ATP Tenis

Lesiones, nunca le habéis parado, no lo vais a conseguir

A orillas del río Támesis esperan con ansia el 9 de noviembre. En el Reino Unido, Inglaterra y Londres esperan con ansia el próximo lunes. Las agujas del reloj del Big Ben esperan con ansia el debut de Rafael Nadal, ante David Goffin. 21:00 horas españolas, 20:00 inglesas. Tic, tac.

Rafa llega con problemas mecánicos. Las dolencias en su rodilla son un viejo enemigo que vuelve a aparecer en su vida. En su último partido contra el uruguayo Pablo Cuevas, se le vio cansado, dolorido y ganando por oficio. Realmente, ganó por ser él. Que alguien más pudiera vencer a un jugador tan completo en esas condiciones, sería algo parecido a un milagro. El dolor se le notaba, sobre todo, a la hora de realizar apoyos con su pierna derecha, lo que le impedía moverse a las velocidades que nos tiene acostumbrados. Y así, es un poquito menos Nadal.

El tenista se ha probado dos días sin vendaje en el tendón rotuliano de su rodilla derecha, en la que sufre una carga de estrés que le obligó a jugar con molestias la final del Masters 1.000 de Shanghái ante Roger Federer, renunciar a Basilea y abandonar antes de disputar los cuartos de final del Masters 1.000 París-Bercy. Contra Roger, no parecía él. El suizo le dominó y jugó a su antojo. Parecía que tenía enfrente a un infantil, cosa que éste año es muy difícil de decir de Rafael. El viernes se ejercitó, también sin vendaje, en el O2 Arena de Londres en Greenset. Tras un varapalo tremendo como el que supuso tenerse que volver a casa antes de tiempo desde París por causas ajenas a las deportivas, aquí quiere tener, al menos, la oportunidad de competir y ser competitivo. Le fastidió, más aún, tener que abandonar en un torneo que aún no poseía, estando entre los ocho mejores y en el que no se encontraban los teóricos favoritos. A rezar para que en Londres la película cambie. No queda otra.

 

Fuente: Getty Images

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Partidos y más partidos.

Nadal lleva una sobrecarga de partidos comparable a la de jugar Champions League y Liga la misma semana. Ya hizo un esfuerzo superior al que le hubiera gustado en París, pero su competitividad y el número uno al horizonte hizo que saltara al vació. Al contrario que su gran rival, Roger, se presentó en París. Lo que logró con esto fue, aparte de asegurar el cetro mundial, trastabillar aún más una recuperación permanente que algunos días llega a unos picos tan altos como el de evitarle realizar sin dolor una simple flexión a la hora de sacar.

Debutar el lunes, ¿ventaja o inconveniente?

Nadal tendrá cinco días en Londres para preparar su debut la noche del lunes con el belga David Goffin. El hándicap de empezar más tarde es que el campeón de 16 grandes no tendría, en caso de pasar, jornada de descanso entre el final de la fase de grupos y las semifinales, algo que sí disfrutarán los dos clasificados del grupo ‘Boris Becker’ en el que están Roger Federer, Marin Cilic, Jack Sock y Alexander Zverev.

Fuente: Getty Images

Alguna vez os habréis quedado sin batería en el coche, ¿verdad? Algo parecido le está pasando a Rafa en este exigente final de temporada, tras haber jugado y ganado más de lo que se esperaba hace no mucho. En este caso de infortunio podríamos intentar arrancar el coche con las pinzas, llamar a la grúa o incluso empujarlo. Nadal se ha decidido por empujar. Se ha decidido por la fuerza, por la competición, por los récords, por las ganas, por la motivación, por la adrenalina. Rafael se ha decido por ‘’hacer un Nadal’’. Para la mayoría de nosotros es una noticia eufórica, pero ¿es realmente lo mejor para él y su futuro?

Al igual que el mundo del tenis siempre recordará a Jack Kramer como un pionero de nuestro deporte, a Rafael se le va a recordar, además de como uno de los mejores jugadores de la historia, en muchos otros aspectos relacionados con la épica más extrema. Llevar el cuerpo al límite máximo por una cabezonería tal como la de entrar en una pista con el único propósito de ganar desde la humildad, sí o sí. Así llegan las lesiones, sí. Y los éxitos también. Primero es deportista, después tenista.

 

Rueda de prensa.

El número uno ha mordido trofeos este curso en Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roland Garros, US Open y Pekín, mientras que en el Abierto de Australia, Acapulco, Miami y Shanghái se quedó a un partido de sentir el trofeo de campeón con sus dientes. El de Manacor acumula un total de 77 partidos disputados este año, con un balance de 67 victorias y 10 derrotas. Un 2017 impresionante a la par que exigente. A falta de una semana para que finalice la temporada, el balear ha hecho un esfuerzo para poder disputar un torneo que se le resiste y que veía que este año podía ser su año. Ha comparecido en rueda de prensa para analzar todo lo correspondiente a su debut. “Quizás, si estuviéramos en otro torneo el planteamiento habría sido otro”, asegura en Londres. “Depende del evento que fuera y de las situaciones en las que estuviéramos. Esta es la decisión que hemos tomado a día de hoy. Y vamos a intentar hacerlo de la mejor manera posible”, confiesa el balear. “No puedo predecir cómo me voy a sentir mañana o lo que va a pasar. Mi idea es estar aquí y competir hasta que yo lo haga mejor que mi rival o que mi rival lo haga mejor que yo. Pienso en el día a día”, finaliza el mejor jugador de 2017.

 

Foto: Getty Images

Ni él ni nosotros sabemos que Rafa nos vamos a encontrar el lunes y en adelante. Lo que es seguro es que si está en Londres y no en su casa descansando es porque va a hacer lo imposible por competir. Con otros tenistas es un ‘fifty-fifty’, pero con Rafael sabemos que, si sale a la pista, tenemos asegurado el compromiso al cien por cien.

 

Fotos vía: Getty Images

Síganme en @tetomatallanaso y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *