Análisis Selecciones

México, el gran animador de la Copa Oro

Tramite superado. México ganó como se esperaba en su debut en Copa Oro.

Después del agridulce paso por la Copa Confederaciones, la selección mexicana alternativa tiene la responsabilidad y la obligación de levantar el titulo, y sí, digo alternativa porque aunque a muchos les molesta o no les parece, tenemos que aceptar que los jugadores que hoy representan a México son de una selección ‘B’ e incluso algunos otros podrían ser considerados de una ‘C’.

Lo anterior no quiere decir que no haya calidad ya que hay jugadores que fácilmente podrían pelear un puesto a los titulares de la selección estelar, y sin temor a equivocarme, me atrevo a decir que jugadores como Orbelin Pineda, Pizarro, Erick Gutierrez, Elias Hernandez y Jair Pereira podrán derrocar a un selecto grupo de jugadores intocables en la selección, que siguen estando ahí mas por nombre que por el hombre.

Por otra parte, tras lo exhibido en su primer partido, la selección mexicana nos ha demostrado porque hoy, y en la mayoría de las ediciones pasadas del torneo, es y ha sido considerado el máximo candidato para consagrarse monarca. Pese al incremento de nivel que han tenido algunas selecciones de la zona, hoy mas que nunca México parte desde una zona que históricamente le duele mucho, la de llevar la etiqueta de favorito. Hoy la selección azteca debe refrendar esa etiqueta de Gigante de Concacaf, y es que, las selecciones que  han alzado la mano en la zona en los últimos años como: Estados Unidos, Costa Rica e incluso Honduras y Panamá, se han decantado por el mismo camino de la selección mexicana, y es el de llevar una selección alternativa.

Por otro lado, no queda duda de que México es el gran animador del incomodo torneo, que sobre lo deportivo siempre impera lo económico y se sigue decidiendo hacer cada 2 años.  La etiqueta de favorito la lleva desde lo mercadológico hasta lo deportivo. Con estadios repletos de mexicanos prácticamente juegan como local en patio ajeno.

México inició como todos esperábamos, pero tendrá que mantener el camino por la misma linea, si bien el proyecto de Juan Carlos Osorio cada vez luce con mas dudas y poco a poco ha perdido credibilidad entre el aficionado, la ventaja de dirigir a la selección mexicana es que cuentas con tanques de autentico oxigeno, como lo son estos torneos, donde se reaviva la esperanza en el aficionado y nuevamente se infla un ‘globito’ que mas que contener las bases de un proyecto sólido, se llena de esperanzas sin pies ni cabeza que tarde o temprano termina reventando por un alfiler de realidad.

Al final de todo México tendrá la mesa servida a su favor, con estadios llenos, rivales a modo e incluso mal pensar que el arbitraje juegue de su lado como se vio en la edición pasada. La selección Azteca deberá ganar y evitar una tragedia que sería muy difícil justificar con verdaderos argumentos, por no decir imposible. Tendrá que saber jugar los partidos y hacerse de los trámites para poder consagrarse nuevamente con el título.

Si los pronósticos son acertados México levantará la copa, pero no podemos olvidar que en el fútbol cualquier cosa puede pasar.

Sígueme en @PepaoO y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo, en nuestro Instagram: sextoanillo.

Fuente de imagen destacada: laopinionla.files.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *