Ciclismo Clasicas Crónica

¿Puede alguien con Peter Sagan?

Esta edición de la Paris- Roubaix contaba con un cartel de lujo, encabezado por el tricampeón del mundo, Peter Sagan (Bora), seguidos de grandes nombres como Gilbert y  Niki Terpstra (Quick-Step Floors), Van Avermaet (BMC) o Degenkolb (Trek Segafredo), entre otros.

Hoy, 8 de abril de 2018 se ha celebrado la 116ª edición del “Infierno del Norte”, una de las grandes clásicas del calendario.

Esta edición contaba con un cartel de lujo, encabezado por el tricampeón del mundo, Peter Sagan (Bora), seguidos de grandes nombres como Gilbert y  Niki Terpstra (Quick-Step Floors), Van Avermaet (BMC) o Degenkolb (Trek Segafredo), entre otros.

La carrera contaba con 29 sectores de pavés, a través de sus 257 kilómetros, todo un reto para los ciclistas que tomaban la salida.

Al comienzo, se han realizado casi una decena de intentos de fuga, pero cuando aún restaban 215 kilómetros para meta, se ha consolidado una fuga no muy numerosa, con 6 corredores, en la que el equipo Movistar, metía a uno de sus corredores, el joven talentoso Marc Soler , acompañado de Bystrom (UAE Team Emirates), Duquennoy y Robeet (WB Aqua Protect Veranclassic), Wallays (Lotto Soudal) y por Dillier (AG2R La Mondiale),este último sería uno de los grandes protagonistas a lo largo de la jornada. A esta fuga de 6 corredores, se unirían otros 3 a falta de 200 kilómetros, Thomson (Dimension Data), Soupe (Cofidis Solutions Crédits) y Smukulis (Delko Marseille Provence KTM). Llegarían a tener una ventaja de hasta 8 minutos.

Marc Soler en uno de los tramos adoquinados, durante la fuga del día

Fuente: @COPEdaleando

Por detrás, el pelotón era comandado por el Quick-Step Floors, que veía en Niki Terpstra a su bala ganadora. Cuando habían transcurrido prácticamente los primeros 100 kilómetros, se ha producido una caída, coincidiendo con el primer paso adoquinado, en la que un grupo numeroso que no había entrado en buena posición en ese tramo, entre ellos el ganador de la edición del 2017, el belga Greg Van Avermaet (BMC), han quedado cortados aunque posteriormente han logrado unirse al pelotón de nuevo.

La mala noticia de la jornada, la ha dado el jovencísimo corredor belga, Michael Goolaerts (Vérnadas Willems-Crelan), que ha sufrido un paro cardiaco que le ha ocasionado una aparatosa caída y que ha tenido que ser reanimado con desfibrilador y que cuando se encontraba hospitalizado en estado grave, ha fallecido finalmente eso de las 23:30. Desde aquí, damos el pésame a todos sus seres queridos y a todo el pelotón profesional.

Los médicos de la carrera atendiendo al joven belga Michael Goolaerts (Vérnadas Willens-Crelan), tras sufrir un paro cardiaco y posteriormente caer al suelo fulminado, que sería trasladado al hospital hasta que ha fallecido por desgracia al acabar el día. Descansa en Paz.

Fuente: @COPEdaleando

La carrera avanzaba y sobre el kilómetro 200, en la fuga únicamente quedaban 3 ciclistas (Dillier, Bystrom y Wallays), saltaba del pelotón Greg Avermaet, sin mucho éxito, ya que poco después, Peter Sagan también realizaba un ataque, neutralizaba al belga y se marchaba en solitario y aquí, empezaba una auténtica exhibición. Llegaba al trio cabecero e imponía su ritmo, haciendo sufrir a los ciclistas de la fuga y aumentando la ventaja con el pelotón de los favoritos. A Bystrom le ha sido imposible seguir el ritmo impuesto por el eslovaco, al que solo han podido seguir Dillier y Wallays, este último se acabaría quedando a falta de tan solo 26 km.

Aquí comenzaba la última parte de la carrera, en la que por delante, Sagan y Dillier iban relevándose manteniendo su ventaja con el grupo perseguidor, encabezado por Tersptra, pero el ritmo de los 2 de cabeza hacía muy difícil que estos les alcanzasen.

A falta de tan solo 10 km, ya no había dudas de que la victoria estaba delante, ya que la ventaja que tenían ambos era de unos 45 segundos y según lo visto, esa ventaja iba a ser prácticamente imposible de recuperar. Por detrás, seguía intentándolo Tersptra pero no conseguía despegar a sus perseguidores.

El último kilómetro iba a decidir en el Velódromo de Roubaix, en el que entraban Sagan y Dillier vigilándose, sabiendo el suizo que era inferior al eslovaco y que iba a tener muy difícil el batirle al sprint. A falta de 250 metros, Sagan lanzó su ataque y no debería de exprimirse mucho para vencer a Dillier, por lo que conseguiría su primera París-Roubaix, seguido del suizo, Dillier, que ha sido sin duda, la gran revelación de esta edición. 1 minuto más tarde, entraría en solitario al velódromo Tersptra, que completaría el pódium con una tercera posición, muy meritoria después de la gran lucha durante todo el día de su equipo, el Quick-Step Floors.

Foto destacada : Peter Sagan celebrando la victoria por delante del suizo Dillier

Fuente: El Mundo.

Síganme en @Crjimenez25 y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram :sextoanillo y en twitter :@sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *