Análisis El corazón del deporte

Nutrición en la lesión del tendón

La nutrición es un aspecto clave en la recuperación de lesiones, tales como la lesión del tendón de Aquiles recientemente sufrida por el jugador Feddal del Real Betis Balompié. Aquí vamos a tratar de dar cierta luz a este tema.

Estructura básica del tendón

El tendón, es una estructura proteica que se compone principalmente de colágeno (60-85%) concretamente de fibras del tipo I (95%).

También lo componen fibras del tipo II, V, XI, XII y XIV además de otros componentes no colágenos, que son los proteoglicanos, como la elastina o las SLRP que son pequeños proteoglicanos ricos en leucina, etc, glicoproteínas o componentes glucoconjugados.

Estas fibras de diferente naturaleza y los componentes no colágenos, forman fasciculaciones mediante entre cruzamientos que finalmente forman el tendón propiamente dicho.

En la reparación del tendón, sobre todo en las primeras fases, se ponen en marcha procesos proliferadores, como los factores de crecimiento, células madre y otros biomateriales como la fibrina o el ácido hialurónico.

Lo que nos venden

La industria de los nutraceúticos o de suplementos, ponen a nuestro alcance una gran cantidad de componentes que en cierto modo son de utilidad pero no es tan necesario para la recuperación como nos puede parecer. Estos son los productos que más se emplean:

Arginina

La arginina es un aminoácido semiesencial que es un potente vasodilatador, lo que puede aportar un extra a la hora de irrigar la zona dañada al favorecer la vascularización.

Minerales

Minerales como el magnesio, que tiene efecto en la síntesis  de estructuras o el zinc, silicio o cobre, que también pueden favorecer esa síntesis o el mantenimiento de estructuras como los tendones.

Vitamina C

Tiene efecto favorecedor a la hora de poner en marcha la síntesis de estructuras tendinosas al activar determinadas enzimas entre cruzadoras de fibras.

Glucosamina o sulfato de glucosamina

Es un componente empleado en la formación de estas estructuras y se obtiene de organismos marinos como crustáceos o cartílago de tiburón.

Teniendo en cuenta su falta de evidencia y sus posibles efectos adversos en diferentes estados fisiológicos (embarazo, alergias, diabetes,…) e interacciones con otros medicamentos (Warfarina)  no habría que recomendar su uso sin establecer unos límites o advertencias.

Lo que tiene evidencia

Lo primero que debemos hacer es buscar un equipo multidisciplinar que coordine diferentes terapias.

Debe integrar un dietista nutricionista que paute una dieta adecuada , que adapte el valor energético ya que la actividad física va a disminuir pero la formación de estructuras proteicas requiere un aporte energético.

Debe ser una dieta basada en alimentos reales, que aporten una gran variedad de nutrientes.

Estos alimentos son interesantes en general pero especialmente en esta situación:

Frutos secos

Aportaran una gran cantidad de proteínas y nutrientes como el magnesio, zinc, cobre, etc, que como hemos dicho tienen utilidad en la síntesis y mantenimiento de estructuras tendinosas.

También es una excelente fuente natural de Arginina.

Frutas

Especialmente las cítricas, ricas en vitamina C (kiwi, naranja…) que se relaciona con la activación de enzimas entrecruzadoras de las fibras de colágeno (lysyl oxidasa, prolyl y lysyl hidroxilas),fundamental en la formación del colágeno.

Alimentos ricos en proteína

Alimentos ricos con gran cantidad de aminoácidos, como son el huevo, la carne y pescado, lácteos, soja, guisantes o legumbres. También suplementos como whey protein pueden ser interesantes en este aspecto y puede valorarse su uso.

Gelatina y vitamina C

Estudios dicen que una vez iniciada la rehabilitación activa es interesante emplear gelatina y vitamina C para estimular la re síntesis de las estructuras tendinosas.

Concretamente 5 g de gelatina con 500 mg de vitamina C 30-60´despues de la actividad.

Conclusión

Por lo tanto y a modo de conclusión, “no nos volvamos locos”.

Hay suplementos que tendrán efectos beneficiosos pero hay que elegirlos con mesura, de la mano de profesionales y siempre debe ser acompañante  de una alimentación basada en alimentos reales que nos aportaran todos  nutrientes necesarios.

Y tener en cuenta una pauta que incluya los 5 g de gelatina y 500 mg de vitamina C que parece tener efecto potencial de la síntesis después de la actividad física rehabilitadora.

Bibliografía

Imagen destacada vía: Diario As

12 Responses

  1. Bien explicado . Y cuanto mejor nutridos menos medicados. Gracias por la informacion

  2. Nos ha gustado mucho, que bien explicas q la alimentacion influye en todo. Como dicem por ahi somos lo que comemos y con profesionales asi tenemos la oportunidad de estar estupendas…jajaja.
    Sigue enseñandonos a comer sano y estar sanos.

  3. Muy bien Raúl! Claro, cortó y se entiende muy bien!!! Cuántas cosas se solucionarian con una alimentación adecuada y sin atiborramos de medicamentos…..Felicidades x tu trabajo!!

  4. Maravilloso. ¿Has escrito algo más? Me ha parecido muy interesante.
    Llegarás lejos
    Gracias

  5. ¡Muy buen artículo! Se nota lo que de verdad te gusta, y por la vocación que tienes a la nutrición. ¡A conseguir miles de objetivos más!

  6. Excelente explicacion sobre como debemos afrontar una lesión, y con ella, su recuperación. Muy detallado y argumentado qué es el tendón, sus componentes y todo lo que hay que tomar para llevar a cabo su rehabilitación.

    Sigue así amigo, se nota que dedicas tiempo a lo que te gusta.

  7. Da gusto leer cosas con sentido y respaldo científico en un sector tan afectado por la publicidad y los que se la dan de profesionales por venderla. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *