Análisis Ciclismo Vuelta a España

Froome, un doblete para entrar en la historia

Este domingo Christopher Froome del equipo Sky consiguió ganar por fin su ansiada Vuelta a España, objetivo que llevaba buscando desde hace 6 años, cuando debuto en esta carrera en el año 2011 y se convirtió en objeto de todas las miradas ciclistas al ser superado solo por el sorprendente Juanjo Cobo y acabo segundo en la general final.

El debut del británico, que se ha convertido en el primer británico en ganar la Vuelta, fue en el año 2011 donde fue, repetimos, segundo en la general superado solo por el español Juanjo Cobo y donde acabo por delante de su compañero y líder en Sky en aquel momento, Bradley Wiggins, aunque consiguió la victoria en Peña Cabarga, y desde entonces esta carrera se ha convertido en uno de sus grandes objetivos temporada tras temporada hasta que por fin en este 2017 se ha llevado el premio final.

3º en su primera aparición en 2011. Vía: cyclingtips.com

Su segundo intento fue en el año siguiente, 2012, en el que se presentaba en la salida ya como líder único de su equipo y en el que partía como favorito indiscutible tras su gran papel en el Tour de Francia, donde fue 2º, pero aquel año tan solo consiguió acabar 4º de la general en un año donde el que se impuso fue Alberto Contador que nos dejó uno de los grandes momentos de ciclismo de los últimos tiempos con su ataque camino de Fuente Dé.

Tras el varapalo de 2012, Froome volvió a la Vuelta en 2014 donde se presentaba también como uno de los grandes favoritos y con la necesidad de vencer para poder salvar su temporada ya que abandono en el Tour por caída. Pero de nuevo apareció su bestia negra en España, Alberto Contador, que volvió a relegarle a la segunda plaza de la general final y le dejo con la miel en los labios de nuevo.

2º tras su bestia negra Contador en 2014. Vía: lequipe.fr

Lejos de venirse abajo, el británico, que se sentía en deuda con la carrera que le encumbro y le puso en el mapa ciclista de las grandes rondas por etapas continuó volviendo a nuestra gran ronda nacional y tuvo que abandonar en 2015, pero en 2016 de nuevo fue 2º, esta vez tras un gran Nairo Quintana que fue el que venció en la Vuelta, pero la culpa la tuvo de nuevo su bestia negra, Contador, que con un ataque camino de Formigal acabo de un plumazo con las aspiraciones del británico, que pese a todo se llevó dos etapas en el zurrón, la que acababa en Peña Cabarga de nuevo como en 2011 y la contrarreloj individual de Calpe.

Tras el varapalo de 2016 llegaba este año de nuevo con la misma idea, pero su preparación había sido distinta. Su obsesión por ganar en España le había llevado a llegar algo más corto de preparación al Tour de Francia, que consiguió ganar y donde demostró que su punto de forma comenzó a ser optimo en la última semana, cosa que le valió para presentarse en la salida de la Vuelta con un golpe de pedal idóneo para ganar la ronda.

En la tercera etapa, primera gran jornada de montaña, acabo 3º pero dejo prácticamente eliminado de la lucha al corredor que más le había arruinado sus intentos por ganar, Alberto Contador, que se dejó en meta con respecto al corredor del Sky 2 minutos y medio, y tomo el liderato de la carrera para no soltarlo. En la 9ª etapa en Benitachell consiguió su primera victoria de etapa en esta edición y en la contrarreloj de Logroño afianzo su maillot rojo de líder de la carrera para aguantar, con ayuda de su equipo del que podemos destacar a Poels (6º) y a Nieve (16º) que son los que más le han ayudado en la montaña, las embestidas de un Contador que tras perder la carrera se dedicó a buscar ataques lejanos para recuperar tiempo y ganar una etapa.

Froome arraso en la CRI de Logroño y afianzo su liderato. Vía: lavuelta.com

Tras una gran etapa en el Angliru donde demostró que era el más fuerte de la carrera por fin pudo celebrar la victoria que tanto buscaba el corredor del Sky y que tanto merecía. Victoria que le catapulta hacia la historia del ciclismo ya que se convierte en el primer británico en ganar la Vuelta a España, en el tercero que logra el doblete Tour-Vuelta tras Jacques Anquetil (1963) y Bernard Hinault (1978) y en el primero que lo logra desde que la vuelta se disputa en el mes de septiembre.

Llegando a la meta del Angliru en la 20ª Etapa. Vía: lavuelta.com

El siguiente objetivo del gran corredor británico es por supuesto ganar su 5º Tour de Francia para entrar en el famoso club de los 5 con los ya mencionados Anquetil e Hinault y con Merckx e Indurain y ser el 5º en la historia que consiga semejante hito. Después no se sabe si intentara reeditar su victoria en España o si por el contrario intentara ser el siguiente que gane la triple corona ganando el Giro, pero lo que si está claro es que continuaremos disfrutando de las grandes tardes que nos da el campeón británico. ¡Enhorabuena Froome!

Brindemos por un trabajo bien hecho. Froome en la última etapa. Vía: lavuelta.com

Imagen destacada: www.lavuelta.com

Síganme en @ichucoco y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Sextoanillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *