AFC AFC Este NFL

¡Haters gonna hate…y a Brady y a los Patriots no les importa!

Lord of the rings Patriots

Brady y Bellichick. El nacimiento de una leyenda

Decía Sam “Ace” Rothstein, el personaje al que daba vida Robert de Niro en Casino, que “Nadie está en la cumbre siempre” pero en esta última etapa de la NFL (comenzando con el nuevo milenio) quizá, y digo sólo quizá, podríamos hacer una excepción con los New England Patriots de Tom Brady y Bill Belichick, que, si no están en la cumbre, al menos están muy cerca de ella.

Celebración título AFC 2018 New England Patriots
Celebración de los New England Patriots del título de la AFC conseguido esta temporada.

Desde que en la semana 2 de la Regular Season de 2001 su, por entonces, QB titular, Drew Bledsoe, se lesionó y dio paso a Brady en los controles del equipo, hasta la actualidad, han forjado un equipo que ya figura, por derecho propio, en los anales de la historia de la NFL en particular y el deporte en general.

En esa primera temporada de Brady dirigiendo al equipo, sorprendieron a propios y extraños y alcanzaron la Super Bowl XXXVI donde dieron buena cuenta de los favoritos al titulo, derrotando 20-17 a los St. Louis Rams, comenzando a forjarse lo que ahora es un equipo legendario, guste o no.

8 presencias en la Super Bowl, 12 presencias en la final de la conferencia AFC y 15 títulos de la AFC East en los últimos 16 años no son números al alcance de cualquiera. Es más, nadie ha conseguido ni acercarse a esos registros ni por asomo y cualquier analista que se precie no puede más que reconocer el mérito del equipo… o tal vez no.

¡Amor, odio, pero siempre en candelero!

Como no podría ser de otra manera, ese dominio absoluto de su división y tantas presencias en uno de los acontecimientos con mas seguimiento a nivel mundial como es la Super Bowl, les ha convertido en uno de los equipos, de cualquier deporte, más reconocidos y seguidos en el planeta… pero también ganarse, incluso en mayor medida, la animadversión de todos aquellos aficionados de otros equipos que se han visto subyugados por los de New England.

La polémica siempre ha estado cerca de los Patriots y sus victorias puestas en entredicho por sus detractores y haters, buscando siempre cualquier razón para minusvalorar sus éxitos y victorias, como en 2007, cuando los New York Jets les acusaron de grabar las señales defensivas de sus entrenadores para estudiarlas (caso conocido como el Spygate) siendo sancionados por la liga con multa económica y perdida de rondas de draft el año siguiente. Bill Belichick asumió que había interpretado mal las reglas, pero que la información nunca se usó en “tiempo real”.

Rumores sobre micrófonos en el vestuario del rival, el famoso Deflategate, en el que se acusó al equipo de, en la final de la conferencia AFC de 2015 ante Indianapolis Colts, de bajar la presión de los balones por que eso favorecía a su QB, y por el que Tom Brady fue sancionado con 4 partidos, son otros ejemplos de controversia en los que el equipo de Massachussets se ha visto implicado en los últimos años y que han alimentado todo tipo de teorías conspirativas, como la última en salir, de la mano de la cadena ESPN, este mismo año.

Tom Brady
Tom Brady durante la final de la AFC de 2015

¡Conspiraciones por doquier…

Con la Regular Season 2017 recién terminada, la ESPN sacó a la luz una historia de disputas y mala relación entre las 3 cabezas visibles del equipo, que parece remontarse, en el caso de Belichick y Brady a 2014.

Robert Kraft, propietario del equipo, Bill Belichick y Tom Brady, según esa historia, tendrían discrepancias sobre el futuro y el camino a tomar por el equipo y la conveniencia de seguir con Brady, más de 40 años de edad, como el QB titular del equipo.

El relevo, para la inmensa mayoría, parecía estar en casa, en la figura de Jimmy Garoppolo, pero las ganas de jugar cuanto antes de este y la imposibilidad de hacerlo con Brady cerrándole el camino, acabaron con la salida del primero rumbo a la bahía de San Francisco.

Tom Brady y Jimmy Garoppolo
Tom Brady y Jimmy Garoppolo en su etapa como compañeros en New England. Foto: https://www.pinterest.es

Esa sería la explicación lógica, la navaja de Ocam, de toda la situación, pero el artículo relataba, en base a especulaciones y “fuentes anónimas” las malas relaciones internas y que Kraft habría cedido a las presiones de Brady para que traspasase a Garoppolo en contra de los deseos de Belichick.

Todo fue desmentido por los implicados rápidamente, pero el reportaje alimentó, como siempre, todo tipo de rumores sobre las malas artes del equipo y el cercano final de la Dinastía Patriots, generando acaloradas discusiones entre aficionados sobre la veracidad de lo expuesto en el mismo.

… y las manidas ayudas arbitrales!

A todo lo anterior, hay que añadir las famosas “ayudas arbitrales” que todo buen “hater de los Pats” tiene siempre presente en cualquier conversación que gire alrededor de los éxitos del equipo y que utilizan como argumento peregrino para menospreciar y demonizar sus éxitos.

Bill Bellichick
Bill Bellichik discutiendo con los arbitros durante la celebración de un partido.

En sus partidos, cualquier decisión de “los cebras” es analizada hasta la extenuación buscando cualquier atisbo de favoritismo arbitral con el que justificar sus victorias, más allá de cualquier merecimiento deportivo, lo que, en un aficionado imparcial no deja de provocar estupor y cierta hilaridad.

¡Haters gonna hate!

Al final, el resultado de la Super Bowl era lo de menos. Estando los Patriots de por medio, ambos bandos, aficionados y haters, seguirán el debate hasta el final de los días sin ponerse de acuerdo. Unos ponderando a un equipo de leyenda y otros poniendo en entredicho cualquier victoria a la más mínima oportunidad, sin dar el más mínimo crédito a la labor de un equipo que ha demostrado, por activa y por pasiva, sobreponerse a toda serie de dificultades.

Con jugadores que, en muchos casos, fueron desechados por otros equipos y que acabaron teniendo un rendimiento muy por encima de lo esperado, llegando a cotas inesperadas para la inmensa mayoría de los aficionados y rivales, sólo se puede aplaudir la labor de la gerencia y cuerpo técnico del equipo.

Ahora, con la presumible salida de los dos coordinadores principales, Patricia y McDaniels, para hacerse cargo del puesto de Head Coach en Lions y Colts respectivamente, tocará una nueva reconstrucción… a la que, seguramente, se ninguneará sin miramientos, pero que, de producirse, será una nueva muestra del buen hacer de la institución.

Desde la perspectiva de un aficionado de los Packers, al que, además, le gusta el football, lo juegue quien lo juegue, no puedo más que respetar y admirar sus logros, envidiarlos por mantenerse en primera linea a lo largo y ancho de casi dos décadas, y pensar en destronarlos deportivamente.

New England Patriots
La historia interminable. Foto: https://www.univision.com

Pase lo que pase, ganen o pierdan, una cosa es segura… ¡haters gonna hate! y el tercer trofeo MVP de temporada regular, merecidisimo en mi opinión, recibido el sábado por Brady o la espectacular actuación de este durante la Super Bowl 52 a pesar de la derrota, no son más que nuevos motivos para el enfrentamiento dialéctico entre defensores y detractores.

P.D. Os dejo una encuesta para que defináis vuestra afición a la NFL en particular y el football en general.

https://platform.twitter.com/widgets.js

RAMÓN RODRÍGUEZ

@keyser_soce

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *