Análisis Fútbol Sala LNFS

2017: Del abismo del descenso a las alturas de la Copa.

Del abismo del descenso a las alturas de la Copa hay solo 6 meses de duro trabajo. Plásticos Romero Cartagena ha demostrado que con esfuerzo, dedicación y una buena toma de decisiones todo es posible. Tanto que la permanencia ya ha dejado de ser un objetivo para pasar a cotas más altas. El equipo rinde como hace una década. La masa social siempre estuvo. El Wsell de Guimbarda ha dado paso al Palacio de los Deportes de Cartagena. Todo parece dispuesto para mantener la línea ascendente que vuelva a situar Cartagena a la altura de los grandes.

Cartagena comenzó el año 2017 luchando por no descender. Pocos equipos dieron tan malas sensaciones como el Plásticos Romero la temporada pasada. De hecho, tan solo un punto evitó su regreso a Segunda División. Una salvación con asterisco marcada por el descenso «administrativo» de sus vecinos de Jumilla y la dimisión de Daniel Ibañes en Burela. Circunstancias que facilitaron una segunda oportunidad para Cartagena en la élite.

Sabedores de que la siguiente temporada no tendrían tanta suerte, nadie trabajó mejor el mercado de verano que ellos. Hasta 10 jugadores causaron baja incluyendo el histórico Javi Matía. Únicamente permanecieron en el equipo los cuatro que mejor rendimiento dieron: Raúl, Izquierdo, Rahali y Juanpi. Además, llegaron jugadores de calidad contrastada como DrahovskiPelé, Ique, José Carlos y Attos. Unos movimientos certeros que conformaron un equipo capaz de clasificarse para la Copa tras 8 años de ausencia.

Su segunda mitad de año ha sido inmejorable. A falta de 13 partidos, Cartagena suma tan solo 3 puntos menos que en la totalidad de la temporada pasada. Además, alcanzó los cuartos de final de la Copa del Rey. Solo uno de los mejores equipos esta temporada, el Zaragoza, logró apearles de la competición. La guinda a este 2017 la puso su victoria frente al Palma en la jornada 15 que certificó su invitación a la Copa de Madrid 2018. Desde 2010 con Reale como patrocinador, Luis Fonseca en el banquillo y Lozano en la cancha, Cartagena no disfrutaba del mejor torneo del mundo en el 40×20. Una buena medida del éxito que actualmente está saboreando el conjunto de Juan Carlos Guillamón.

Además, este 2017 no solo ha traído buenas noticias en el plano deportivo. El coqueto Wsell de Guimbarda que acogió al Polaris World de Manoel Tobias, Simi o Lenisio deja paso al nuevo Palacio de los Deportes de Cartagena. Una de las mejores instalaciones de la Liga que hace palidecer incluso a algún pabellón de equipo grande. Toda una gozada que obliga a este club a estar a la altura del esfuerzo que ha hecho la ciudad por el deporte.

En definitiva, Cartagena cierra 2017 bajándose en el punto más alto de la montaña rusa que vivió este año. La transición de equipo ascensor a meritorio ya está completada. Ahora toca evolucionar en aspirante. Para ello, necesita que el mercado de verano de 2018, esta vez, no se vuelva en su contra. Juanpi, Drahovski, Rahali… todos ellos recibirán suculentas ofertas. De su continuidad dependerá el crecimiento de un proyecto que, este año, ha resultado apasionante.

 

Imagen destacada vía: www.lnfs.es

Pueden seguirme en mi twitter personal @CandelasJr. Sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en @SextoAFutsal, en facebook.com/SextoAnillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *