AFC AFC Norte Análisis Football Americano NFL

Cleveland Browns – Crónica de una muerte anunciada

Pocas veces se ven temporadas como esta en la NFL. Lo visto en 2017 fue histórico. Solo un equipo más (en 2008) terminó la temporada como acabaron los protagonistas del análisis de hoy. A pesar de esto, no es para estar contentos. No es un hito a celebrar. Hoy, los protagonistas de este análisis son los Cleveland Browns.

El estado de Ohio no ha sido famoso por sus grandes resultados deportivos. Hasta hace un par de años, con la victoria de Cavaliers, Cleveland no tenía nada que celebrar. Más aún, no es una ciudad famosa por sus grandes fiestas.

Pero lo vivido la pasada campaña es vergonzoso. Sobre todo sabiendo la dedicación de esa afición que, por desgracia, ha cogido la costumbre de ir a los partidos de su equipo de football americano con bolsas de papel en la cabeza para esconder su vergüenza.

Los Cleveland Browns acabaron la temporada con 0 victorias. Solo los Detroit Lions comparten este “honor”. De la misma manera, estos dos equipos acabaron 4-0 la pretemporada esos años. Se demuestra una vez más que esos “partidos” vistos en agosto no tienen nada que ver con la temporada real.

Un equipo que acaba 0-16 no es digno de esa afición. Una de las más entregadas de la liga. Y es que hay poco que analizar. Desde los despachos se quiso revolucionar la esencia de los Browns trayendo del béisbol una filosofía distinta: el moneyball. A la vista queda que fue un fracaso. Pero pasemos a analizar el equipo.

La fábrica de la tristeza. Fuente: Waiting For Next Year

Ataque

14,6 puntos por partido. El que menos en la liga. Junto a este dato, los Cleveland Browns se colocan en vigesimocuarta posición en cuanto a yardas por partido se refiere, con 308,9. 201,8 por aire y 107,1 por tierra (22º y 18º respectivamente).

DeShone Kizer fue el QB titular en este equipo. El jugador de segunda ronda de Notre Dame finalizó la temporada con 11 TD y 192,9 yardas por partido. Junto a eso, se suman 5 fumbles perdidos y nada más y nada menos que 22 intercepciones. Varias veces se quedaron a pulgadas de algún que otro TouchDown que les habría dado la victoria. Kizer ofrecia movilidad a un joven equipo, pero con tantas pérdidas se asemeja complicado finalizar los drives con anotación. Finalmente, Cleveland Browns dejó ir al rookie en su primer año.

Más de un partido demostraron que podrían ganar, pero los errores se pagan. Unos errores que, por ejemplo, hicieron que no pudieran ganar a unos Green Bay Packers huerfanos de sus estrellas. Era la oportunidad perfecta para evitar este desastre. Un desastre que se puede compensar con un buen draft. Por algo escogen con el número 1…

Defensa

En cuanto a la defensa, no hace falta destacar que no fue una buena temporada. Recibieron 25,6 puntos por partido, permitiendo más de 320 yardas a sus rivales. A pesar de eso, se colocaron en el top 10 en yardas de carrera, con solo 97,9 por partido.

Si a los números le sumamos los desaciertos en las elecciones de draft, el resultado es obvio. Ni Coleman, Peppers o Garret, todos primeras rondas, lograron explotar el talento que se prevé en las rondas altas de un draft como es el de la NFL.

Con Sashi Brown se va el moneyball de Cleveland. Fuente: The Undefeated

No son números que alegren a la hinchada, pero todo eso puede cambiar. Del staff técnico de Cleveland Brows sólo sobrevive Hue Jackson, bajo el asombro de todo el mundo de la NFL. El despido de Sashi Brown supuso el fin de esta gestión de un equipo que parece destinado a perder desde que el original se fue a Baltimore. Pocas veces se ve como un HC con una sola victoria en dos temporadas sigue para una tercera. Se acabó la filosofía del moneyball con los despidos en los despachos y se afronta el draft con una cara diferente después de una Agencia Libre en la que se han hecho con hombres como Hyde, Landry o T. Taylor.

Falta ver como se cierra la plantilla después del draft, pero una cosa es segura: este equipo no será víctima de otro 0-16 como en 2017. El ánimo ha cambiado en estas últimas semanas en Ohio. A pesar de eso, no hay la confianza suficiente en que Hue Jackson cambie la dinamica que ha llevado estos últimos años. En el también recae la mala gestión de QB que ha tenido el equipo estos años.

Pero hasta septiembre solo serán suposiciones. La cuenta atrás es larga, pero aquí estaremos el equipo de Sexto Anillo para mantenerles informado de todo lo que ocurra en la off-season de cara a 2018.

Sígueme en @MarcAloB y sigue toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en nuestra cuenta especializada en NFL y la LNFA: @sextoanillonfl, en Facebook: www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo. También puedes leer otros articulos de un servidor aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *