Ciclismo Opinión Vuelta a España

Gracias, Pistolero

Escribo estas líneas aún con la piel de gallina, con las emociones a flor de piel, sabiendo que hoy es el último día en el que veré a uno de los grandes hacer lo que más le gusta, disfrutar montando en bicicleta. Hoy ha llegado el día al que muchos de los aficionados al ciclismo temíamos, el pistolero, Alberto Contador, se despide de la alta competición (con vuestro permiso, el “paseo” de mañana domingo no lo considero competir).

Y te has despedido, vaya si lo has hecho, pero a lo grande, como tú eres, en una etapa, en un lugar  épico, de los que quedan para la historia, en una montaña que con sólo escuchar su nombre hace temblar, L’Angliru. En uno de los pocos sitios en el que tan sólo gana el más fuerte, el más valiente, el que sabe apretar los dientes y sufrir con un único objetivo, la victoria. Y eso ha ocurrido hoy, ha ganado el más valiente, el más fuerte, el mejor.

En tu instagram pusiste que la de hoy era tu última etapa de montaña como ciclista profesional, era tu última bala, y has dado en el pleno, en todo el centro, la has coronado haciendo 5km tú solo, encima de la bici, bueno, sólo no, con los aficionados desgañitándose, animándote como hemos hecho siempre, unos en la carretera y otros desde casa, pero a tu lado de una forma u otra, sufriendo contigo, pedaleando como un gregario más, sabiendo que todo merecería la pena.

Así eres, Alberto, un corredor incansable, inconsciente tal vez, que ataca cuando nadie lo espera, nunca te guardas un poco de fuerza por si te pudiese hacer falta, si no vas ganando, lo das todo por la victoria, a dar guerra, a dejarte ver, y es que, como tú mismo dices, no disfrutas del ciclismo sino es haciendo eso. Ese autodisfrute nos permite sufrir contigo, emocionarnos, sentir esos nervios de, ahora coge distancia pero… ¿le aguantarán las fuerzas hasta el final? Duda que seguro que tú también la tienes, pero aun así sigues pedaleando, como si el mañana nunca fuese a llegar, como si la meta estuviese a 30 metros en vez de a 30 km, te da igual y nosotros lo agradecemos y lo vivimos.

Hoy, como tantas veces, nos has hecho sufrir y disfrutar a partes iguales en cada pedalada, en cada metro, en cada gota de sudor, el ataque de tu compañero Pantano era, según tus propias palabras de kamikaze, pero si hay un kamikaze en el pelotón ese lleva el nombre de Alberto Contador, y por eso no lo has dudado, en cuanto has podido allá que has ido, a por la rueda de tu compañero, a por la victoria, y porqué no, a intentar subir al pódium.

Ha llegado el momento, ese que tantos temíamos, pero ya está aquí, mañana, en la capital de España colgarás la bicicleta, con un mallot, el del más combativo, que te has ganado a pulso, no sólo en la Vuelta, también en toda tu carrera, y lo harás con un homenaje en el que tu país, tu deporte, tus compañeros y el mundo en general te dará rendido a tus pies, a una de las grandes leyendas del ciclismo, a uno que ha demostrado, que en el ciclismo, como en la vida, nunca hay que rendirse, que hay que luchar hasta el final, hasta la extenuación, demostrando que todo esfuerzo tiene su recompensa, y por todo esto te has convertido en todo un ejemplo y en un leyenda.  Por todo y por mucho más, hoy, como hice tantas veces, ganases o no, me he levantado del sofá, me he quitado el sombrero y he dicho emocionado…

¡GRACIAS POR TODO, PISTOLERO!

Síganme en @KarlLyon4 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, en nuestro Instagram: sextoanillo. Entérate de todas las noticias de raquetas en @SACiclismo

Fuente de la foto principal: elpais.com

One Response

  1. Un artículo de los mejores comentaristas, felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *