Balonmano Balonmano Femenino Crónicas EHF Champions League Internacional fem

Györi Audi ETO reduce a CSM Bucuresti

Györi Audi ETO pasó por encima de CSM Bucuresti, en un encuentro eléctrico, mientras que FC Midtjylland no era capaz de doblegar a Krim Mercator, aunque lo tuvo en los últimos compases del encuentro. Por su parte, Rostov-Don, tras una irregular primera mitad, arrasaba a Nykøbing en la segunda de la mano de Anna Vyakhireva.

FC Midtjylland 24 24 RK Krim Mercator

Las danesas lo tuvieron en el último suspiro, pero el lanzamiento de 7 metros de Helene Fauske lo detuvo la portera eslovena Misa Marincek, echando por tierra las esperanzas de FC Midtjylland de superar a Krim en la tabla clasificatoria.

Bien es cierto que las de Uros Bregar llevaron siempre la iniciativa en el marcador a lo largo de todo el encuentro, donde Elisabeth Omoregie (7) además de dirigir el ataque esloveno, era capaz de anotar con cierta facilidad ante la poca efectividad de la portera danesa Sabine Englert, que fue sustituida por Jessica Ryde. En el bando local, tampoco tenía su día Veronica Kristiansen, y esa circunstancia suele pesar y mucho en las huestes de Kristian Kristensen. La noruega no encontraba la portería contraria y tan solo la efectividad de Fauske (5) desde los 7 metros, y las acciones de la extremo izquierdo Mie Augustesen (7) permitían a las danesas mantenerse en la lucha. Pero eran las eslovenas quienes ya en el minuto 15 dominaban en el electrónico con un claro 4-9 que hacía sonar las alarmas en el banquillo local, y obligaba FCM a intentar recortar cuanto antes para poder tener opciones. Era la noruega Fauske quien desde los 7 metros acercaba los dígitos en el marcador para colocar el 9-11 a falta de 6 minutos para el descanso. Dos goles de Louise Burgaard (3) y Augustesen dejaban un apretado 12-13 al finalizar los primeros 30 minutos.

El inicio del segundo acto fue similar al primero. De nuevo Krim tomaba ventajas con 14-17 y aquí era cuando Veronica Kristiansen (4) entraba en el partido y daba otro aire al ataque local, hasta el punto de conseguir un parcial de 7-2 que ponía a FTC por delante en el marcador con 21-19 a falta de 10 minutos para la conclusión. Krim Mercator no cejó en su empeño y volvió a acercarse consiguiendo empatar a 24 goles por medio de Ines Amon (2). Pero todavía el equipo danés pudo llevarse los puntos si Helene Fauske no hubiera fallado un lanzamiento de 7 metros a falta de 12 segundos y que Marincek detuvo. Al final, empate a 24 goles que deja todo en el aire y más tras la derrota de NFH-Nykøbing Falster Håndboldklub en Rusia a manos del Rostov-Don.

Tjasa Stanko (RK Krim Mercator) – Fotografía: EHFCL

 

Rostov-Don 32 22 NFH-Nykøbing Falster Håndboldklub

Las danesas llegaban a Rostov con la intención de amargar la tarde a las de Frederic Bougeant, ya que en la primera mitad fueron capaces de poner en muchos aprietos a las locales, llevando la iniciativa en el marcador de la mano de Kristina Kristiansen (3) y de su homóloga, la lateral derecho Celine Kristiansen (7) que desesperaba a la cancerbera local Anna Sedoykina. NFH conseguía liderar el marcador en los primeros 15 minutos (7-9), pero las rusas no se rendían y por medio de Anna Vyakhireva (8), Iuliia Managarova (5), a la contra, Ana Paula Rodrigues (3) y Sandy Barbosa (4), además de la notable aportación de la brasileña Mayssa Pessoa bajo los palos, daban la vuelta al electrónico para colocarse con 13-11 a falta de poco más de 5 minutos para el descanso. Celine Kristiansen, con dos goles consecutivos, y uno más de Laerke Pedersen (1) dejaban para la segunda mitad la resolución del match.

La segunda parte fue otra historia totalmente diferente, ya que Rostov-Don mucho más metido y con mejor juego, desarboló a las danesas que veían impotentes la avalancha rusa a pesar de los esfuerzos de Johanna Westberg (4) y Celine Kristiansen. Rostov recuperaba balones en defensa y conseguía un contundente parcial de 12-2 que suponía, entre otras cosas, que NFH no marcara gol en 13 minutos. La actuación inconmensurable de Anna Vyakhireva fue fundamental

Igualmente, las paradas de Pessoa tuvieron mucho que ver en el “apagón” danés que veía cómo una y otra vez la brasileña abortaba sus acciones ofensivas. Buena aportación también de las extremos rusas Siraba Dembelé (4) y Viktoryia Borshchenko (3, 2 goles a portería vacía) que junto a la zurda Katarina Bulatovic (4) arrasaron a las visitantes en una segunda parte absolutamente pletórica, en la que se vio a un Rostov-Don capaz de todo y que pone en aprietos  a CSM Bucuresti tras la derrota de éste en Hungría.

Anna Vyakhireva (Rostov-Don) – Fotografía: EHFCL

 

Györi Audi ETO KC 28 24 CSM Bucuresti

Partido en la cumbre el que se dirimía en Györ, entre dos de los favoritos para alzarse con el título en esta edición de la Champions League. El Audi de Györ había perdido potencia (Nora Mørk) además de no funcionarle bien el ABS (Duda Amorim). Había que ascender un duro puerto (CSM Bucuresti) y el vehículo no contaba, al menos de inicio, con la fiabilidad necesaria. Pero una vez en el garaje, el mecánico (Ambros Martín) encontró la solución, y con un trabajo encomiable, conseguía solucionar los problemas y rectificaba el motor de la mejor manera posible. En los momentos más álgidos de la subida al puerto, funcionaban a la perfección las marchas cortas (Stine Oftedal y Nycke Groot), así como, en otros precisos, las marchas largas (Zsuzsanna Tomori y Ane Mette Hansen), pero era la conductora del Audi (Anita Görbicz) quien manejaba a la perfección la máquina para llegar a coronar con éxito la cumbre deseada.

Sorprendía de inicio Helle Thomsen al dejar en el banquillo a Isabelle Gulldén (6) en favor de Gnonsiane Niomblá (2), mientras que Ambros Martín salía a la abarrotada pista magiar con lo puesto, ante las ausencias antes mencionadas, o lo que es lo mismo, con una primera línea demasiado justa de efectivos, donde Stine Oftedal (4), Nycke Groot (3), y Zsuzsanna Tomori (2), únicamente tenían el respaldo de la danesa Ane Mette Hansen (1). Györi saltaba a la cancha pleno de fuerza y garra, y con una defensa agresiva y Kari Aalvik Grimsbø pletórica en portería, daban los primeros golpes a las rumanas. Cristina Neagu (6) era sujetada por Yvette Broch (2) en la mayoría de sus acciones, Gulldén —que a los 8 minutos ya había relevado a Niomblá—, tampoco era la de otros días, y las acometidas de Amanda Kurtovic (3) eran aplacadas por Stine Oftedal. No se encontraba cómodo CSM Bucuresti ante la velocidad del juego local que, en todo momento, llevaba la iniciativa en el electrónico. Ante semejante panorama, Thomsen propuso un 7×6 que, a pesar de darle los réditos necesarios, no supo solventar un problema añadido como lo era el saque rápido de Grimsbø para que, en saque de centro, Groot anotara 3 goles consecutivos ante la desesperación de Paula Ungureanu que no podía llegar a su portería para atajar los disparos desde los 20 metros de la holandesa. No obstante, las de Bucarest no perdían el norte y mantenían sus esperanzas de alcanzar algo positivo con el 13-11 que campeaba en el electrónico al final de los primeros 30 minutos.

Pero la avalancha llegaba en la segunda mitad con un Györi magnífico, que a los 7 minutos asestaba un parcial de 6-2 a las de Thomsen ante la algarabía de la parroquia magiar. Era la gran Anita Görbicz (10) quien desarbolaba la retaguardia visitante con goles de todas las facturas posibles, tanto desde el extremo izquierdo, como a la contra o desde la línea de los 7 metros donde fue letal. Para entonces, Jelena Grubisic ya había sustituido en la portería a una irregular Ungureanu, pero de poco le sirvió a Bucuresti. El equipo rumano se veía impotente ante la defensa húngara donde Yvette Broch, Ane Mette Hansen y Kari Grimsbø se convertían un muro infranqueable.

Neagu se topaba una y otra vez con la cancerbera noruega, mientras que Gulldén y Kurtovic tampoco lo tenían fácil. La sueca goleaba desde los 7 metros, hasta que Eva Kiss le detenía su último lanzamiento, y Neagu era eficaz únicamente cuando ya estaba todo el pescado vendido. Mientras tanto, la valquiria Stine Oftedal asistía, goleaba y daba electricidad al ataque magiar, con una poco goleadora Groot, pero que distribuía bien el esférico desde esa incómoda posición de lateral derecho para una jugadora diestra. A la fiesta se sumaba Bernadette Bodi (3) desde el extremo derecho, al igual que en la primera mitad lo había hecho Szidonia Puhalak (2) desde el izquierdo, en los pocos minutos que Görbicz estuvo descansando. CSM Bucuresti lo intentó acercándose en el marcador con en el 25-22 que marcaba Sabine Jacobsen (1) desde la línea continua a falta de poco más de 7 minutos, pero 2 goles seguidos de Görbicz y un último de Broch daban la victoria a las locales, mientras que Neagu, con otros dos goles, maquillaba algo un resultado a todas luces merecido y que da el liderato del grupo a las de Ambros Martín a la espera de las dos últimas jornadas en las que viajará a Dinamarca para enfrentarse a Nykøbing, y recibir en la última a las eslovenas del Krim Mercator.

Destacar la reaparición, en las filas locales, de la pivote alemana Anja Althaus, tras varios meses en el dique seco.

En resumen, excelente partido de Györi que, a pesar de las importantes bajas, fue capaz de doblegar al actual campeón que no dejó buenas sensaciones en su visita, aunque más bien debido a la gran respuesta defensiva de las magiares y a la actuación estelar de Anita Görbicz y de Kari Aaklvik Grimsbø.

Kari Aalvik Grimsbø (Györi Audi ETO KC – Fotografía: EHFCL

Imagen destacada: EHFC

Análisis y crónicas del Grupo 2 aquí

Síganme en @jokinelizari, y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com.sextoanillo, o en nuestro Instagram: sextoanillo

Toda la información sobre balonmano en @Balonmano_SA y en Instagram: Balonmano_SA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *