Crónica Padel

Marta y Ale están de vuelta, campeonas en Alicante

Llegaban a la final  femenina las 2 parejas mas importantes de los 2 últimos años.En un lado de la pista,las gemelas Sánchez Ayaleto, actuales número 1, que dominaron gran parte de la temporada pasada, y al otro lado, Marta Marrero que rayó a gran nivel el curso anterior, acompañada de Ale Salazar que ha vuelto este año después de una importante lesión que le tuvo fuera de las pistas casi todo el  2017.

Había ganas de ver este enfrentamiento, convertido en uno de los clásicos del pádel femenino.

Comenzaron frías el partido las gemelas, lo que les costó el primer break en el primer juego con muchos errores no forzados de Mapi.

Con Marta y Ale muy metidas en el partido desde inicio, a las número 1 les costó seguir luchando en el set, manteniendo su saque con dificultades, contra una Marta muy inspirada y  una Ale Salazar intermitente.

Tanto les estaba costando mantener su saque a las gemelas que finalmente y con un 3-5 en contra, perdieron su segundo saque del partido y con ello el primer set (6-3).

Marrero-Salazar aprovecharon el primer set point del que dispusieron, no sin polémica, ya que el punto lo tuvo que decidir el juez árbitro.En una jugada donde Ale Salazar casi toca la red, las gemelas devolvieron la bola, siguiendo el punto, pero el juez árbitro interpretó que las hermanas Sánchez Alayeto habían parado el partido, dando extrañamente el punto, juego y set a la pareja formada por Marta y Alejandra.

 

El segundo set fue una sucesión de breaks y contrabreaks, las gemelas sin estar a su nivel lucharon para seguir sumando, y suplieron su irregularidad con su tremenda  garra y así lograron sobrevivir hasta forzar el tiebreak. En el muerte súbita Marta Marrero con un clase magistral de pádel se encargó de acabar con las esperanzas de las gemelas atómicas, ganando así Marta y Ale el segundo set y con él, el partido y el torneo.

Marrero-Salazar se llevaron la final, gracias en gran parte a Marta Marrero, que se mostró “intratable” según palabras de su propia compañera. La canaria estuvo soberbia, defendiendo con su revés a dos manos, y decidiendo siempre bien que golpe tenía que ejecutar. En el 2017 perdió muchas finales contra las gemelas y la primera oportunidad que ha tenido en el 2018 no la ha dejado escapar.

Ale Salazar ha vuelto, no está todavía a su nivel, pero su magia aparece de vez en cuando, poco a poco seguro que volverá a ser la que era.

Síganme en @ralvearn y toda la información y actualidad deportiva en sextoanillo.com y en nuestras redes sociales :facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram:sextoanillo y en twitter :@sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *