Análisis

El Tenerife dispuesto a romper las estadísticas

Cumplía José Luis Martí frente al Alcorcón su partido número 79 al en el banquillo del Tenerife con un balance de 31 partidos ganados ,30 partidos empatados y 18 derrotas.

Estos números indican que el conjunto tinerfeño bajo la batuta del balear ha sido capaz de puntuar en el 77% de los partidos desde su llegada, con lo que de repetirse éste porcentaje de partidos puntuando/partidos jugados en los 36 encuentros que restan el Tenerife podría acabar la temporada cerca de los 68-69 puntos.
Para realizar esta estimación si suponemos inalterado el porcentaje resultante y la tendencia marcada hasta ahora los chicharreros se anotarían en estos próximos 36 partidos: 15 victorias, 14 empates y 7 derrotas, con lo que acabarían el campeonato con un balance de 18 triunfos, 15 empates  y 9 derrotas.

La conclusión, los chicharreros acabarían la competición en las 42 jornadas de Liga con una cifra de puntos que podría hacer cuestionar la vía directa a la Primera División.

De cualquier modo, valorando la igualdad que está mostrando la competición en este arranque, se puede deparar otra temporada como la anterior en la que una cifra cercana a los 70 puntos pueda ser suficiente para escalar a uno de los puestos que dan el billete del ascenso de categoría.

Sin ir más lejos, el año pasado el Girona CF alcanzó el mayor de los objetivos con esa cifra de puntos, aunque con 69 también lo hubiese logrado al quedar el Getafe CF en tercer lugar con 68 puntos.

Pero ésto es fútbol y todo análisis estadístico puede variar, considerando su imprevisibilidad y volátilidad. 

Para muestra un botón. El arranque goleador del equipo en esta temporada con 17 goles a favor no se repetía desde la temporada 1996/1997, con lo que se vislumbran razones para romper el modelo en positivo.

En una categoría tan igualada como la Segunda División, el acierto goleador combinado con la seguridad defensiva se antojan trascendentales para asegurar el éxito, con lo que a poco que logre ajustar Martí el balance defensivo del equipo podrá contar con un bloque que de muchas alegrías a los aficionados considerando las enormes alternativas con las que cuenta en ataque.
Ese camino pudo haber comenzado este sábado al jugar los pupilos de Martí quizás el encuentro más completo desde que el balear se hiciera con las riendas del equipo, tanto en ataque como en defensa, donde volvió a dejar a cero la portería tras tres jornadas sin conseguirlo y logró cuatro tantos, cifra que no conseguía desde el año 2003 cuando hizo lo propio por dos ocasiones ante el Polideportivo Ejido y el Racing de Ferrol.
Se echaban de menos por parte del balear cambios tácticos, y vaya si se produjeron en el encuentro al plantear un novedoso sistema frente al Alcorcón donde volvió a emerger la figura del cuestionado trivote, pero en una vertiente desconocida.

Para la oportunidad Martí planteó un rombo donde Vitolo y Juan Carlos ocuparon los vértices superior e inferior, y Aitor Sanz y Bryan Acosta en los extremos, situándose en este caso el hondureño un paso adelante al madrileño.

Esta posición de Acosta le hizo brillar con luz propia en el partido, demostrando con su despliegue físico que el equipo puede aprovechar su concurso en el futuro de forma provechosa gracias a su trabajo de recuperación y opción de segundas jugadas gracias a su fenomenal disparo desde fuera del área.
Su posición adelantada permitió que avanzará la linea de presión y arrastró a sus compañeros en estas lides. El equipo, sabe que sin balón se encuentra incómodo, con lo que es importante que haya trabajo solidario en el robo empezando desde el atacante y la línea de medios, y en este sentido el trabajo del hondureño junto con el desplegado por Aitor Sánz fueron determinantes.
Robar y salir, esta es la máxima de Martí, donde la medular pasa inadvertida en favor de la velocidad y el contragolpe.
Otro jugador que se está antojando clave en este comienzo liguero está siendo Samuele Longo, no tanto por su efectividad goleadora, que ya empieza a maravillar a los seguidores blanquiazules. Quizás su trabajo con y sin balón está dando muchas opciones al fútbol de Martí que ve en el italiano la pieza que le faltaba en su engranaje al saber jugar de espaldas a la portería y su gran capacidad técnica que quedó e manifiesto en el partido que enfrenté al Tenerife al Granada CF, donde el italiano gracias a las características mencionadas fabricó él sólo el tanto que ponía el 2-1 en el marcador.
Imagen Destacada: Calculadoras.cl
Imágenes interiores: www.clubdeportivotenerife.es

Síganme en @abelsimve y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo , en www.fabebook.com/SextoAnillo o en nuestro Instagram: SextoAnillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *