Análisis Psicología Deportiva Voley Voley Playa

El interior del arbitraje en el Vóley Playa a nivel internacional. Parte III

En este tercer artículo nos cuenta su experiencia el malagueño Miguel Chito, árbitro internacional de vóley playa. Vamos a la arena que está que arde…

Vóley Playa. –

En los torneos Internacionales se deben cuidar muchos detalles y ser más meticuloso en todos ellos. Lo que está en juego en muchas ocasiones es de una extraordinaria repercusión por lo que el trabajo que hay detrás es de una alta exigencia, o al menos así debería de suceder.

Igualmente, se supone que todo jugador, árbitro o promotor de evento internacional conoce su trabajo. Desafortunadamente, esa es la teoría, pero en la práctica, ni todos los jugadores, ni todos los árbitros lo conocen, y por supuesto no todos los promotores de eventos internacionales conocen o, mejor dicho, hacen el suyo. Eso dificulta mucho el funcionamiento, puesto que a veces se está más atento a errores de otros agentes del torneo, y se dejan pasar algunos de los de tu competencia como colegiado.

Al principio un árbitro va muy ilusionado, pero después poco a poco se va dando cuenta de que, en los torneos, como en la carrera deportiva de cada uno, todo depende de mil factores y casi todos ellos no deportivos, lo cual es, como mínimo, una pena.

Debido a las dimensiones de la instalación, a veces tu actuación individual depende de si te pillan o no en determinados errores, o si otros árbitros “lo chivatean o no”, en esto el peloteo y el pago de cerveza ayuda mucho. “Hay auténticas garrapatas”.

Para Miguel, los mejores árbitros que ha conocido han sido personas magníficas. Otros que han sido muy buenos, no han tenido comportamientos adecuados y se lo ha hecho saber. Duda de que eso le haya venido bien en su carrera arbitral.

En el caso de los responsables de la FIVB, del mismo modo, hay gente que te ayuda, educada, y que sabe, y otros que ni contestan a los correos electrónicos. Personalmente cree que depende de quién seas para cómo te tratan, el apoyo que tienes y de quién, etc…

En la playa tienes poco tiempo de descanso, “yo no soy mucho de postureos y no soy de los que me quedo dormido en cada esquina, suelo estar descansado. Si hace frío me resguardo y si hace calor voy a la sombra…. En el descanso, suelo mirar partidos cuando no arbitro. Ver a otros compañeros arbitrar a los que admiro o a los que no conozco para saber qué puedo esperar de ellos cuando compartan pista conmigo; y estudiar a jugadores, como tocan, etc… Eso no quita que tengamos muchas risas y he contribuido mucho a eso. Creo que los compañeros me tienen como mejor persona que árbitro, y eso me gusta”.

Hace unos años decidió renunciar a arbitrar en la Superliga 1 por dignidad con respecto a las penosas condiciones a las que se sometía a los árbitros. Un buen número de compañeros le llamó para felicitarlo, y muchos le decían cómo echaban de menos viajar con él a los partidos.

Al principio se enfadaba porque lo entendía como un menosprecio a su trabajo de árbitro, “pero con el tiempo te das cuenta de que muchas veces recuerdas más las conversaciones o anécdotas que las colaboraciones o las acciones de juego resueltas”; “afortunadamente siempre se me ha conocido como un árbitro políticamente incorrecto y a pesar de todo, he tenido una cierta carrera y trayectoria, aunque nunca he sido un TOP internacional, posiblemente porque no lo he merecido”.

Miguel conserva grandes amigos entre los que fueron sus compañeros de partidos durante muchos años.

El tema de designaciones y obligaciones que deben cumplirse por parte del colectivo arbitral se hace por una plataforma en internet, así como determinadas cosas van por mail e incluso llamadas telefónicas para cancelaciones.

A veces eres mejor árbitro si tienes un aeropuerto barato: recuerda Miguel como le llamaron desde un torneo de la CEV para decirle que salía demasiado caro su vuelo, y por supuesto lo dejaron fuera. Al principio podías ir como invitado o como designado, básicamente en algunos costaba el dinero arbitrar. En un torneo en Oporto cobraba el 10% de lo que cobraba la mayoría de sus compañeros y tenía que pagarse el viaje. Increíble lo que vive por detrás un árbitro, para poder poner su granito de arena en este deporte.

El tema arbitral en el vóley es algo muy dinámico. El reglamento va modificándose (a veces de modo absurdo, en su opinión) con demasiada frecuencia, pero en cambio los estamentos arbitrales se mantienen. El arbitraje apenas interesa a nadie, ni en España, ni a nivel internacional. Se procuran que sean lo más baratos posibles y lo menos protestones en cuanto a las condiciones en general (que no hablo de las económicas que están prefijadas).

Sigue siendo un romántico del vóley, y en concreto del arbitraje. “Creo que si trabajas y te gusta puedes hacer una buena trayectoria arbitral. Animo a la gente a que se exprese cuando sea posible y oportuno, y a que vean a los árbitros como compañeros, no como adversarios. Un buen ejemplo es mi admirado JOSE MARIA PADRÓN, un excelente árbitro de primerísimo nivel, y una mejor persona. Ha llegado sin apoyos políticos, sin aprovecharse de nadie y sin hablar mal de nadie”.

Nos sigue contando que: “A todos los niveles se ha perdido la esencia del arbitraje. El arte de arbitrar que diría nuestro querido Paco Fraile. Da igual si dirige el partido Pepito que Juanito, si hay 4 árbitros de línea o si hay 2, o ninguno. Da igual si hay neutralidad o no… Al final federaciones, equipos y los propios clubes han aceptado que puede arbitrar cualquiera”.

En su opinión, “del mismo modo que no es lo mismo jugar con Pepito que con Juanito, no es lo mismo que pite Pepe o Juan, me niego a pensar eso, porque eso impide el progreso, la motivación y la profesionalidad. ¿Por qué un árbitro canario no puede ser el árbitro más apropiado para pitar en Ibiza? Hemos acabado en que vaya el que sale más barato. Todo vale porque los árbitros no son considerados importantes”.

La solución que nos ofrece Chito, es obvia: “Motivar la competitividad entre los árbitros. Del mismo modo que en un equipo juegan los mejores, deben pitar los mejores, no los que vivan cerca o los que más llamen a tal o más apoyo tengan de cual. Es simple, tener unos criterios objetivos para evaluar al árbitro, hacer una evaluación continua de los mismos y fomentar la formación desde la cúpula”.

Para concluir, “yo no le debo nada al vóley ni el a mí. Creo que debía haber dicho muchas más veces que no, porque no se agradece la disponibilidad arbitral, ni el esfuerzo que muchos de nosotros hemos hecho y hacemos para arbitrar. A los nuevos, les digo que sean serios y responsables, pero que no renuncien a nada de su vida personal por dar una disponibilidad para que algún “jefe” no se enfade, porque no le van a agradecer nunca ese esfuerzo, que va a estar ahí el tiempo que lo necesiten exclusivamente”.

“He estado y estaré orgullosísimo de representar a ESPAÑA. Ir con la expedición de España vestido para la ocasión (prendas uniformadas con la bandera y las iniciales ESP) siempre me ha llenado de orgullo y satisfacción, y no hablo de política, sino honradez conmigo mismo”.

En el próximo artículo, y último, dejaremos la arena, los 8 por 8 metros, el dos contra dos… y nos adentraremos en los pabellones de nuevo. Allí nos encontraremos con el Voleibol, pero en esta ocasión de alto nivel. Aquí están los mejores jugadores del mundo, mujeres y hombres que hacen realidad los sueños de todos los aficionados.

Nos hablará una de las personas que se encarga del perfecto orden en el transcurso de los partidos, y no es otra que la albaceteña Susana Rodríguez.

Deja tus impresiones al respecto y comparte lo que realizas en tu faceta de árbitro, o lo que ves desde tu perspectiva de jugador o entrenador. Tu opinión y tus métodos hacen crecer nuestro deporte.

@DanielLpezBerla Sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en la cuenta dedicada al voleibol @Voley_SA, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: @sextoanillo.

One Response

  1. EXELENTE TRABAJO EN BENEFICIO DE NUESTRO TRABAJO Y POR NUESTRO VOLEIBOL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *