NFC NFC Este NFC Norte NFL

Foles versus Keenum, duelo de backups en Philadelphia

Foles y Keenum

FOLES Y KEENUM, VIEJOS CONOCIDOS.

Cuando empezaron los training camp a finales de julio, nadie en su sano juicio podría imaginar que los QB titulares en la Final de Conferencia de la NFC iban a ser Nick Foles  por parte de los Philadelphia Eagles y Case Keenum para los Minnesota Vikings.

Ambos partían como reservas de Carson Wentz y Sam Bradford respectivamente y, salvo lesión o circunstancias excepcionales, sus posibilidades de jugar de manera asidua eran bastante escasas.

Ambos son viejos conocidos, pues coincidieron bajo el mando de Jeff Fisher en los Saint Louis Rams en 2015 donde Keenum acabó arrebatándole el puesto de titular a Foles y se combinaron para un record de 7-9 esa temporada.

¡DOS CAMINOS DIFERENTES…!

Con un Carson Wentz que la temporada pasada fue de más a menos (lastrado su rendimiento en gran medida por lesiones en la Ofensive Linejugando a nivel MVP (era líder de las votaciones para el Pro Bowl y estaba en todas las quinielas para obtener el galardón) las opciones de juego de Foles pasaban por “minutos de la basura” o una lesión del QB titular, opción que, evidentemente, nadie deseaba en Philadelphia.

Pero como los deseos son sólo eso, deseos, el 10 de diciembre, jugando contra Los Angeles Rams, en la jornada 14 de Regular Season, y al entrar en la End Zone, un defensa impactó contra su rodilla y le provocó una rotura de ligamento cruzado anterior que lo dejaba fuera para toda la temporada y al equipo en manos de Nick Foles.

Carson Wentz
Carson Wentz en el momento de lesionarse ante Rams.
Foto: https://www.sdpnoticias.com

Con los playoffs prácticamente asegurados y el equipo inmerso en la lucha por el seed 1, Nick Foles tenía por delante 3 partidos, ante New York Giants, Oakland Raiders y Dallas Cowboys, para coger ritmo de juego y compenetrarse con el resto del ataque de los Eagles.

Esos 3 partidos dejaron más sombras que luces, sobre todo el disputado en la semana 17 de Regular Season. Ese día jugaban en casa ante los Cowboys y la derrota, por un demoledor, anímicamente hablando, 6-0, (con el atenuante de que muchos titulares del ataque descansaron ese día) dejaba la sensación entre los aficionados de que el camino a Minnesota se había complicado mucho.

Mientras, los Vikings comenzaron la temporada bajo la batuta de Sam Bradford, pero una “lesión sin contacto” en la rodilla, frente a los Steelers en la semana 2 de Regular Season, dio acceso a Keenum a la titularidad (Bradford tuvo un amago de volver ante Detroit Lions en la semana 4, pero rápidamente se vio que no estaba del todo recuperado y paso a la lista de lesionados del equipo).

Keenum se hizo con las riendas del equipo y, ayudado por un buen playcalling de su entrenador, Mike Zimmer (claro candidato al premio de entrenador del año) y una potente linea ofensiva fue asentando su juego y está demostrando que es mucho mejor QB que lo que se pudo ver bajo el mando de Jeff Fisher el año pasado en los Rams.

¡…PERO UN MISMO DESTINO!

Case Keenum ha demostrado tener nervios de acero a lo largo de la temporada, sobreponiéndose a los errores (pocos) y sin lanzar las campanas al vuelo tras los buenos partidos.

El partido contra los New Orleans Saints de la Ronda Divisional es una buena muestra de ello. Tras lanzar un pase que acabó interceptado y comprometer la clasificación de su equipo, se sobrepuso a la adversidad y en su siguiente serie ofensiva completó el pase decisivo a Stephon Diggs para que este anotase el touchdown definitivo para la victoria de los Vikings y acceder a la final de conferencia en la NFC.

Case Keenum vs. New Orleans Saints
Case Keenum emocionado tras su partido de ronda divisional contra los Saints.
Foto: https://www.heraldnet.com

Nick Foles no se ha quedado atrás, afrontando, tras las dudas de Regular Season, un duro partido, ante unos Atlanta Falcons que partían como favoritos en las apuestas. No hay que olvidar que era su debut con los Eagles en playoffs, y lo solventó de manera excelente, sin cometer errores de bulto y ejecutando el game plan de su Head Coach a la perfección, consiguiendo el ansiado pase a la final de conferencia.

Nick Foles vs. Atlanta Falcons
Nick Foles, en su partido de playoffs ante Atlanta Falcons.
Foto: http://www.nj.com

LA PENÚLTIMA BATALLA.

Ahora, estos antiguos compañeros de equipo, se encuentran en ciernes de disputar el que, posiblemente, es el partido mas importante de su carrera hasta la fecha. Una final de conferencia no se juega todos los años y menos en la posición de QB, donde los jugadores considerados reservas sólo tienen posibilidad de hacerlo por lesión de los titulares.

A uno de ellos aún le quedará una batalla más. El otro, puede que no vuelva a tener la oportunidad de verse en una situación igual y seguro que ambos, consientes de la gran oportunidad que tienen ante si, harán todo lo posible por dar su mejor nivel.

Alea jacta est…

 

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *