Análisis

Seguir creciendo, la filosofía del Santa Teresa CD v4.0

Tras tres años en la primera división femenina, el Santa Teresa CD ha pasado de ser un equipo inexperto y nervioso a uno con las cosas más claras, con astucia, con capacidad de sufrimiento y un equipo  muy a tener en cuenta por sus rivales. Porque si algo ha demostrado a lo largo de estos tres años es que cualquiera puede morder el polvo en su estadio.

Por esta razón, ya en su cuarto año en la élite, el equipo del que las jugadoras de gran calidad se iban para buscar nuevos proyectos, se ha convertido en lugar atractivo donde jugar, porque es un club hecho por y para ellas. Resulta innegable que cada año cuesta más mantenerse en una Liga Iberdrola que no sólo ha mejorado la visibilidad de la mujer en el mundo del fútbol, sino que ha subido el listón de calidad en nuestro país. No vale sólo reforzarse, hay que reforzarse bien, con jugadoras que den un plus de calidad a lo que hay en plantilla, que sumen, que resuelvan. Eso es lo que más claro tenía Juan Carlos Antúnez cuando decidió quedarse como entrenador en el Santa Teresa CD.

La plantilla, con sus altas, bajas y sus renovaciones, hasta la fecha, queda de la siguiente manera:

Portería

Las bajas al término de este tercer año son importantes, ya que las dos porteras se marchan de la entidad: Mainguy, que fue un fichaje experimentado para suplir la marcha de Mimi al Espanyol, resultó dar un gran rendimiento en términos generales y muchas de las victorias del equipo pasaron por el temple de sus guantes. Bea, por otro lado, ha decidido retirarse del fútbol en activo y siempre tendrá un lugar en los corazones blanquirrojos.

Para compensar estas dos marchas importantes, ha llegado sangre muy fresca, aunque no carentes de calidad y experiencia: la primera en llegar al Santa Teresa CD fue Yolanda Aguirre, de 19 años, viene del CFF La Solana con la firme convicción de hacerse con la titularidad. Sus internacionalidades sub-17 y sub-19 avalan su buen hacer y sus buenos números en el último año, encajando sólo 24 goles en toda la temporada, hacen que sea un fichaje muy interesante de cara a los próximos años. Para compensar la inexperiencia en la categoría y la juventud de Yolanda, unas semanas después llegó la que durante las últimas temporadas ha defendido la portería del Zaragoza CFF, Patricia Larqué. La jugadora maña, sin ser una de las porteras más altas de la categoría, ha demostrado en múltiples ocasiones que suple su falta de estatura con agilidad, valentía y saber colocarse bajo los palos. Toda una garantía.

Defensa

La marcha de Maddy Torre al Betis, reforzando así un rival directo, ha dejado un vacío en la defensa difícil de tapar. La joven jugadora guipuzcoana, que fue un gran fichaje por parte del Santa Teresa CD la temporada pasada, ha sido una pieza clave de la calidad defensiva de las pacenses. A esta despedida hay que sumar la marcha de Sandra, ya que la jugadora brasileña no ha tenido demasiado protagonismo en el equipo, y la retirada de Vania Martins, que en este último curso ha ayudado al equipo destapándose como una incansable lateral, pero que ha decidido colgar las botas. Por otro lado, Meme Deocano, que hasta ahora ha tenido una colaboración casi testimonial en el juego del equipo, ha resultado ser más valiosa en otros ámbitos del club y está más centrada en desarrollar su trabajo de gestión del mismo.

Para estas ausencias el Santa Teresa CD ha exprimido el mercado nacional e internacional y ha traído jugadoras contrastadas en la máxima categoría que sigan la senda del trabajo defensivo del que es baluarte el equipo pacense. Del Zaragoza CFF viene Marta Reyes, una jugadora de 23 años con una gran polivalencia en la zona defensiva y que además posee gran velocidad y golpeo de balón, esto último muy importante en un equipo con una gran preparación de las jugadas a balón parado. Tres días después se anunció el fichaje internacional que estaban esperando, el de la defensa Augustine Ejangue, que llega desde tierras danesas, concretamente desde el club Fortuna Hjørring, para, a sus 28 años, aportar experiencia y competitividad a la zaga. Su larga trayectoria en equipos europeos con presencia en Champions League y la participación con su selección en el mundial de Canadá le aporta un bagaje más que considerable.

Sin tiempo para cavilaciones, se lanzaron a por el fichaje de Alba Gordillo, la que hasta ahora ha sido capitana del Oviedo Moderno, con experiencia en primera división, se trata de una jugadora de carácter y personalidad, con gran habilidad en el juego aéreo, salida de balón y posibilidad de jugar tanto de central como de pivote defensivo, algo que Juan Carlos Antúnez debe valorar positivamente.  Y para terminar, siguiendo por la apuesta en cada demarcación de una jugadora joven y de proyección, procedente del FC Barcelona B llega Ariadna Rovirola. Su indudable calidad, su versatilidad y su buen toque de balón convierten su fichaje en una apuesta de garantía. Ha acudido a varias llamadas de la selección sub-19 y esta última temporada ha estado convocada con el primer equipo en varios partidos, con la experiencia que ello representa.

Estas cuatro jugadoras se unirán a las ya contrastadas Marta Parralejo, María Neira, Puerto y Contreras.

Medio campo

El corazón de los seguidores blanquirrojos se estremecía al ver despedirse en la última jornada de liga a Chica, un estandarte del equipo y una jugadora de indiscutible calidad, pero después de todo, sus circunstancias personales han cambiado y sigue un año más en el equipo pacense, convirtiéndose quizás en el refuerzo más ilusionante de todos. Pero no es la única novedad, ya que precisamente pensando en su ausencia, el Santa Teresa CD movió ficha y quiso que retornase a tierras extremeñas una jugadora que en los últimos años ha defendido la camiseta del Levante UD. Nos referimos, por tanto, a Alba Merino. La jugadora, originaria de Guadiana del Caudillo, regresa a Extremadura para formar parte de la gran familia del Santa Teresa CD, en la que ya se siente parte de ella. Sus trece años jugando a máximo nivel, su gran polivalencia y facilidad para distribuir el esférico hacen de ella una compañía ideal para Chica y Estefa, e incluso ofrece la posibilidad de darles descanso y relevarlas, ya que en la temporada pasada las lesiones en la medular habían sobrecargado las piernas de estas dos jugadoras.

A estas incorporaciones hay que sumar la recuperación de Nayadet, cuya lesión de rodilla frustró el buen inicio de temporada que hizo con el equipo. Con estos mimbres y los que ya tenía el conjunto, con la renovación de la gran capitana, Estefa, la continuidad de Hitomi, Aina Torres, Marta Rubio y la subida del filial de Irene, el Santa Teresa CD conforma un centro del campo creador que, si le respetan las lesiones, puede dar muchos buenos ratos de fútbol a sus seguidores.

Ria Öling es la única centrocampista que no continúa, a pesar de las buenas actuaciones que tuvo en los últimos partidos de la temporada que acaba de terminar, y ha regresado a su club de origen, el TPS.

Delantera

Es precisamente el lugar donde más problemas ha tenido siempre el Santa Teresa CD, más si cabe en este último año. Las lesiones volvieron a truncar muchas de las posibilidades de progresión de algunas de las jugadoras que llegaron con buenos números al equipo, véase Peke o Raquel. Ambas sufrieron sendas lesiones de rodilla que impidieron dar lo mejor de ellas. En enero vino Tia Hälinen, que si bien aportó algo nuevo y potente a la delantera con su estilo de juego y su poderío físico, no terminó de acomodarse a la forma de jugar del entrenador y, para más desgracia, no pudo terminar la temporada por problemas de salud. Por lo tanto, sin poder renovar a la finlandesa y con la marcha de Peke, no quedaba más remedio que acudir al mercado a traer lo que se necesitaba: gol.

El fichaje, por tanto, de Carla Gómez, procedente del Zaragoza CFF no resultó inesperado, ya que el equipo necesitaba alguien de banda que complementase a Mireya, y que además tuviese buenos números. Su formación en la cantera del FC Barcelona y su experiencia en varios equipos de primera división hacían muy interesante su llegada al equipo.

Pero indudablemente, el fichaje estrella para esta demarcación ha sido Ali Muñoz. La jugadora, procedente del Fundación Albacete, es una de las artífices de los buenos resultados del conjunto manchego en la casilla de goles a favor. Alta, potente y con un gran olfato goleador, espera ser el referente en punta que meta los goles que el curso pasado no pudieron materializarse. Su experiencia y calidad son incontestables, además de contar con el beneplácito del entrenador, que en los últimos años siempre se ha deshecho en elogios hacia la capacidad goleadora de Ali (y también ha sufrido sus goles).

Estos fichajes, junto con la recuperación de Raquel, la explosión de los últimos partidos en la temporada pasada de Sofía, que está empezando a aprovechar esa velocidad punta endiablada que tiene y la incombustible Mireya serán las encargadas de finalizar las jugadas y apuntillar los partidos en la próxima temporada.

A la espera de que apareciese algún otro fichaje más, parece que estos son los mimbres con los que contará Juan Carlos Antúnez para tejer la versión 4.0 del Santa Teresa CD en la Liga Iberdrola. Esperemos que sean suficientes para alcanzar las metas que se propongan.

La imagen procede de santateresacd.es

Sígueme en @PuriHB y mantente informado en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, en nuestro Instagram: sextoanillo y toda la actualidad deportiva de fútbol femenino en @futfem6Anillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *