AFC AFC Este Análisis NFL

Buffalo Bills: Sorpresa historica

Los Buffalo Bills dieron la gran sorpresa al clasificarse para playoffs en un año irregular y con un gran camino por delante para mejorar.

Y es que desde nada mas y nada menos que 1999, el equipo no pisaba territorio de postemporada, lo que le convertía en la franquicia que mas tiempo llevaba de las cuatro grandes ligas norteamericanas (NFL, NHL, MLB y NHL) que no clasificaba.

La verdad es que prácticamente se colaron por la puerta de detrás, dejando fuera a Baltimore Ravens o Los Angeles Chargers, equipos con mucho más potencial, llevando el mismo récord y mucho peor balance.

Analizando su calendario, poco se les puede achacar, perdieron contra equipos mucho mas potentes como Panthers o Chiefs pero se llevaron las victorias que debían de parte de rivales como Buccaners o Colts. Incluso ganando a principio de temporada a unos escuálidos Broncos y unos Falcons que no habían comenzado a despegar. Algo mas de lo que en un principio se les auguraba, ya que se oían voces de que este año lo dejarían por perdido para conseguir buenos puestos en el draft.

Y así llegaron a la recta final con todo por decidir en la AFC y encarando el peor calendario de todos los equipos que se debutaban la Wild Card. Aquí es donde Ravens y Chargers lamentaban haberse dejado victorias cruciales que bien les hubieran venido para no verse en la situación que se vieron.

Los Bills por su parte se encontraban con muchos cruces divisionales en estas últimas semanas, perdían sus pertinentes encuentros con Patriots, pero cumplían lo mínimo y ganaban sus dos cruces con los Dolphins, lo que les dejaba con todas las posibilidades abiertas.

Y las estrellas se alinearon. En un partido muy igualado, un pase de Andy Dalton en los últimos segundos del encuentro dejaba fuera a Baltimore y convertía en realidad el sueño de la Bills Mafia de ver a su equipo en los Playoffs.

Su cruce con Jacksonville Jaguars nos dejo un mal sabor de boca, un partido que no fue digno de unos playoffs de la NFL. Ambos equipos ofrecieron lo peor de cada uno, dejando en evidencia la ineficacia de sus ataques y la necesidad de un quarterback para comandarlos. Al final se llevo el gato al agua el “menos malo” y Jacksonville daría la sorpresa llegando hasta la final de conferencia.

De cara al año que viene, esta clasificación no debería de importar en absoluto, el equipo esta en plena reconstrucción y sobre ella deben seguir trabajando. Han soltado a jugadores de la vieja guardia como Sammy Watkins o Marcell Dareus, liberando espacio salarial y acumulando elecciones de draft. Entre ellas tienen dos primeras rondas, la 21 y 22, para buscar un quarterback, necesidad primordial en el equipo.

Por que Tyrod Taylor debe tener asumido que ha jugado su ultimo año en los Bills, ha estado a regañadientes de un equipo técnico que no lo quería y lo tenia como un mal menor. El único intento de cambiarlo no resultó muy bien ni para el equipo ni para su pobre suplente, un Nathan Peterman que no tuvo el empaque suficiente para coger el toro por los cuernos.

Los Bills necesitan un titular indiscutible, y a partir de ahí, comenzar a construir para intentar hacer de este equipo un contendiente permanente y no dejar a la ciudad de Buffalo con la miel en los labios una vez la han probado.

(Fotos: Buffalobills.com)

David Armero.

Síganme en @david_armero y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *