AFC NFC NFL

Power Ranking. Pre-draft y agencia libre (Equipos 1 a 8)

Power Ranking NFL

Máximos aspirantes al anillo encabezan el ranking

Sin descartar a ninguno de los equipos anteriores, bueno, a casi ninguno de los equipos anteriores, en la parte alta del ranking tenemos a los máximos favoritos a, al menos, luchar por conseguir el anillo en la temporada 2018, encabezados, como no, por los Philadelphia Eagles, que, por si fuera poco el arsenal del que disponen, recuperaran a su QB estrella, Carson Wentz, una vez se recupere de la lesión que lo apartó de la lucha por el MVP de la temporada pasada cuendo era uno de los máximos favoritos para conseguirlo.

8.- Los Angeles Rams

Los Rams fueron, sin lugar a dudas una de las sensaciones de la temporada pasada y su entrenador, McVay, parte fundamental en el resurgir del equipo y la recuperación para el football del QB Jared Goff, que la temporada anterior había dejado serias dudas sobre su capacidad no sólo para liderar un proyecto, si no tan siquiera para tener puesto en el roster de un equipo NFL. 

Con un Todd Gurley estelar (nombrado jugador ofensivo del año), la notable aportación del novato Cooper Kuppy la defensa, comandada por Wade Phillips desde la banda, rindiendo a buen nivel, los de Los Angeles ganaron la NFC West por encima de los grandes favoritos Seahawks, pero en playoffs fueron barridos por los Falcons en uno de sus peores partidos del año y donde nunca tuvieron opciones reales de ganar.

Aumentar la protección de Goff reforzando la linea ofensiva podría ser la principal tarea de los Rams de cara a la agencia libre y el draft, aunque la defensa, cornerbacks y linebackers, tampoco deben descuidarla.

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

7.- Jacksonville Jaguars

Los Jaguars no estaban en ningún pronóstico de pre-season como uno de los equipos que iban a llegar lejos durante la temporada pasada, pero apoyados en una extraordinaria defensa, comandada por jugadores como Malik Jackson, Calais Campbell o Jalen Ramsey y un plan de juego que minimizaba la posibilidad de cometer errores de su QB, Blake Bortles, se hicieron con el titulo de su división y alcanzaron la final de conferencia, donde llegaron a tener contra las cuerdas a los mismísimos Patriots.

Al final, a los aficionados del equipo les quedó la sensación de que con un QB de garantías, habrían alcanzado la final de la Super Bowl y es muy posible que el front office del equipo tenga la misma sensación, con lo que un movimiento lógico, de cara a la agencia libre (en el draft están muy abajo) sería buscar un jugador contrastado para la posición, máxime con Bortles recién operado y sin saber si estará disponible o no para empezar la temporada.

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

6.- Green Bay Packers

Los Packers empezaron la temporada con buenas sensaciones (4-1), pero la desgraciada lesión de su QB estrella, Aaron Rodgers dio al traste con todas las esperanzas del equipo, al no estar ni su sustituto, Brett Hundley ni el cuerpo técnico, encabezado por Mike McCarthy, a la altura de las circunstancias.

Para Adrián, aficionado de los Packers, y al que podéis leer en twitter en la cuenta @adrian_cobo o escuchar en el podcast Frozen Tundra se avecina una «era de cambio y solemnidad para los Green Bay Packers. Cambio ya que, después de años de protestas, se han producido los despedidos de Ted Thompson y Dom Capers. Además, tenemos que sumar el despido de Edgar Bennett. En su lugar estarán esta temporada Brian Gutekunst, Joe Philbin y Mike Pettine. Como contrapunto Mike McCarthy contará con más poder este año. Cambios estructurales para darle solemnidad a un equipo necesitado de un anillo que remate el ciclo de Aaron Rodgers con los queseros.

Para ello el equipo dirigido por Brian Gutekunst deberá tratar varios frentes. El primero será la renovación y reestructuración de Rodgers. Actualmente graba 20,5 millones en el cap. Sin salir de los salarios también encontramos el segundo tema: los sueldos de Randall Cobb, Jordy Nelson y Clay Matthews. Los tres se encuentran en su último año de contrato y entre ellos se comen el 22% del cap.

Todo esto se enmarca en un único objetivo: ser agresivos en la agencia libre. Es una promesa incumplida cada año que pasa y que los aficionados reclaman desde hace un lustro. Cubrir las necesidades con jugadores de buen nivel se ve fundamental de cara a conseguir el Lombardi. En ataque los Packers necesitan un RG y un TE. Para el primer puesto se quedan libres jugadores como Josh Kline, Luke Joeckel, Josh Sitton o Shawn Lauvao. En el segundo destacan jugadores como Jimmy Graham, Trey Burton o Tyler Eifert. Muy interesantes el primero y el tercero si les respetan las lesiones y se consigue un contrato equilibrado.

Pero el punto clave a mejorar será la defensa. Se hace indispensable mejorar el pass rush y conseguir un CB1 y un ILB para que acompañe a Blake Martínez. Todo esto además sin saber la situación de Morgan Burnett. Jugadores como Tahir Whitehead, Trent Murphy, Ezekiel Ansah o Nigel Bradham pueden suponer un revulsivo importante en el futuro cercano. En los CB aparecen jugadores como Trumaine Johnson, Malcom Butler o E.J. Gaines. Aunque todo se queda en meras palabras sin ese preciado espacio en el cap. Todo para darle a Rodgers el segundo anillo que merece»

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

5.- Minnesota Vikings

Los Vikings tuvieron al alcance de su mano ser el primer equipo en la historia de la NFL en disputar la final de la Super Bowl en su propio estadio, pero acabaron sucumbiendo ante el empuje de los Eagles y cayeron derrotados en la final de conferencia, con el consiguiente bajón anímico.

De cara a la temporada que viene, el principal trabajo de la gerencia para por decidir que hacer en la posición del QB. Los tres jugadores que aún permanecen en el equipo, Keenum, Bridgewater y Bradford terminan contrato y no se sabe aún si buscaran renovar a uno o dos, o les dejarán marchar a todos y buscarán un relevo en la agencia libre.

Los Qbs de Vikings
Bradford, Keenum y Bridgewater. Foto: http://www.sportingnews.com

Si las lesiones respetan al equipo y la gerencia acierta con el QB, los Vikings volverán a ser contenders de cara a la temporada que viene.

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

4.- New Orleans Saints

Los Saints fueron una de las sorpresas agradables de la pasada temporada. Tras unas temporadas de caracter más bien gris, con resultados de 7-9 y sin clasificarse para playoffs, la pasada se cambiaron las tornas y el re-descubierto juego de carrera, encabezado por Ingram y el novato Kamara llevaron al equipo hasta la ronda divisional, donde estuvieron a unos segundos y una no recepción de Vikings de clasificarse para la final de conferencia.

Para Sergi, al que podéis leer en la cuenta @whodatspain en twitter, «La offseason para los Saints empezará entorno a la figura de Drew Brees. Se da por supuesta su renovación pero debe hacerse efectiva. Y una vez se haya hecho efectiva, porque es voluntad de ambas partes, se debe decidir si este va a ser el año en el que entre o no un reemplazo. En el primer caso, sería vía draft. En el segundo, se debe buscar un backup de garantías.

Vamos a ponernos en el más que probable caso que extienda su contrato. Brees arrastra 6M contra el Cap este año (renueve o no). Por lo que ese nuevo contrato entendemos que incluirá esos 6M y se le garantizará en torno a los 25M. Por lo que de los 33M de espacio salarial que tienen los Saints, se llevaría cerca de 19. Dejando la bolsa en cerca de 14M. 
Teniendo el pick 27, veo muy difícil que el sucesor de Brees vaya a caer, a no ser que haya una oportunidad clara en ese pick. En Nueva Orleans no es un secreto que el deseado es Baker Mayfield, pero no va a llegar a esa altura. Por lo que el escenario más plausible es que, salvo sorpresa, o hipotecando demasiado el futuro, no se vaya a por un QB este año.
Entonces, ¿cómo se van a mover los Saints esta pretemporada? La primera gran decisión viene con 3 agentes libres: Okafor, Vaccaro y Senio Kelemete. Y la decisión más importante va a ser sobre este tercero. Es un recambio de garantías pero va a recibir buenas ofertas y status de titular lejos de la Crescent City. Aquí no acabamos de divisar qué va a ocurrir: o te dejas 7-8M en un recambio probado o hay algún ajuste en la línea. Ajuste implica trade. Y con el lado derecho asegurado (Warford y Ramzyck son intocables), el que más números tendría sería Andrus Peat. No somos muy fans de esta idea, pero los Saints van a tener que decidir entre uno y otro.
Eso dejaría el cap en unos 10M disponibles. Por lo que vemos altamente improbable que Kenny Vaccaro se quede en Nueva Orleans. Es un feeling que nos recorre desde el desplante que tuvo con Sean Payton en el partido contra Patriots. Y creemos que es de difícil marcha atrás. Por lo que, si está sano, veo más probable que siga Alex Okafor, después de un buen año interrumpido por una lesión. Por la que la urgencia por un edge en el draft sería menor.
Finalmente otro caso caliente: Fleener. El TE no ha salido bien del todo, y su cap hit es muy elevado. Difícil de encontrarle salida a no ser que alguien nos haga un favor y se lo lleve. Los más probable es que se corte post 1 de junio, liberaría bastante cap para renovar a alguno de nuestros WR (Snead y Coleman son RFA) y firmar algún veterano que aporte y quiera demostrar su valía. El perfil es claro y nos ha ido muy bien recientemente con el mismo Okafor, AJ Klein o Manti Te’o (o Nick Fairley en 2016). Los que más suenan es en el puesto de TE: se coquetea con la vuelta de Jimmy Graham y se quiere pescar en aguas bucaneras con Cameron Brate
Eso implicaría que o Snead o Coleman o ambos van a salir de la franquicia. Por lo que el draft nos dejaría las cartas muy marcadas: un LB con buena capacidad atletica y capaz de subir al blitz, un nickel CB para mejorar la secundaria donde más ha sufrido este año y un WR buen corredor de rutas para el slot. En el caso que no siga Senio un OL versátil. El resto (edge, dl, QB o TE) pueden caer si hay algun buen prospecto que caiga en rondas bajas (no tenemos segunda ronda, bueno mejor dicho nuestra segunda ronda es Alvin Kamara) y seguramente estas posiciones serán más para dar profundidad y sangre nueva a la rotación. 
Eso sí, viniendo del draft del año pasado (5 titulares!), el listón está muy alto. Pero en Nueva Orleans, desde la llegada del Jeff Ireland, reina el sentido común. WhoDat!»

3.- New England Patriots

Los Patriots partían como máximos favoritos para revalidar el título conseguido en la Super Bowl LI tras haberse reforzado muy bien en la agencia libre, buscando resultados inmediatos con jugadores con experiencia a costa de rondas de draft, pero la plaga de lesiones sufrida mermó en gran medida sus posibilidades y llegaron con la reserva puesta a la final de Minnesota.

Para María, aficionada y gran conocedora de los Pats y a la que podéis leer en twitter en la cuenta @almaair y escuchar en el podcast TFL Fantasy Football, «ser el equipo de que pierde la Super Bowl, siendo en teoría el virtual favorito, suele colocar a los equipos en un lugar, vamos a decir, complicado, a la hora de enfrentar la siguiente temporada. Si además eres los New England Patriots, cualquier decisión que tomes será analizada con lupa y microscopio hasta la última coma de cada contrato, o posible contratación. Lo que aquí voy a exponer no es tan preciso ni detallado, ya lo adelanto, si no más bien unas cuantas pinceladas acerca de lo que necesita el equipo para volver a estar en Febrero del año que viene jugando el gran partido.

Y vamos a comenzar por el elefante en la habitación, que sin duda es la Defensa. Y es que sin duda a sido el eslabón más débil de este año pasado sin ninguna duda. Haber perdido por lesión a Dont’a Hightower y al rookie Derek Rivers dejó en evidencia el poco talento real que había. Ha sído una de las peores de la liga, un auténtico coladero y un desastre en general. Hemos sufrido de una casi ausencia de Pass Russ, al menos en mi opinión, y tampoco ha sido mejor en parar la carrera, principalmente por el centro. La gran incógnita que se me plantea es, antes de dar un solo nombre de los que rondan por ahí como posibles fichajes, es el hecho de quién va a sustituir a Matt Patricia. La opción con más sentido parece, a fecha de hoy, la de Brian Flores. Actual entrenador de Linebackers, Flores conoce el esquema de equipo, la unidad y el método de trabajo de Bill Belichick. Estuvo en la lista de posibles candidatos a Head Coach de Arizona y se le suele mentar como la cabeza pensante tras la milagrosa recepción de Malcolm Butler la pasada SB. Todo ello méritos más que suficientes para encargarle la redefinición de la unidad más necesitada de un aire nuevo. Hablando de Butler. No creo confundime cuando digo que es completamente posible que no le veamos por Foxborough la temporada que viene. Pese a que este no ha sido su mejor año, será uno de eso jugadores que los fans extrañaremos, y cuyo hueco, obviamente, habrá que cubrir.

Respecto a la ofensiva tenemos dos puntos claves. Primero y más importante, conseguir un backup QB de garantías. Sí, tenemos a Brady y debería ser suficiente, pero siendo honestos, Tom hará 41 años en agosto y por más que nos fiemos de sus aseveraciones de que está mejor que nunca, y muchos de sus números así lo demuestran, en esta Liga siempre se está aún mal golpe de perder a tu jugador principal. Tras los traspasos de Garoppolo y Brissett recuperamos a un viejo conocido de la posición, Brian Hoyer, que aunque resulte, si no buena, al menos decente solución de emergencia, carece del talento de cualquier de los dos anteriores como ha demostrado su trayectoria fuera de New England, por lo que añadir savia nueva a la posición parece más que lógico.

Tom Brady
Brady, Garoppolo y Brisset en la época en que compartían vestuario en New England. Foto: http://www.bostonherald.com

En cuanto al resto del ataque, recuperar a Julian Edelman tras su lesión será una excelente noticia. Especialmente si contamos con la posibilidad de perder a Danny Amendola en la agencia libre. Dejar marchar a Danny sería uno de esos movimientos incomprensibles a los que los fans de Patriots nos hemos acostumbrado con el tiempo, pero que dependiendo del dinero que pida, parece probable. No me parecería correcta su marcha si tenemos en cuenta que se ha convertido en el colchón de seguridad de Brady este año y, pese a que también recuperaremos a Malcom Mitchell, cuantas más armas tenga Brady, mejor funciona este ataque. Cooks y Hogan deberían dar un paso adelante en tal caso.

En carrera no creo que se necesite demasiados cambios, siendo además un grupo bastante asentado, algo que también ocurre con los Tigh Ends, quiero pensar que la mención de Gronkowski sobre un posible retiro es un arma de negociación más que otra cosa, claro que si me confundo, que podría, el escenario sería completamente diferente y bastante más oscuro además.

Y por último la línea ofensiva es, con mucho, la parte del ataque que más trabajo requiere. Cualquier nueva adquisición será bienvenida y muy especialmente en centro y la izquierda, pero advierto, quizás mi manía personal hacia Nate Solder me ciegue.

En líneas generales creo que tenemos un buen equipo, y que, a poco que de mejoren algunas posiciones tenemos muchas posibilidades de volver a competir por el Lombardi el año que viene»

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

2.- Pittsburgh Steelers

Los Steelers son, por su arsenal ofensivo, uno de los grandes favoritos de cara a la temporada que viene, siempre y cuando resuelvan los problemas defensivos que aquejan al equipo y que se vieron acentuados por la grave lesión de Ryan Shazier, que estaba siendo uno de sus jugadores más destacados en defensa.

Estos problemas se vieron, en toda su extensión, cuando en la ronda divisional de la temporada pasada, los Jaguars, que no se habían distinguido hasta entonces por ser una máquina ofensiva les anotaron 45 puntos en su propio estadio y los dejaron fuera de la lucha por el título.

La principal tarea del front office vuelve a ser, como el año pasado, y tras haber renovado a Antonio Brown y que Big Ben confirmase que seguirá dirigiendo al equipo desde la posición de QB, gestionar la renovación de Le´Veon Bell, que ya ha amenazado con hasta retirarse si no le ofrecen un contrato a largo plazo y vuelven a ponerle el Franchise Tag.

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

1.- Philadelphia Eagles

Cuando su QB estrella, Carson Wentz cayó lesionado durante el partido que enfrentaba a los Eagles contra los Rams en la semana 14 de regular season, los de Philadelphia pasaron de ser uno de los grandes favoritos a la victoria a ser descartados por la gran mayoría de aficionados y analistas.

Pero contra (casi) todo pronóstico, los de Doug Pedenson (magnífica labor durante todo el año y más en la gestión de esa «crisis»), con Nick Foles dirigiendo al equipo, fueron avanzando rondas en los playoffs hasta alcanzar la final y, posteriormente, la victoria en la Super Bowl LII ante los Patriots.

Para Toni Blay, aficionado de los Eagles y al que podéis leer en twitter en la cuenta @toniblay y escuchar en el podcast de Eagles Spain, «los Eagles, campeones de la Super Bowl LII (que bonito suena esto…) afrontan una temporada 2018 atípica por muchas razones.
La más evidente, no somos un equipo acostumbrado a ganar, y presentarse en esta off-season siendo campeones produce sensaciones extrañas. A raíz de este éxito, suceden los primeros cambios importantes en un grupo muy cohesionado, factor clave en la victoria este año. Y es que desgraciadamente, los equipos que lo quieren hacer igual de bien que tú empiezan a fijarse en tu gente, y los coordinadores suelen ser los primeros que viendo opción clara de progresión, optan por firmar con otros equipos con mejores cargos, responsabilidades y sueldos.

En primer lugar, sufrimos la baja de John DeFilippo, entrenador de QBs, uno de los grandes responsables de la evolución de Carson Wentz  y del rendimiento de Nick Foles durante los playoffs. DeFilippo está llamado a ser Head Coach en algún momento de su carrera, es de esos talentos que marcan la diferencia a muchos niveles, no sólo en cuanto a conocimientos técnicos y tácticos, sino también de confianza y motivación. Tendrá un papel muy protagonista en los Vikings, donde Zimmer se encargará de la defensa y le dará libertad en ataque como Coordinador Ofensivo.

Esta parecía la única baja que iba a sufrir el staff de los Eagles, pero desgraciadamente no fue así, e ironías del destino, Josh McDaniels asestó un golpe más certero de los que fue capaz de llevar adelante en la pasada Super Bowl, y su renuncia al puesto de HC de los Indianapolis Colts llegó en el peor momento posible para los Eagles, justo después de la victoria cuando DeFilippo ya estaba prácticamente firmando con los Vikings. La posterior contratación de Frank Reich, nuestro Coordinador Ofensivo y otro de los puntales del staff de Doug Pederson, como HC de los Colts dejaba esa vacante que estaba hecha a la medida de DeFilippo. Pero ya era tarde, la tinta se había secado y tanto Vikings como Patriots consumaban su particular venganza con los Eagles, unos por acción y otros por omisión.

Así que el primer reto al que estos Eagles han tenido que enfrentarse ha sido suplir correctamente esas vacantes en su staff, que si bien mantiene a sus dos máximos exponentes, Doug Pederson y Jim Schwarz, podría haber generado algún que otro problema en un vestuario que había contado con su cohesión como arma principal. No ha sido así, y el front office ha manejado la situación extraordinariamente, dando oportunidades a gente de la casa en primer lugar. De este modo, Mike Groh (entrenador de WR) será en nuevo Coordinador Ofensivo y Duce Staley será Asistente del HC además de mantenerse como entrenador de RBs. Ambos muy apreciados por su labor en el éxito de estos Eagles, ofrecen continuidad a la labor de Pederson, que seguirá al mando del ataque cantando las jugadas, y que deberán suplir el extraordinario trabajo de Reich y DeFilippo en la preparación de gameplan y juego situacional donde los Eagles este año han sido sencillamente extraordinarios.

Más allá de estas modificaciones en el staff, afrontamos la offseason sin absolutamente ninguna urgencia, con 20 de los 22 titulares firmados para el año que viene (tan sólo son agentes libres Nigel Bradham y Patrick Robinson) y todos los pilares del equipo bajo contrato hasta al menos 2020. Cierto es que los Eagles actualmente son el equipo con menor Salary Cap disponible, pero también es cierto que es uno de los equipos con menos necesidades a corto plazo debido a este factor. De los dos agentes libres comentados, es probable que se intente renovar a Bradham y se deje marchar a Robinson, dado que existe mucha profundidad y talento joven en la secundaria. También será una offseason cargada de restructuraciones de contrato para generar el cap necesario para renovar a Brandon Graham, que se ha ganado su ampliación de contrato, así como firmar algún agente libre que acepte venir a cambio de poco dinero y aspiraciones al anillo. Es lo que tiene ser un equipo campeón, entras en el radar de muchos jugadores que valoran más la oportunidad que el salario. Con todo, los Eagles no van a ser un equipo muy activo en la FA, a diferencia de los dos últimos años donde fueron los grandes animadores y en las que Howie Roseman, artífice de la elaboración de este extraordinario roster, fue capaz de demostrar que es probablemente uno de los mejores GM de la liga.

A buen seguro, la comidilla de la offseason será que hacemos con Nick Foles. Creo que la posición de los Eagles va a ser clarísima. Foles tiene contrato y sin estar 100% convencidos de la vuelta de Wentz para la week1 de la temporada, no podríamos tener mejor póliza de seguros que el actual MVP de la Super Bowl, que además parece estar encantado con su rol y quiere establecerse en Philadelphia donde sus vínculos familiares le hacen estar comodísimo, con lo que el equipo va a proclamar que Nick se queda, pase lo que pase, pero esto puede cambiar radicalmente y sólo es necesario que un equipo lance una oferta irrechazable por Foles.

Respecto al Draft, las pocas urgencias y la posición en la que eligen, dan a los Eagles bastante flexibilidad. Es factible ir a por un trade down dado que Roseman no dispondrá de picks en el segundo día (2ª Ronda por Carson Wentz, 3ª por Ronald Darby) y así conseguir algún pick adicional. Depende de que como se desarrolle la FA, dado que en caso de no renovación de Bradham, habría que buscar un sustituto que muy posiblemente fuera seleccionado con el pick 32. Aparte de esta posible necesidad, reforzar la OL (ya sea con profundidad o con algún proyecto para suplir a Jason Peters en el futuro) puede que sea la otra “urgencia” entre las pocas que se pueden detectar en un roster de tremenda calidad y profundidad tal como está confeccionado, por lo que la posibilidad de ir a por el mejor jugador disponible en cada ronda es bastante factible.

Y ya para cerrar, las expectativas de cara a la temporada. Hablar de repetir título sonaría claramente pretencioso. Es algo sólo al alcance de pocos en la historia de la liga. Pero si algo está muy claro es que estos Eagles van a volver a estar en la pomada. Con alguna incógnita como la recuperación de Wentz, como afectará la resaca post Super Bowl, la pérdida de parte del staff, etc. Este equipo ha demostrado tener una capacidad impresionante para sobreponerse a las adversidades y no depender de un solo hombre, así que mientras el bloque se mantenga, y se mantiene para este 2018, los Eagles no van a ser de nuevo underdogs en la NFC y aparecerán muy arriba en los Early Power Rankings. Clasificarse para playoffs es claramente el primer objetivo. Ganar de nuevo la NFC Este, el segundo. Y una vez compitiendo en Enero, todo puede pasar. Estos Eagles nos han demostrado que saben volar muy alto. Fly Eagles Fly«

Salary Cup, Agentes libres y contratos activos para 2018.

 

Power Ranking. Pre-draft y agencia libre (Equipos 25 a 32)

Power Ranking. Pre-draft y agencia libre (Equipos 17 a 24)

Power Ranking. Pre-draft y agencia libre (Equipos 9 a 16)

 

Ramón Rodríguez

@keyser_soce

 

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *