Análisis El corazón del deporte Opinión

Protocolos de prevención de lesiones en baloncesto formativo

La preparación física y el entrenamiento deportivo en general ha centrado su interés en la mejora del rendimiento y la consecución de victorias a través de la mejora del jugador, sin embargo, en los últimos años surge el interés por la prevención, por mantener a los jugadores sanos, al margen de la mejora de rendimiento, con el fin de poder disponer de ellos en todo momento de la temporada y preservar su salud a lo largo de su trayectoria deportiva y al finalizar la misma.

En sus inicios la prevención de lesiones se focalizaba en categorías senior, considerando que el alto rendimiento es el único lesivo y dejando a un lado la prevención en etapas de crecimiento. Actualmente, la prevención de lesiones en etapas formativas es tanto o más importante que la llevada a cabo en atletas senior, consiguiendo que los jugadores crezcan de una forma saludable y se desarrollen de forma correcta.

En base a ello, los protocolos de prevención de lesiones deben formar parte del día a día como entrenadores o preparadores físicos, garantizando la seguridad de los jugadores a la vez que consiguen mejorar su rendimiento.

En el caso del baloncesto, debe atenderse a muchos factores a la hora de diseñar los programas preventivos, pero en casos en los que el tiempo en reducido, sin duda optar por un programa orientado al “landing” o la caída tras salto es la mejor opción.

La caída tras salto, siendo según los estudios de Cumps et al. (2007) y Borowski et al (2008), es el momento de mayor riesgo lesional dentro de la práctica deportiva, ocasionando más del 55% de las lesiones ocurridas en miembros inferiores. Dentro del baloncesto, la evidencia científica indica una prevalencia de las lesiones de tobillo y rodilla por encima de cualquier otra, ocasionándose en la mayoría de los casos en éste tipo de acciones.

Por ello, los programas preventivos orientados al baloncesto deberán contar con ejercicios específicos que reduzcan los principales elementos que condicionan un mal aterrizaje, pudiendo reducir de forma significativa las lesiones acontecidas en éstas acciones consiguiendo incidir en ellos.

Según Aerts et al. (2013) los elementos que deben observarse y corregirse para reducir el riesgo de lesión en caída tras salto son el ROM articular y las desviaciones de rodilla a posiciones de varo y valgo. Profundizando en ambos elementos, en el artículo se destaca que una recepción del salto excesivamente erguida provoca una absorción de fuerzas por parte de las articulaciones de miembros inferiores excesiva, y que debe conseguir disiparse mediante el aumento del rango de amortiguado por parte de las articulaciones de cadera, rodilla y tobillo, flexionando hasta conseguir una profundidad óptima que reduzca la tensión ejercida por la caída. Del mismo modo, la correcta alineación de la rodilla durante la caída es crucial, ya que una desviación tanto medial como lateral incrementa los riesgos de lesión de los diferentes ligamentos de la articulación de forma significativa.

En base a ello se proponen a continuación unas pautas para la prevención de lesiones en categorías formativas que sean capaces de incidir en los riesgos citados anteriormente, unidos a una estabilidad y control postural general que garanticen un patrón correcto en los momentos de caída.

Sanz y del Campo (2017) plantean un programa preventivo capaz de incidir en caídas tras diferentes modalidades de salto, tanto bipodales como unipodales, y en diferentes trayectorias de salto. Dicho programa debe constar de tres partes fundamentales, ejercicios de fortalecimiento de estructuras estabilizadoras, desde el core a musculatura flexo-extensora de rodilla, capaz de evitar las desviaciones de rodilla pese a aumentar el rango articular; ejercicios pliométricos, lo más transferibles posibles a las situaciones reales del juego, con contactos aéreos, caídas inestables y giros y desplazamientos, y la utilización del feedback de forma permanente durante la administración del programa unido al trabajo propioceptivo, ya sea mediante consignas o visualización de las ejecuciones en espejo o en vídeo, con el fin de interiorizar un patrón de caída correcto y que perdure en el tiempo.

La selección de los ejercicios que completen los apartados descritos en el párrafo anterior es muy amplia, y correrá a cargo de las preferencias y posibilidades del entrenador/preparador, siendo inviable cerrar un programa fijo e invariable que tenga una validez absoluta en todas las categorías formativas y en ambos sexos. Sin embargo, deben seguirse las pautas básicas descritas para conseguir un programa completo y evitar la mejora de ROM articular sin una capacidad de estabilización acorde a ésta.

Con la correcta administración de estos tres puntos se conseguirá reducir de forma significativa el riesgo de lesión en caída, incidiendo de forma directa en el índice lesional general del equipo. Siendo programas de entrenamiento de tan corta duración y de bajo coste para los entrenadores y preparadores físicos, deben ser fundamentales en cada temporada, obteniendo sin duda un gran beneficio con un esfuerzo reducido.

REFERENCIAS

Borowski, L. A., Yard, E. E., Fields, S. K., & Comstock, R. D. (2008). The epidemiology of US high school basketball injuries, 2005-2007. American Journal of Sports Medicine, 36(12), 2328–2335.

Cumps, E., Verhagen, E., & Meeusen, R. (2007). Prospective Epidemiological Study of Basketball Injuries During One Competitive Season: Ankle Sprains and Overuse Knee Injuries. Journal of Sports Science & Medicine6(2), 204–211.

Sanz-Matesanz, M. & del Campo J. (2017, enero). Programa de prevención de lesiones aplicado a la caída tras salto en jugadores de baloncesto en edad de formación. Presentado en el 3º Congreso Internacional de Readaptación y Prevención de Lesiones en la Actividad Física y el Deporte. 1º Congreso de Salud y Ejercicio Físico, Valencia, España.

Foto Destacada: G-SE

 Síganme en @ManuSM6 y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo y también en instagram: sextoanillo y en twitter:@sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *