Crónica Superliga Femenina Voley

El Fachadas Dimurol Libby’s sigue invicto de milagro

El CVB Barça afrontaba el encuentro con las importantes bajas de la colocadora Klara Peric, que arrastra una lesión sin fecha aún de recuperación y de la opuesta Mireia Orozco, que probó en el calentamiento, pero no encontró las sensaciones idóneas para saltar a la pista. Obstáculos que parecieron no ser un problema para acorralar al líder invicto de la competición hasta el tie-break, donde las tinerfeñas lograron la victoria tras el magnífico final de set protagonizado por Cristina Sanz y Mame Diouf.

Comenzaba el partido con la incógnita de saber si el CVB Barça sería capaz de superar las bajas de su colocadora y su opuesta titular, aunque pronto se vio que no iba a ser un “hándicap” para poner en aprietos al invicto Fachadas Dimurol Libby’s. Algunas imprecisiones en el inicio de este primer set por parte de las tinerfeñas, con hasta cuatro faltas de red, dio alas a un Barça cuyo excelente planteamiento en bloqueo desarbolaba cada ataque rival.

Ya en el final de set, un bloqueo de Sofia Muller ponía el 23-17 en el marcador y obligaba a David Martín a agotar los tiempos muertos buscando claridad en sus atacantes. Pero no surgió efecto y las catalanas cerraron el primer asalto con un nuevo bloqueo directo, esta vez de Camila Maldonado.

En el segundo set, las de Adrián Fiorenza seguían mostrándose implacables en bloqueo. Pero a partir del punto 10 las de Tenerife lograron imponer un marcha más, con Daniele Batista i Mame Diouf liderando el empuje tanto en ataque como en bloqueo. El técnico local se vio obligado a pedir los dos tiempo muertos de forma casi consecutiva para tratar de darle la vuelta a la situación, pero el Fachadas Dimurol Libby’s ya estaba lanzado y se llevó el set con un claro 17-25, después de dos ataques ganadores de Bruna Fernanda Da Silva.

Con el empate empezaba un nuevo partido en el que, tras una primera mitad de set muy ajustada con alternancias en el marcador, las de Martín cogían ventaja gracias al gran acierto de Diouf, que encadenaba puntos en bloqueo y ataque con gran facilidad. Pero las de Barcelona se resistían a perderle la cara al partido y, con un abanico de ataques en todo el ancho de red y un buen saque táctico, le daban la vuelta al electrónico. Con todo por decidir y una igualdad máxima se llegaba al final de set, donde los errores de Anna Grima al saque y de Eleonora Guzzi en ataque obligaban a Fiorenza a recurrir al tiempo muerto para no irse del partido, pero en la reanudación Da Silva puntuaba con un bloqueo sobre la pipe de Raquel Brun y dejaba el parcial en 20-23, obligando a las locales a volver a parar el juego.

La tensión se hacía visible en cada acción, más aún cuando Muller establecía el 23-24 que levantaba al público de los asientos. Pero de nuevo Diouf, con un más que contundente primer tiempo, daba el set a la tinerfeñas.

Llegaba un cuarto asalto en el que a las catalanas no les quedaba más opción que poner toda la carne en el asador para forzar el desempate, algo que hicieron a través del gran acierto por zona cuatro de Muller y Brun y que las colocaba con hasta cuatro puntos de ventaja durante buena parte del set. Así se llegó a un 20-16 que forzaba a las visitantes a cambiar de colocadora, en busca de algo diferente que diera un giro a su juego. Nada hacía presagiar el final de infarto que se vivió, pero lo cierto es que el bloqueo tinerfeño se centró en sellar la zona cuatro rival y Brun se estrellaba contra lo que parecía un muro infranqueable. Fiorenza agotó sus tiempos sin evitar que las visitantes se situasen con dos puntos de partido (22-24), algo que no iba a ser definitivo y Muller y Brun, que volvían a encontrar el suelo rival, se encargaron de dejar patente cerrando puntos extenuantes. Un gran ataque de esta última ponía el 29-27 que llevaba el encuentro a un merecido tie-break, que el abarrotado pabellón celebró por todo lo alto.

El set definitivo daba comienzo con Maldonado haciéndose fuerte en la red, lo que permitía a las catalanas coger una pequeña ventaja que arrastrarían hasta un 11-8 que el público jaleaba y que dejaba casi sin margen a las isleñas. Pero, de nuevo, el choque nos tenía preparado otro radical cambio de guion y el líder de la Superliga hizo gala de esa privilegiada posición que ocupa. Una magistral Cristina Sanz se echaba el equipo a las espaldas, puntuando con un ataque al segundo toque y con un saque y distribuyendo el juego de forma impecable. La excelente dirección de juego de la colocadora visitante encontró una aliada de lujo: Mame Diouf, que no había puntuado en este set hasta el momento y logró cuatro de los últimos cinco puntos de su equipo. El CVB Barça no fue capaz de mover el 11 de su casillero y nada pudo hacer para frenar la victoria del Fachadas Dimurol Libby’s, que seguirá una semana más al frente de la Superliga Iberdrola, además como único equipo invicto.

Sin duda se pudo ver un encuentro de altísimo nivel y que entusiasmó al público del Poliesportiu de La Marina, que registró un lleno absoluto. Un partido que el propio entrenador local, Adrian Fiorenza, definía de esta manera: “Nos hemos quedado con una sensación agridulce evidentemente, porque hicimos un buen partido, de igual a igual, y con 11-8 en el tie-break pudimos llevarnos más. El punto logrado (primero que se deja el líder en la liga), no está mal, pero sobretodo la dosis de confianza y el valor de las juveniles Helena Trilla y Julia Gutiérrez que entraron y lo hicieron genial

Ficha técnica:

CVB Barça (2): Ana Grima (8), Raquel Brun (20), María Sanchís (1), Camila Maldonado (17), Sofia Muller (18), Eleonora Guzzi (6) Aitana García (L) -equipo inicial- Helena Trilla (1), Julia Gutiérrez (1), Laura Soares (0), Mireia Orozco (lesionada), Klara Peric (lesionada)

Entrenador: Adrián Fiorenza

Fachadas Dimurol Libby’s: Patricia Suarez (14), Marisa Fernández (1), Daniele Batista (19), Cristina Sanz (7), Natalia Kvasnytsia (9), Mame Diouf (20), Laura Naranjo (L) -equipo inicial- Bruna Fernanda Da Silva (11), Sara Urrea (0), Nuria Melián (0)

Entrenador: David Martín

Árbitros: 1º María Gloria Souto Jiménez y 2º Enrique Romero Martínez.

Resultado: 2-3 (25-21, 17-25, 23-25, 29-27, 11-15)

Incidencias: Partido correspondiente a cuarta jornada de la Superliga Femenina de Voleibol disputado en el Poliesportiu La Marina Esportiu de Barcelona ante 400 espectadores.

Imagen principal: rfevb.com

Síganme en Twitter @tiebreakvoley y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y en la cuenta dedicada al voleibol @Voley_SA, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: @sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *