Análisis Crónicas Gimnasia Artística Más Deporte

Un puñado de caras nuevas comienzan la temporada en Melbourne

Fuente: gymnasticsworldcup.com.au

Este fin de semana ha dado comienzo la temporada internacional con la Melbourne World Cup, primera parada del circuito de la Copa del mundo por aparatos. Esta competición ha destacado por la multitud de caras poco conocidas en el panorama mundial que han tenido la oportunidad de hacerse un hueco en Australia.

Las finales comenzaron el sábado en el Hisense Arena de Melbourne con el suelo masculino. El oro se decidió por desempate entre Kazuyuki Takeda, de Japón, y Shigao Ge, de China. Una mayor nota de ejecución decantó la balanza en favor del nipón. Ambos ejercicios tuvieron en común las imperfecciones en las recepciones de las piruetas. Takeda destacó con un doble mortal en carpa adelante como diagonal de entrada, mientras que Ge sorprendió con un doble agrupado con pirueta en su segunda diagonal.

La medalla de bronce se la llevó el lituano Rovert Tvogoral, una de las pocas caras conocidas del elenco. A pesar de contar con la nota de dificultad más baja de los ocho finalistas, la compensó con la ejecución más alta de todas. Y es que, aunque en composición su ejercicio no se diferenciaba mucho del del japonés, la gran postura corporal, las planchas perfectamente extendidas y la exactitud de las recepciones marcaron la diferencia.

El kazajo Nariman Kurbanov fue el vencedor en caballo con arcos. En su ejercicio sobresalieron las tijeras con medio giro del comienzo. En la salida casi se cae, pero pudo arreglarlo sin mayor dificultad. En segundo lugar, Chih Kai Lee, de China Taipei, y su atípico ejercicio compuesto íntegramente por molinos americanos de gran belleza. El gimnasta local Christopher Remkes tuvo en esta final el mismo problema que en la de suelo: un exceso de potencia mal canalizada desmejoró la ejecución de su rutina, pero esta vez las caídas de sus rivales lo auparon a la tercera plaza.

En anillas China fue la dominadora. Yue Ma hizo alarde de poderío en los Kip y clavó el doble agrupado con doble pirueta de salida. Su compatriota Guanhua Wu mostró pequeños temblores durante todo el ejercicio, pero frenó muy bien los elementos de vuelo con los que enlazaba los de fuerza. El podio lo completó el japonés Takeda, que sumó su segunda medalla con un ejercicio de menor dificultad, pero una buena ejecución, pese a los leves balanceos en los apoyos invertidos.

La segunda jornada la abrió la final de salto. Con una notable ejecución, una vez más la desmesurada potencia no permitió a Remkes clavar sus saltos. No obstante su Dragulescu y su Tsukahara doble en carpa le dieron el oro al australiano. Chih Kai Lee fue otro que obtuvo su segunda medalla, gracias a un Kasamatsu extendido con doble pirueta y media y a una paloma adelante extendida con doble pirueta y media. Keisuke Asato se estrenó en el cajón con Tsukahara con doble pirueta que se salió de eje y aterrizó apoyando manos y rodillas y una paloma adelante con doble pirueta y media bastante mejor ejecutada que su primer salto.

 

Entrega de medallas de salto (fuente: @gymworldcup)

 

Las paralelas fueron el último destello de dominio chino. Xiaoming Wu y Di Tan presentaron sendos ejercicios de altísima dificultad 6.3 y 6.4 respectivamente y preciosa ejecución. Sin duda, de lo mejor del campeonato. Xiaoming, con un mortal adelante y un gran desplazamiento de gran belleza, solo mostró un desequilibrio en el apoyo invertido casi imperceptible. Di Tan presentó un ejercicio prácticamente igual al de su compañero.

Lejos de los chinos quedó el bronce, que acabó colgado del cuello del aussie Michael Mercieca. Su ejercicio no era tan complejo como el de sus rivales, ni la postura de sus manos tan precisa; no en vano, logró clavar el doble en carpa de salida.

En barra, Australia tomó el mando con la plata y el bronce de Mitchell Morgans y Michael Mercieca. En Morgans sobresalió una serie de sueltas formada por un Cassina, un Kovacs exendido que recepcionó doblando los codos, un Kovacs agrupado y un Kolman. Una rutina muy arriesgada del gimnasta local. Por delante de ellos, Hidetaka Miyachi se estrenó en el medallero de la mejor manera posible. El japonés comenzó en presa mixta, continuó con una serie de variaciones del Kovacs al igual que Morgans y concluyó con una doble pirueta clavada de salida. La velocidad en sus vuelos dio la falsa sensación de que su rutina no fue lo suficientemente larga, pero contó con la dificultad y los requisitos exigidos.

En cuanto a las finales femeninas, la veterana Tjasa Kysselef, de Eslovenia, dio un salto hacia el oro con una paloma adelante agrupada con pirueta y un Yurchenko con pirueta y media. Este mismo salto lo realizó Emily Whitehead con resultado completamente diferente, pues lo aterrizó fuera de la línea continua. Su otro salto, un mejor Tsukahara con pirueta, la llevó a la segunda posición. La gimnasta de la India, Budda Reddy Aruna, consiguió un bronce histórico gracias a dos buenas ejecuciones: una paloma carpada adelante con media pirueta y un Tsukahara con pirueta, ambos clavados.

La final de asimétricas destacó por las bajas notas de ejecución. Du Siyu continuó el recital chino que comenzó con las finales masculinas. Sus 6.2 de dificultad incluyen piruetas con una mano, rareza que no suele verse muy a menudo. Su compatriota Chen Yile comenzó con una caída en el Shaposhnikova. Tras la caída, comenzó de nuevo su ejercicio, que acabó siendo lo suficientemente limpio como para ganar la plata. Con más de un punto de diferencia, el bronce se quedó en casa, gracias a la actuación de Georgia-Rose Brown, que sentó el doble agrupado adelante de salida.

Chen Yile maravilló al Hisense Arena con su rutina de barra. Comenzando por la entrada, un original flic-flac a la posición de vela, siguiendo por varias conexiones de saltos donde predominaban los anillos, acabando con una triple pirueta de salida. La china no dejó opciones a sus contendientes, que finalizaron a dos puntos de diferencia. Isabel Barbosa, de Brasil, poco dubitativa, no llegaba a abrir del todo las zancadas, pero su conexión zancada con medio giro hacia mortal agrupado fue digna de mención. Cerró el medallero Du Siyu, con su segundo metal de la jornada, a pesar de la caída en la serie acrobática.

 

Entrega de medallas de barra (fuente: @gymworldcup)
Entrega de medallas de barra (fuente: @gymworldcup)

Suelo fue el cierre de la competición femenina. Como colofón, el país anfitrión atesoró un oro más, el de Alexandra Eade. A ritmo de samba, Eade ejecutó un doble en plancha, una serie combinada de pirueta y media y doble agrupado atrás, agrupado adelante a doble pirueta y doble en carpa de salida. Isabel Barbosa acabó el torneo con dos platas. Con una música más lenta que la anterior, abrió con un arabian doble, llegó algo baja a la recepción de las piruetas y acabó su delicado ejercicio con un doble agrupado atrás. Tjasa Kysselef puso la nota contemporánea a su coreografía y un altísimo doble agrupado de entrada. Tres estilos completamente diferentes se vieron en Melbourne.

China demostró estar un paso por delante tanto en masculina como en femenina, Australia se defendió bien como anfitriona, Japón salió bien situada y Filipinas e India consiguieron medallas que hacen historia.

Tras la Melbourne World Cup, la próxima cita de la copa del mundo por aparatos será en Baku del 15 al 18 de marzo. La copa del mundo en su formato individual comienza con la American Cup, del 8 al 11 de marzo. Este es el segundo año, por lo que a finales de noviembre conoceremos a los campeones de ambos circuitos.

Al margen de la copa del mundo, la próxima cita internacional será la DTB-Pokal Team Challenge, del 16 al 18 de marzo.

Los resultados completos pueden consultarse en la web oficial de la Melbourne World Cup.

Fotos vía: @gymworldcup

Foto principal: gymnasticsworldcup.com.au

Síganme en @artisticgimnasi y sigan toda la información y actualidad deportiva en @sextoanillo, en www.facebok.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *