Análisis ATP Opinión Tenis

Impresiones previo al Australian Open

A menos de una semana de comenzar el primer Grand Slam del año, el Australian Open y tras acabar un 2017 plagado de lesiones, muchas de las grandes figuras del tenis aún no se encuentran 100% preparadas para volver a la competencia del más alto nivel. Tal es el caso de Kei Nishikori, quien decidió bajarse de Australia, y en extremos, lo que sucede con Andy Murray, quien recientemente se operó la cadera y se espera que regrese para la gira sobre césped.

Siempre es duro ver que un jugador se lesiona, y más cuando es una de las grandes figuras del circuito. Sin embargo, yo soy de los que mira el lado positivo y estas ausencias que vivimos la segunda mitad de la temporada 2017 sirvieron para poner el ojo mediático en las llamadas “nuevas figuras del tenis”. Independientemente de lo que hicieron dentro de las canchas, que fue muy productivo, por fin el tenis, después de más de una década, empezó a darles un mayor espacio a estos jóvenes que están naciendo como figuras. Obviamente, desde que sigan jugando y sigan ganado, Roger Federer y Rafael Nadal seguirán llevándose casi toda la atención.

El tenis se está preparando para un gran cambio generacional. Por ello, cuadros tan abiertos como los que vivimos este año en el Abierto de Australia sirven para mostrarnos, ya no mediáticamente, sino tenísticamente, si estos muchachos están realmente preparados para “asumir las riendas del circuito”.

Tanto yo como seguramente mi lector sabe con seguridad que, por más que lo desee, Djokovic, Federer, Nadal y Murray no serán eternos. Por ello, asegurar que el tenis está en buenas manos es supremamente importante para el deporte en sí mismo, como para el espectáculo y todo lo que el involucra.

Pasando a lo deportivo, cumplida la primera semana del 2017 en la ATP, lo que más me ha impresionado, hasta el momento es la victoria del australiano Nick Kyrgios en Brisbane. Además de ganar muy buenos partidos, en especial la semifinal ante Grigor Dimitrov y un complicado choque de cuartos de final ante su compatriota Matthew Ebden, noté a un Kyrgios algo más maduro, tomándose el tenis con algo más de seriedad y compromiso, en especial en situaciones difíciles dentro de un partido, algo que en el pasado no sucedía y por lo cual era muy criticado.

Sabemos lo que puede hacer Kyrgios dentro de la cancha, de su potencial tenístico y de su talento innato. La gran incógnita que lo rodea siempre ha estado centrada en su comportamiento, su cabeza y la polémica que generan sus declaraciones fuera de las canchas.

Siempre fue frustrante ver cómo, literalmente, regalaba partidos cuando no se encontraba “dispuesto mentalmente”, enojaba ver tanto talento desperdiciado. Pero la semana pasada yo vi un jugador y una persona distinta, en especial en el partido frente a Ebden. Sinceramente creo que Nick Kyrgios ya está preparado para ganar torneos grandes, al parecer las vacaciones de fin de año le sentaron bien. La prueba de fuego llegará la semana que viene, ante su público y en un torneo que estoy seguro ganará algún día. ¿Por qué no este año? Ojo con Kyrgios…

Hablando de candidatos, nuevamente Rafael Nadal y Roger Federer parten como los grandes favoritos para llevarse el Abierto. Luego de lo hecho el año pasado, todos estamos ansiosos de ver que son capaces de hacer estas dos leyendas este 2018.

Por un lado, Federer, quien defiende el título y llegar de ganar de Copa Hopman  después de 17 años, llega jugando a un gran nivel y con todo lo necesario (en especial el descanso) para retener su título en Melbourne. Por otro lado, la repentina baja de Nadal en el torneo de Brisbane dejó a todos sorprendidos; y aunque el manacorí aseguró que se encuentra bien físicamente, siempre es una incógnita lo que sucede en su rodilla derecha.

Siempre hay que ponerle una ficha a Novak Djokovic. A pesar de que el serbio viene de una ausencia de 6 meses, nadie ha ganado más veces en Melbourne que él, Australia es un torneo que le sienta muy bien y, por lo visto en los últimos años, los que regresan de lesiones vuelven totalmente inspirados y con ganas de ganarlo todo. Si no, pregúntenselo a Federer, Nadal y a Juan Del Potro.

Para cerrar, quiero dar mis pronósticos para la semana que viene, aunque con la advertencia de que nunca he sido muy bueno en esto.

El candidato: Por el lado de los caballeros, mi favorito es Roger Federer. Si el cuadro y el clima lo ayudan, nadie evitará el quinto título del suizo. Por el lado de las damas, creo que Elina Svitolina puede alzarse con la victoria; en un cuadro tan abierto, tiene serias chances de llevarse el título.

Probable: Grigor Dimitrov entra al torneo entre los mejores 4 sembrados, no me sorprendería si en vez de Federer ganara el “baby”.  Ante la ausencia de Serena, cualquiera dentro del top 10 es candidata en las damas, ¿qué tal su amiga Caroline Wozniacki?

La sorpresa: David Goffin es un jugador que ya está preparado para ganar su primer gran torneo, viene jugando de maravilla y puede colarse fácilmente en las semifinales del torneo, ¡y aspirar por más! No sé si cuenta como sorpresa pero Venus Williams dejaría a más de uno impresionado si a sus 37 años logra ganar nuevamente un grande, entre ellos, a mí.

Sin más que decir, a disfrutar de la edición 106 del Abierto de Australia. Espero les guste la columna, los leo en mi cuenta de Twitter, bienvenidas sean todas las sanas opiniones.

Pueden seguirme en Twitter (@ashg98) o consultar toda la información deportiva en nuestra cuenta oficial @Sextoanillo. Además sino disponen de él, también nos encontramos en las plataformas de Facebook (www.facebook.com/sextoanillo) e Instagram (sextoanillo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *