AFC AFC Este Análisis NFL

Miami Dolphins – Nadando en aguas turbias

La temporada pasada terminó para los Miami Dolphins con una derrota en playoffs ante Pittsburgh. En ese momento, el panorama en Miami lucía prometedor de cara a la temporada de 2017, y se pensaba podrían repetir su presencia en la postemporada como 2do lugar del este de la Conferencia Americana.

Sin embargo, la temporada de los Delfines terminó antes de que iniciara. El 11 de agosto de 2017, Ryan Tanehill anunció que se sometería a una cirugía debido a su lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. De esta manera, se perdería la temporada, dejando a los Delfines sin uno de los hombres en quien más recaían las esperanzas de una buena temporada.

El encargado de reemplazar a quien tenía 77 partidos consecutivos como QB de los Dolphins fue Jay Cutler. Cutler, que recién había salido de los Chicago Bears, se desempeñaba como comentarista en televisión cuando aceptó firmar el contrato con los Delfines. Sin embargo, su temporada, al igual que muchas otras con los Osos, pasó sin pena ni gloria.

Miami cerraría el 2017 con un récord de 6-10, con dos partidos perdidos por blanqueada y una sorpresiva victoria frente a los New England Patriots.

Quizá la victoria ante los Pats fue lo más destacado en una temporada totalmente gris de los Dolphins. Y lo mejor que le puede pasar al equipo es el regreso de Ryan Tanehill. 

Delfines rescatables

A pesar de la mala temporada, algunos nombres dentro del roster de Miami logran salvarse. Kenyan Drake levantó la mano tras la salida de Jay Ajayi y consiguió 644 yardas en 133 acarreos y tres carreras de anotación. Por supesto, el jugador más destacado de la temporada de los Dolphins fue Jarvis Landry. El ahora jugador franquicia de Miami consiguió nueve recepciones de anotación en la temporada con 987 yardas en 112 recepciones.

El partido ante Nueva Inglaterra mostró buenas cosas de los Delfines, cuya línea defensiva puso en aprietos a Tom Brady como nadie lo había hecho en la temporada. Siendo además, uno de los pocos juegos rescatables de Jay Cutler.

Delfines ahogados

Sin duda, el peor momento de los Dolphins fue la ya mencionada baja de Ryan Talenhill, así como el ineficiente relevo que fue Jay Cutler para el equipo.

El RB, Jay Ajayi, nunca tuvo buena relación con el Head Coach, Adam Gase, lo que le llevó a ser separado del equipo a mitad de temporada y emigrar a los Philadelphia Eagles donde lograría destacar y levantar el Vince Lombardi.

La línea defensiva de Miami prometía más a inicio de temporada, lució espectacular ante New England, sin embargo terminó por verse mal ante rivales que en el papel parecían inferiores. Esta línea, y el equipo en general, tocaron su punto más bajo en la derrota 40-0 ante los Baltimore Ravens.

De cara a la próxima temporada, Miami espera la recuperación óptima de Ryan Talenhill para que, junto a Kenyan Drake y Jarvis Landry, comande la ofensiva de los Dolphins. Faltaría ver cómo se mejora la línea defensiva y si Adam Gase comienza a tener más control en el vestidor y un sistema más sólido que vuelva a Miami un equipo más competitivo.

Foto: www.phinsnews.com

Síganme en @cesarzarate_ y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *