Crónica Más Deporte Waterpolo

Cara y cruz en el mundial de waterpolo

El pasado día 16 de este mes comenzó el Campeonato del Mundo de Waterpolo celebrado en la ciudad húngara de Budapest, en el cual España contaba con representación tanto femenina como masculina. Ambos equipos, dirigidos por David Martín y Miki Oca, respectivamente, llegaban con numerosas novedades entre sus filas, y, aunque no todo fueron buenas noticias, el futuro del waterpolo nacional pinta muy bien.

Las convocadas por parte de Miki Oca, fueron: Laura Ester, Marta Bach, Anna Espar, Beatriz Ortiz, Matilde Ortiz, Helena Lloret, Clara Espar, Pilar Peña, Judith Forca, Paula Crespí, Anna Gual, Paula Leitón y Sandra Domene.

Las primeras en empezar este campeonato fueron las pupilas de Miki Oca, encuadradas en el grupo B, donde tuvieron que enfrentarse a Estados Unidos, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Las chicas terminaron segundas una fase de grupos en la que sólo perdieron contra la todopoderosa Estados Unidos por 12 – 8 tras un mal primer cuarto que las condenó. Por el contrario, en partidos sencillos para las nuestras, ganaron a Nueva Zelanda por 2 – 10 y a Sudáfrica por 3 – 17. Esta posición les llevó a jugar en los octavos de final contra China, a las que ganaron por 5 – 13 en un partido muy serio de las nuestras, dándoles así el pase a cuartos.

En los cuartos de final, el rival a batir era Grecia, un equipo muy serio, con grandes jugadoras y que nunca dan un balón por perdido. El partido fue de altos vuelos, tal fue la igualdad que, para desgracia de los corazones de todas los seguidoras y seguidores, acabó en empate a 10 gracias a un gol in-extremis de Judith Forca y todo se tuvo que decidir en los penaltis. Tras una tensa tanda de penaltis, en la que Laura Ester volvió a volar sólo como ella sabe y un gran acierto desde los 5 metros, las chicas ganaron por 2 – 4, logrando otra gran hazaña y volviendo a luchar por medallas.

En las semifinales esperaba una enorme Canadá que dio la sorpresa al ganar a Hungría en cuartos, y que ha hecho un campeonato excelente. Las chicas salieron con las ideas muy claras y sabiendo qué hacer frente a una novedosa defensa por parte del conjunto canadiense que tantos problemas habían dado al resto de selecciones. El acierto del equipo técnico a la hora de plantear el partido y una estelar Anna Gual, alzaron a España a la cima del waterpolo volviendo a llegar a una final tras ganar por 10 – 12.

Y llegó el gran momento, aquello por lo que tanto habían luchado, y aunque en la final estuviera el “coco”, Estados Unidos, las guerreras no iban a darse por vencidas, ni mucho menos. Salieron muy concentradas al partido, creando serios problemas a las americanas en un primer cuarto muy ajustado. Poco a poco las estadounidenses fueron marcando territorio y, lideradas por una incansable Melissa Seidemann, lograron llevarse el partido por 13 a 6.

Las pupilas de Miki Oca siguen haciendo méritos para que el waterpolo gane peso en el panorama deportivo nacional, consiguiendo una plata que vale oro y demostrando el gran equipo que son, donde desde la primera hasta la última aporta grandes cosas. Todo ello liderado por una Anni Espar que ha hecho un grandísimo campeonato.

Además de la plata, Laura Ester y Paula Leitón fueron elegidas como mejor portera y mejor boya, respectivamente, entrando en el equipo ideal del campeonato.

¡Enhorabuena!

Los convocados por parte de David Martín, fueron: Daniel Lopez Pinedo, Alberto Munarriz, Álvaro Granados, Miguel de Toro, Alejandro Bustos, Marc Minguell, Alberto Barroso, Albert Español, Roger Tahull, Francisco Fernández, Blai Mallarach, Víctor Gutiérrez y José María Motos.

Un día después de la competición femenina, daba comienzo la masculina. Los chicos, encuadrados en el grupo C, tuvieron que enfrentarse a grandes selecciones como la griega y la serbia, además de una débil Sudáfrica.

El primer partido para los chicos de David Martín ya era vital para poder obtener unos cruces en octavos más asequibles, pues se enfrentaban a Grecia, una selección que cada vez va a más y que cuenta con jugadores de gran nivel mundial. Los chicos hicieron un partido serio, pero el poco rodaje de este grupo de jugadores como equipo se notó en algunas fases del partido, lo que provocó que perdieran el partido por 7 – 8.

El siguiente partido, contra Serbia la ganadora de todo en los últimos años, se antojaba difícil, y aunque perdieran por 5 – 11, mostraron una buena imagen ante este gran conjunto. El último partido, contra Sudáfrica, fue fácilmente ganado por 16 – 4, quedando finalmente en tercera posición.

En los octavos se verían las caras con Rusia, una selección muy física y que tiene las cosas claras en cuanto a su juego se refiere. Fue un partido complicado para los chicos, un partido en el que la falta de puntería, y despistes defensivos se pagaron muy caro. Esto les llevó a perder por 10 – 11. Esta dura derrota no estaba en los planes de ningún jugador, entrenador, ni espectador, pues esta selección tiene calidad para luchar por posiciones mucho mejores.

A pesar de esta derrota, y lo duro que fue en el apartado psicológico para nuestros chicos el no poder luchar ya por medallas, supieron reponerse y levantar la cabeza para acabar el campeonato de la mejor manera posible. En las semifinales en lucha por los puestos del noveno al duodécimo esperaba Kazajistán, una selección muy dura, con jugadores veteranos. Los de David Martín no entraron al juego de Kazajistán y consiguieron imponer el suyo, lo que les llevó a ganar con clara ventaja por 6 – 18.

El último partido del campeonato para nuestra selección masculina sería contra Japón, en lucha por el noveno o décimo puesto. Este equipo tiene una forma de jugar nada habitual en el waterpolo actual, pues rehuyen el contacto físico al ser jugadores de menor peso y tamaño. Este estilo provoca que los rivales se sientan muy incómodos al atacar, y su jugador referente, Seiya Adachi, en ataque casi hace el resto. Los chicos supieron jugar con esto, y aunque no fue un partido del todo cómodo, lo supieron controlar y así poder ganar por 11 – 13 y acabar el campeonato con victoria y en novena posición.

A pesar de este mal y poco esperado resultado, los chicos cuentan con mucha proyección, tratándose de un equipo muy joven (como es el caso de Álvaro Granados) y de una calidad inmensa demostrada en numerosas ocasiones. Los comienzos nunca son fáciles, pero estamos seguros de que este equipo dará mucho que hablar.

¡Ánimo!

Jaime Plaza.

Foto destacada vía: @RFEN_directo

Podéis seguirme en @jplazar7 y toda la información deportiva en @SextoAnillo y en nuestras redes sociales: facebook.com/sextoanillo y en instagram: sextoanillo.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *