Análisis Football Americano NFL

NFL Draft 2018 – Quarterbacks ¿Una clase para soñar?

Este draft de 2018 presenta una clase de QB como hace años no llegaba a la NFL. Estamos ante un Draft en el que pueden ser elegidos 5 o, quizás, 6 QB´s en primera ronda y eso, obviamente, genera una enorme expectación. Hoy daremos unas pinceladas a los mejores prospects que harán su aparición durante la noche del Draft.

Josh Rosen (21)-UCLA Bruins

Apodado “The Chosen Rosen”; poco más que añadir. Es un QB que ha estado bajo los focos desde la salida del High School. Técnicamente es el mejor de la promoción. Tiene una gran lectura, en pases cortos e intermedios, para que sus receptores no deban esperar el balón. Tiene brazo para llegar en profundo sin problemas. Se mueve muy bien en el Pocket. Por el contrario, para su posición es algo delgado y como consecuencia indirecta ha sufrido lesiones en el hombro de lanzamiento. Además, si tiene que salirse del sistema, porque se cae la protección, tiende a arriesgar en exceso.

Suma en su etapa universitaria 9341 yardas (60,9% completados), 59TD y 26 INT. Cuando le ha entrado el blitz tiene un 63% de pases completados.

Él mismo ha sentenciado: “Soy el mejor QB en el Draft”.

 Sam Darnold (20)- USC

Físicamente es todo lo que se le pide a un QB: 1,93cm, 104 Kg. Esa altura es la que le permite leer muy bien las defensas y lanzar muy bien en movimiento. No está tan pulido técnicamente como Rosen y eso se nota en cuanto a su precisión de pase. Necesita minimizar errores ya que, los ha cometido con bastante asiduidad.

Ha conseguido 7229yardas (64,9% completados), 57 TD y 22 INT. Este último año concede una INT por cada dos TD(26TD,13INT).

Si consigue minimizar las pérdidas de balón, depurar su técnica y encajar bien en un sistema, tiene cualidades para ser QB franquicia.

Baker Mayfield (23)-Oklahoma

Heisman Trophy en 2017. Es un QB muy constante y con buenas mecánicas en corta y media distancia, sin embargo, sufre en profundidad por falta de fuerza. Su capacidad de improvisar es infinita, es un escapista, con una buena línea es muy difícil que encaje algún sack. Su altura puede ser un problema para algún GM a la hora de apostar por el (1,83 cm), su cabeza le ha causado alguna mala pasada, aunque como virtud, tiene menos desvíos en la línea de scrimmage que Rosen (13cms más alto).

Tiene el mejor porcentaje de pases completados (68, 6%).Ha pasado para 14320 yardas con 129 TD y 29 INT.

Si consigue tener una OL consistente, se calma a la hora de jugar y no improvisa cuando no es necesario, puede llegar a ser un gran QB.

Josh Allen (21)-Wyoming

El QB de Wyoming tiene el brazo más potente de la promoción, se le ha visto ir muy profundo sin apenas esfuerzo. Es un QB difícil de derribar gracias a sus 109Kg.Puede penalizarle haber jugado en una universidad menor, y no contra grandes defensas. No tiene la precisión que otros QB de la promoción. Se le ha visto en muchos partidos muy estático en el pocket, quizás confiando en que cuando su receptor se abra, su brazo le dará para llegar sin problemas.

En su carrera en College posee 5066 yardas de pase (56,2% completados) 44 TD y 21 INT.

Allen tiene características para llegar a ser un QB franquicia sin ninguna duda, pero necesita tiempo para aclimatarse a la NFL. Es posible que la franquicia que le elija lo guarde durante un tiempo, con el objetivo de pulir ese diamante en potencia. ¿Brillará?

Lamar Jackson (21)- Louisville

Heisman Trophy en 2016. Es un QB explosivo y muy rápido cuando sale a campo abierto pese a que posee un brazo muy potente. A pesar de esa potencia, le falta precisión en sus envíos. Puede cambiar el rumbo de los partidos por su facilidad para correr y confundir a las defensas. Su estilo de juego puede jugarle una mala pasada si no consigue aguantar los golpes. Su capacidad atlética le permite salir a correr, pero siempre tiene en cuenta antes el pase.

9043 yardas son las conseguidas en College (57% de completados)69TD y 27 INT. Sin embargo, el factor diferencial con los demás son las 4132 yardas que tiene por tierra.

Se negó a correr las 40 yardas en la Combine y en el Pro Day de su Universidad, aludiendo que él es QB, ya que se había rumoreado que algunas franquicias le veían más en otra posición.

Recuerda muchísimo a Michael Vick. Si consigue aguantar los golpes y mejorar su porcentaje en los pases puede ser un QB temible.

Lamar Jackson en una acción con los Louisville Cardinals durante un encuentro. Fuente: insidethepylon.com

Mason Rudolph (22)-Oklahoma State

Tiene un físico prototípico para la NFL. Se mueve muy bien en el pocket y posee un brazo potente. Se ha visto beneficiado por la calidad de sus receptores, aunque es paciente a la hora de esperar a que jueguen sus rutas para entonces lanzar. Tiene una gran progresión de promedio TD/INT mejorando en cada año. Puede ser un gran “robo en el Draft”

Rudolph ha pasado para 13267 yardas (63,1%) de completados con 90 TD y 26 INT.

El QB de Oklahoma State no tiene el nombre de los anteriores y sería muy difícil que saliera en primera ronda (aunque no imposible), tiene brazo, es un buen atleta y ha mejorado sus lecturas para mover defensas. Puede ser un gran QB, pero no para jugar en estos momentos.

Y hasta aquí los mejores prostects en cuanto a QB se refiere para el Draft. En este análisis solo se ha tenido en cuenta lo que cada QB puede ofrecer en el campo. Sin embargo, os recomiendo un manual de drafteo publicado y elaborado por Willy Bistuer (@wbistuer en Twitter) donde podréis observar y comprobar todos los aspectos que se tienen en cuenta para seleccionar un QB.

Y hasta aquí el repaso a los QB, síganme en @zelmeck y siga toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo , en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram:sextoanillo.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *