Fútbol Sala Futsal Internacional Noticias

Fútbol sala en Silicon Valley

Fútbol sala en Silicon Valley. Pocos juntarían dos conceptos tan distintos en la misma frase. En primer lugar, un deporte minoritario por no decir inexistente al otro lado del charco. Por otro lado, el mayor clúster tecnológico del mundo. Un lugar nerd en el que es más fácil que la gente juegue al quidditch que a cualquier otro deporte. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de una pequeña academia, el fútbol sala es cada vez más conocido en el hogar de Google, Oracle y tantas otras empresas.

Futsal Without Borders es la academia de fútbol base más ambiciosa de Norteamérica. La gran obra de Diana Gundvedt. Una apasionada del fútbol sala que consigue cada día más adeptos para nuestro deporte. Organizando torneos, invitando entrenadores a sus campus, viajando para conocer otras culturas deportivas… Pocos han hecho tantos esfuerzos como ella para promocionar el futsal. De hecho, son ya varios años en los que Diana visita nuestro país en Navidad para disfrutar del fútbol sala. El objetivo: que sus chavales aprendan lo máximo posible y, sobre todo, aprovechen una experiencia única.

Este año Futsal Without Borders tampoco ha faltado a su cita. Llegaron a Barcelona el día de Navidad con una maleta repleta de ilusión para visitar la ciudad, jugar todos los partidos posibles y visitar las instalaciones del Barcelona y Catgas. Su siguiente parada fue en Madrid donde estos días disputaron varios partidos en Móstoles o Rivas además de conocer el Santiago Bernabéu. Por último, viajarán a Italia donde visitarán Roma y Venecia. Todo ello sin grandes sponsors, alojándose en hostales y moviéndose de partido a partido en transporte público.

Ni siquiera el precario estado del fútbol sala en Estados Unidos desanima a Diana y los suyos. Sin más torneos en su país que maratones y un estatal al que puede apuntarse cualquier equipo que quiera disputarlo. Sin equipos profesionales y totalmente amateur, el futsal allí es considerado como un deporte para clases bajas. Sobre todo el masculino, reservado a latinos y mejicanos. Debido a esta mala imagen y a la falta de profesionalismo, los pocos que disfrutan del fútbol sala tienen que abandonarlo. Sin embargo, las habilidades aprendidas les permiten pasarse al fútbol, un deporte para ellos aburrido pero que proporciona becas a nivel universitario. La salvación para muchos chavales que de otra forma no podrían pagarse sus estudios.

Por eso Futsal Without Borders tiene tanto mérito. Son el oasis en un desierto que pronto florecerá. El sueño de Diana es que su país se clasifique para un Mundial y uno de sus chavales pueda jugarlo representando las barras y estrellas. Sin avergonzarse de que su deporte es el fútbol sala. Y por ello, el mío también.

Podéis conocer a los chicos de Futsal Without Borders y colaborar con ellos en su página web http://www.futsalwithoutborders.org/ y en su Facebook https://es-la.facebook.com/FutsalWithoutBorders/

Imagen vía www.futsalwithoutborders.org

Imagen destacada vía: www.quora.com

Pueden seguirme en mi twitter personal @CandelasJr. Sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en @SextoAFutsal, en facebook.com/SextoAnillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *