AFC Crónica NFC NFL

Super Bowl LII-Los Eagles volaron por encima de la leyenda

Los Philadelphia Eagles se proclamaron campeones de la Super Bowl LII tras vencer en Minnesota 41-33 a unos New England Patriots que no asistieron a su milagro habitual.

Por primera vez en su historia, los Eagles celebran hoy su primera Super Bowl. Tras un partido para recordar, donde se batió el récord absoluto de yardas conseguidas en la historia de la competición,  los de Philadelphia fueron los sorprendentes vencedores.

Muchos los dieron por perdidos tras la lesión de Wentz, pero la realidad no era esa. La realidad es la que fue. Los Eagles demostraron hasta la misma final porque son campeones hoy.

Y es que solo un equipo, un bloque sólido como lo son ellos podía superar a los Patriots. Philadelphia estaba preparado para New England, estaba preparado para su primera Super Bowl.

De hecho dominaron el marcador casi la mayor parte del tiempo, hasta el temido último cuarto, cuando Rob Gronkowski puso por delante 33-32 a los Patriots a falta de nueve minutos.

Pero los Eagles también contaban con ello, contaban con que New England no iba a dar por perdido el partido jamás y no flaquearon. Tenían su guión y lo ejecutaron hasta el final.

El partido comenzó con ambos equipos dubitativos en la red zone. Sendos goles de campo daban prueba de ello y ponían el 3-3 inicial en el marcador. Fue entonces cuando los Eagles comenzaron su vuelo.

Alshon Jeffery atrapaba un pase de Nick Foles para poner el primer touchdown de la Super Bowl en el marcador. Empezaban a marcar territorio y lanzar un mensaje claro a su rival. Si queréis la gloria una vez más, os saldrá más cara que nunca.

No obstante New England se manejaba bien en ataque, movían bien el balón y llegaban con relativa facilidad a la red zone de los Eagles. Una vez ahí comenzaban los problemas.

Por si fuera poco, un mal snap supuso un gol de campo fallado de Gostkowski y los Patriots seguían anclados a sus tres puntos.

Los Eagles proseguían con su guión y un viejo conocido de New England, LeGarrette Blount, recorrió 21 yardas para poner el 15-3 en el luminoso.

LeGarrette Blount, el ex de los Patriots tuvo parte en la victoria de su segunda Super Bowl consecutiva. Foto: philadelphiaeagles.com

Los problemas crecían para los Patriots, Cooks se quedó fuera de la final tras una jugada donde sufrió un brusco placaje y resultó conmocionado. Pero si algo estaba claro era que New England iba a reaccionar.

Lo que sucede es que los Eagles eran los que más claro tenían que eso ocurriría. Los Patriots golpearon dos veces consecutivas con un gol de campo de Gostkowski y un touchdown de White que dejaba un ajustado 15-12.

Tan sólo restaban dos minutos antes del descanso. Pero los Eagles sabían que debían aprovechar cada segundo si querían llevarse la Super Bowl.

Y así fue, Foles amagó y cambió jugada, se fue hacia la zona de anotación y pasó a ser el receptor más libre de la historia de las finales. Foles atrapó el balón y se adentró en la end zone.

Foles también como receptor, el MVP de la final culminó una brillante jugada y perfecta ejecución. Foto: philadelphiaeagles.com

Un brillante diseño de jugada que además había sido fallidamente ejecutado minutos antes por los Patriots. Pero al contrario que Foles, Brady no atrapó el balón.

Con 22-12 en el marcador se llegó al descanso, ya que los 34 segundos restantes no fueron suficientes para inquietar a la defensa de Phily.

Tras la fulgurante actuación de Justin Timberlake con homenaje a Prince incluido, tocaba volver al césped y esclarecer el flamante campeón de la Super Bowl LII.

Justin Timberlake brilló en el Halftime Show con un emotivo homenaje a Prince. Foto: philadelphiaeagles.com

El marcador era claramente favorable a los Eagles, de no ser porque su rival eran los Patriots, que acostumbran a remontar esa cantidad de puntos en un abrir y cerrar de ojos, de hecho lo volvieron a hacer.

Los Patriots volvían con el balón y lo hicieron con sus mejores momentos en el encuentro. Tom Brady conectaba con Gronkowski de manera fluida. Mientras, Danny Amendola y Chris Hogan ponían la alternativa por la zona abierta.

Ese primer drive se convirtió en un touchdown de Gronk que ponía la diferencia de nuevo en tres puntos.

No obstante, como ya he destacado anteriormente, Phily contaba con esto, lo tenía en sus planes. Y por tanto no los alteró y continuaron con su guión y con la confianza de estar haciendo las cosas bien.

Nick Foles volvió a dirigir un gran turno de ataque y completó para Corey Clement otro touchdown que devolvía la ventaja de 10 para los Eagles.

Esto no hizo más que demostrar que Phily sabía lo que le iba a tocar sufrir y estaba dispuesto a ello por su primera Super Bowl.

De hecho los Patriots continuaron con su carrera de remontada, lejos de venirse abajo, como por otra parte es habitual, ya que nunca bajan los brazos.

Tom Brady prosiguió su estadística hasta las 505 yardas de pase que completó y conectó esta vez con Hogan para devolver la diferencia mínima de tres puntos antes del final del tercer período.

Estábamos asistiendo a un intercambio de golpes espectacular, ninguno de los dos equipos se resignaba a quedarse en la lona. Se levantaban y trataban de devolver el golpe más fuerte.

Phily, aprovechando el símil anterior, hizo honor a su asociado protagonista cinematográfico, “Rocky” y supo encajar cada golpe mejor que el anterior para poder ser el último en levantarse.

Así las cosas, los Eagles volvieron a ampliar ventaja pero esta vez fueron limitados a un gol de campo por la defensa de New England. Jake Elliott no falló y puso el 32-26 en el marcador.

Y fue entonces cuando llegó el momento clave, para mí, de toda la Super Bowl.

Últimos 14 minutos y los Patriots estaban tan sólo a 6 puntos. Por todos es sabido de las remontadas protagonizadas por Brady y los suyos en la historia de este deporte.

Philadelphia también lo sabía, y lo respetaba. Brady volvió a dirigir a su equipo para remontar y ponerse por vez primera por delante en el luminoso. Rob Gronkowski atrapó el balón en la end zone y puso el 33-32.

Restaban 9′ y los Patriots tomaron por primera vez la delantera. Los Eagles podían haber experimentado ese pánico del que se enfrenta a su hermano mayor, el que siempre le gana, y se pone por delante cuando queda poco.

Pero no fue así, y no fue así porque los Eagles habían entrenado, estoy seguro de ello, con esta mentalidad estas dos semanas. Phily sabía que llegado el momento iban a tener que sobreponerse a una situación inesperada.

Tan inesperada como que te remonten 10 puntos en un parpadeo y vayas perdiendo a falta de 9 minutos. Y esa fue la clave por la que hoy son los campeones de la Super Bowl.

Foles dirigió de nuevo a su equipo de forma brillante, eran conscientes de que estaban moviendo bien el balón, y seguros de anotar, trataron de quemar todo el reloj posible ante una segura intentona de reacción patriota.

De esa manera fue como Foles conectó con Ertz y pusieron el 38-33 que les daba la victoria momentánea a falta de dos minutos. Y entonces ocurrió, era el turno de un nuevo milagro.

Zach Ertz voló hacia la end zone tras convertirse en corredor. Foto: philadelphiaeagles.com

Brady se puso de nuevo su traje de héroe y…esta vez no. Esta vez se encontró con un rival que se sobrepuso y le arrancó el balón del brazo para quitarle la posibilidad de hacer historia de nuevo.

Eran conscientes de que era la única manera de ganar, quitarle el balón de las manos, de lo contrario estaríamos hablando de otra cosa.

Los Eagles provocaron deliberadamente un fumble ejecutado por Brandom Graham que recuperó Derek Barnett y que supuso el fin de la Super Bowl para New England.

Elliott convirtió un nuevo gol de campo, dejando la machada a 8 puntos y con 1 minuto escaso exento de tiempos muertos. Demasiado turrón por masticar incluso para Brady y sus Patriots.

La leyenda cayó y lo hizo con las botas puestas, ante un gran equipo que voló por encima de ella porque no la subestimó y fue consciente de su grandeza a la hora de prepararse para superarla.

Los Eagles se llevaron esta Super Bowl LII que nos deja un buen número de récords por rememorar y un partido épico donde los dos demostraron porque estaban allí.

Se nos va una temporada apasionante pero ya estamos listos para la siguiente, sigan atentos a toda la información sobre la NFL para aliviar la espera desde Sexto Anillo.

(Fuente de la foto principal: philadelphiaeagles.com)


Adrián Gaspar

Síganme en @adrigr14 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *