ATP Reportajes Tenis

La historia de superación de Diego Schwartzman

Nacido en Argentina, Diego no pasó por las mejores condiciones, pues su familia no pudo costearle los requerimientos que necesitaba para disputar los torneos. En una de sus últimas entrevistas, trató el tema y emocionó a sus seguidores.

Todo un campeón como Schwartzman, capaz de llevar el nombre de su país a lo más alto del mundo cuando no se lo han impedido los mastodontes de la ATP, no siempre tuvo la misma fortuna. Desde su llegada al circuito profesional, este gran tenista se ha ido ganando a pulso su estancia, marcando las pautas en su carrera y sabiendo distinguir entre lo que era adecuado y lo que no.

Diego creció en una familia humilde, que no podía apenas mantener a sus hijos de la mejor forma. ‘Mi familia en la época de los 80 tenía muchos problemas económicos, y sufrieron para poder sacar adelante a mis hermanos y a mí‘, comentó en la entrevista concedida al diario La Nación.

A causa de ello, no pudo disponer de demasiados efectivos como la mayoría de los actuales componentes de la élite, y para poder estar a su altura, sus más allegados realizaron hechos dignos de alabar. ‘Cuando comencé a a jugar al tenis, mi mamá vendía pulseras en los torneos para poder tener dinero para pagarme los viajes y sacar adelante la familia. Vivíamos prácticamente en la pobreza, y actualmente ya somos una familia de clase media, y eso se lo debo a mis padres y a mis hermanos’, apuntó en la parte más emotiva de la conversación con el periodista argentino.

Hoy, Diego ha sellado uno de sus mejores años como profesional consiguiendo llegar a una final, en Amberes, por segundo año consecutivo (cayendo en ambas ocasiones ante un francés [Gasquet, 2016; y Tsonga, 2017]), así como llegando a adentrarse en cuartos de final del Abierto de Estados Unidos y en tercera ronda de Roland Garros.

Imagen: Youtube.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *