipo ruso también van a producirse bajas, como la de Sandy Barbosa que la próxima campaña militará en el Nantes francés. Le sustituirá la holandesa Lois Abbingh, proveniente del Issy Paris Handball, una lateral izquierdo con talento y disparo. En lo que respecta al equipo presente en Budapest, hay que destacar a una de sus grandes figuras que no es otra que la zurda Anna Vyakhireva, estandarte igualmente de la selección, con una calidad impresionante y que es el alma mater del equipo. Jugadoras como Iuliia Managarova en el extremo derecho, Katarina Bulatovic, aunque no ha dado el resultado esperado, Ana Paula Rodrigues, la citada Sandy Barbosa, la gala Siraba Dembelé y como no, la veterana pivote Kseniya Makeeva, así como el dúo de porteras encabezado por Anna Sedoykina que acompaña a la brasileña Mayssa Pessoa. Las rusas son un equipo complicado y que pondrá en dificultades a sus oponentes con el fin de llegar a su primera e histórica final.

Rostov Don – Fotografía: EHF

Así, pues, las espadas en todo lo alto ante una fase final que se presenta llena de emociones, contrastes pero, sobre todo, de una calidad infinita en la que veremos, sin lugar a dudas, a las mejores jugadoras del panorama mundial.

Síganme en @jokinelizari, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo

Toda la información sobre el balonmano en @Balonmano_SA y en Instagram: Balonmano_SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *