Rugby Top 14

TOP 14 Montpellier líder en solitario

Ya escribimos el sábado que la primera jornada de la liga francesa se presentaba interesante y desde luego no ha defraudado a nadie, alguna sorpresa y un primer líder muy sólido, Montpellier que apenas dio opciones al rival.

Lyon y La Rochelle, obtuvieron sendas victorias a domicilio, estos últimos han iniciado la competición en la misma línea que finalizaron la sesión anterior; y derrota del vigente campeón, Clermont, que no supo mantener la ventaja en el marcador que tenía al finalizar la primera parte.

La jornada se abrió en el Stade Charles Mathon, en el que Oyonnax y Stade Toulousain empataron a 23, en un encuentro que no se puede decir que sea para recordar.

Los locales regresaban a la máxima competición, y su inicio, si no por juego por momentos muy impreciso, parecía prometedor ya que después de muchos minutos de ir a remolque en el marcador, y a falta de doce minutos para la finalización consiguieron darle la vuelta y adelantarse en el mismo por 23-16.

Toulouse con una muestra de paciencia y buen hacer, no desaprovechó las oportunidades en los lanzamientos a palos, y por medio de Thomas Ramos, que volvió a Toulouse después de su paso por el Colomiers en la temporada anterior, conseguía ir por delante en casi todo el encuentro, y a pesar de que parecía que caería derrotado, consiguió empatar a escasos minutos del final.

Oyonnax en algunas fases del partido demostró que saber jugar al rugby, mostró el juego que había desplegado la temporada anterior y que le llevó a ganar el PRO D2, pero debe mejorar bastante si quiere hacer algo más que mantener la categoría.

A destacar el gran partido del ala local Dug Codjo, y del sudafricano Cheslin Kolbe por el Toulouse.

Por el Oyonnax anotaron ensayos Ursache y Botica, convertidos ambos por este último, quien además consiguió transformar tres golpes de castigo.

Por parte Stade Toulousain, Bezy y Kolbe lograron los ensayos, y Ramos se encargó de la conversión y de la transformación de tres golpes de castigo.

Arbitró Mathieu Raynal, que mostró tarjeta amarilla al visitante Pérez.

El otro encuentro en que el otro equipo ascendido iniciaba la temporada en el Top 14 tuvo lugar en el Altrad Stadium, y desde luego no le pudo sentar peor el retorno al Agen que cayó derrotado frente a Montpellier por un claro 48-19, que de alguna manera recordó al último partido que habían jugado ambos contendientes en la temporada 2015-16 en la que el resultado fue de 45-20, solo cambió el resultado, porqué el partido en sí fue muy similar.

Los heraultais impusieron su ley desde el inicio del partido, con un Aaron Cruden magistral, quién a pesar de no anotar ningún ensayo, desplegó su mejor juego y marcó de largo el ritmo de partido. La apuesta del joven apertura neozelandés, 28 años, por venir a la mejor liga de rugby, parece que ha tenido un buen inicio, su valentía la ha demostrado tanto en el terreno de juego, como fuera, superando un gravísimo cáncer diagnosticado a los 19 años.

Agen se mostró impotente ante el juego desplegado por Montpellier, y tal como indicó su técnico, el expuma Mauricio Reggiardo, la elevada pérdida de balones por parte de sus hombres condicionó en mucho el juego de su equipo y a postre la abultada diferencia final en el marcador.

Mucho trabajo va a tener el entrenador agenais para corregir lo visto este sábado, de car a mejorar tanto el juego como la imagen ofrecida por sus jugadores, de cara a la segunda jornada que recibirá en su estadio a Racing 92.

La nota negativa del encuentro, la lesión en el minuto 21 del primer tiempo, del medio de melé local, Benoît Paillaugue, quien es probable que esté alejado de los terrenos una seis semanas, ya que tiene afectado el ligamento interno de la rodilla derecha.

Los 48 puntos de Montpellier fueron obtenidos por siete ensayos de Nadolo, Tomane, Fall, Devergie, Dumoulin, Ruffenach y Liebenberg, una conversión y un golpe de castigo transformados por Paillaugue; y cuatro conversiones de Pienaar, que había sustituido al lesionado Paillaugue.

Agen anotó tres ensayos, Bosch, Heriteau y Mchedlidze, que fueron convertidos por McIntyre y Russell.

El arbitro del encuentro fue Tual Trainini, quien mostró catulina amarilla al visitante Cedaro por un placaje alto.

Mal inicio en la defensa del título por parte de Clermont en el estadio Jacques Chaban-Delmas frente a Bordeaux-Bègles, ya que cayó derrotado finalmente por 32-25, a pesar de haber dominado el marcador y el juego en el primer tiempo que había finalizado a su favor, 11-18.

Los campeones cometieron muchísimas indisciplinas durante el partido, fue sancionado con 16 golpes de castigo, y eso lo aprovechó a la perfección el apertura local, en neozelandés Simon Hickey, que transformó cinco.

Clermont inició el partido de forma casi perfecta, se sobrepuso al ensayo inicial del rival, Fuatai anotó en el minuto 6, por medio de dos ensayos de Yato y Grosso, y mantuvo su ventaja hasta el descanso; pero como hemos dicho sus indisciplinas lo condenaron a salirse del partido, y una de ellas le costó la exclusión al talonador amarillo, Benjamín Kayser, justo en el minuto 40.

A pesar de la desventaja de siete puntos, los “girondins” salieron convencidos de poder dar la sorpresa cambiar el signo del partido y del resultad a su favor. Hay que tener en cuenta que Clermont ha ganado a Bordeaux, cuatro de los cinco últimos partidos en que se han enfrentado, y no querían sufrir una nueva derrota, aunque fuera contra el campeón.

Y sí fue, Bordeaux despertó de su letargo, y dejó de ir al ritmo de su oponente, poco a poco fue acercándose al marcador, sobre todo gracias a las transformaciones de golpes de castigo, hasta que consiguió una ligera ventaja de cuatro puntos, 22-18, y que aumentó hasta los 32 del final, mientras que los “auvergnats” solo consiguieron un ensayo y su conversión.

Bordeaux-Bègles supo trabajar para obtener la victoria final, por el contrario Clermont, parece que salieron a disputar el partido con la confianza de que el ser campeón podía servir de algo, la derrota les dará que pensar y que el título se gana jugando, no con el recuerdo.

A destacar entre los locales, el buen juego ofrecido por Fa’asiu Fuatai y Peni Ravai.

Anotaron ensayos por los bordeleses Fuatai, Ravai y Dubié, por otro lado Schoeman convirtió el último ensayo, y Hickey se encargó de transformar cinco golpes de castigo.

Yato, Grosso y Simutoga, anotaron los tres ensayos de Clermont, Patricio Hernández convirtió un ensayo y dos transformaciones de golpes de castigo, y por último Camille López, que salió en sustitución del anterior, convirtió un ensayo.

El encuentro fue dirigido por Thomas Charabas que,al como hemos indicado, mostró tarjeta amarilla a Kayser.

Y por lo que respecta al resto de partidos, resultados y anotadores empezemos por el celebrado en el Stade Yves Du Manoir que acogió un más que interesante Racing 92-Castres, dos firmes candidatos al título, o como mínimo a los play-offs. Victoria de los parisinos por 25-21 a pesar de sus numerosas bajas, pero que por otro lado los cambios realizados durante el partido fueron más que efectivos, la entrada de Iribaren como medio de melé y junto con la vuelta a su sitio de Dan Carter, dejó el partido a favor de los locales.

Por los racinguistas anotaron ensayos Tuitavake, Imhoff y Dupichot, y Carter se encargó de la conversión de dos ensayos y transformó dos golpes de castigo.

Castres sumó sus puntos por medio de los ensayos de Armand Batlle, y Urdapilleta, convirtió un ensayo y transformó tres golpes de castigo.

Arbitró Maxime Chalon y mostró tarjeta amarilla al local Baubigny por un placaje peligroso y al visitante Jelonch por placaje alto.

En el Stade Jean Bouin se jugó el duelo que enfrentaba al otro equipo parisino, el Stade Français frente a Lyon, y que se saldó a favor de los visitantes, 16-25 señaló el marcador al final del encuentro.

Mal inicio de los “rosas”, y mal inicio para el nuevo propietario del club, el alemán Hans-Peter Wild, que ha entrado en el club parisino con mucha ilusión, haciendo profundos cambios e intentando hacer olvidar la agitación de la temporada anterior, marcada por la posible fusión con su oponente de la capital francesa el Racing.

Lyon se impuso, y ha dejado claras sus aspiraciones a la lucha final.

Por el Stade Vuidravuwalu anotó el único ensayo de su equipo convertido por Morne Stein y asimismo trasformó tres golpes de castigo.

Lyon sumó tres ensayos por medio de Regard, Palisson y Lacombe, dos de ellos convertidos por Beauxis junto con un golpe de castigo transformado y otro por parte de Frèderic Michalak.

El partido fue arbitrado por Laurent Cardona mostró amarilla al jugador de Stade, Arias por placaje peligroso, y al de Lyon, Regard por avant voluntario.

Brive y La Rochelle se enfrentaron en el Stade Amédée Domenech con victoria para los visitantes por 10-19.

Buen inicio para los marítimos por la victoria, pero el juego que ofrecieron ambos equipos no fue vistoso ni agradable, demasiados errores y bastantes indisciplinas, cuatro tarjetas amarillas, dos para cada equipo.

Para Brives anotaron Asieshvili un ensayo y Samuel Marqués se encargó de conventir, además de transformar un golpe de castigo.

Los rochelais Retiere y Bales, dos el primero y uno el segundo, consiguieron los ensayos, Goillot y James convirtieron uno cada uno.

Alexandre Ruiz fue el arbitro del partido, que mostró las tarjetas indicadas, las dos de los locales para Da Ro Francois y Lapeyre Benjamin, y para los visitantes Sazy Romain y Naoliko Jone.

La jornada la cerraron Toulon y Pau, en el Stade Mayol, con victoria clara para los primeros por 41-14, los locales salieron a por todas desde el inicio y trabajaron para obtener una merecida victoria, a la que solo le faltó obtener el bonus ofensivo.

Bonneval, Van der Merwe y Ashton, en dos ocasiones consiguieron los ensayos de Toulon de los cuales tres fueron convertidos por Anthony Belleau así como cinco golpes de castigo transformados.

Gunther y Nicot anotaron los ensayos para los paloises y Slade se encargó de la conversión.

Laurent Cardona dirigió el encuentro sin incidencias.

Así las cosas, tras la disputa de los partidos Montpellier encabeza la clasificación en solitario con 5 puntos, gracias al bonus ofensivo; le siguen con 4 Toulon, Lyon, La Rochelle, Bordeaux-Bègles y Racing; con dos puntos Toulouse y Oyonnax; Castres con un punto gracias al bonus defensivo; y sin puntos Clermont, Stade Français, Brive, Pau y Agen, que cierra la tabla.

Por lo que se refiere a los anotadores Anthony Belleau, del Toulon, con 21 puntos es el líder.

Vamos a esperar a ver como se desarrolla la segunda jornada el próximo fin de semana.

Siganme en @campese56 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.faceboock.com/sextoanillo o en nuestro instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *