Análisis Gimnasia Artística

Israel, Rusia y Brasil destacan en Osijek

Durante los días 18 a 21 de Mayo tuvo lugar en Osijek, Croacia, la segunda parada de la World Challenge Cup de gimnasia artística. Esta final ha destacado por unos ejercicios más homogéneos que en Koper y por una tendencia a las notas acabadas en 7.

La competición masculina comenzó con el suelo, donde el ganador fue el jovencísimo ruso Kirill Prokopev, con una nota de 14.767. En su ejercicio destacaron las combinaciones de molinos, así como una cierta tendencia a la posición extendida. Dolgopyat, que en Eslovenia quedó séptimo por culpa de una caída, aquí consiguió alcanzar la plata con ejercicio de mayor dificultad que el del ruso. Comenzó con un doble carpado con media pirueta. A continuación, un elevadísimo doble agrupado con doble pirueta. Sus pequeñas imprecisiones en las recepciones deslucieron un poco el resultado final. El bronce del húngaro Krizstian Boncser estuvo lejos en dificultad, no así en ejecución. Destacó por una mayor variedad de elementos, pero tampoco fue capaz de clavar las diagonales. Arthur Zanetti, por su parte, repitió la cuarta plaza de Koper, esta vez falto de altura en sus mortales. Otro que repitió final fue Verhofstad, que no tuvo su día y se cayó en la segunda diagonal.

La final de caballo con arcos estuvo protagonizada por las caídas, incluso en las posiciones de medalla. El irlandés Rhys McClenaghan se subió a lo más alto con una técnica depurada, sin problemas en los molinos en el extremo del caballo. Su nota fue la única que alcanzó los 14 puntos. La plata y el bronce se quedaron en casa. Robert Seligman destacó por su velocidad.  En uno de los molinos sobre una grupa se le abrieron las rodillas y cayó, pero hasta ahí estaba cuajando una buena actuación. A partir de ahí le falló la concentración y dobló su postura. Curiosamente, su salida no pasó por la vertical. Matija Baron no llegó a caer, pero en un extremo abrió las piernas y llevó las rodillas dobladas. El resto, excepto Cournoyer, cayeron al suelo.

Arthur Zanetti repitió el oro de anillas, superándose a sí mismo por cinco centésimas con respecto a Koper y demostrando que sigue siendo un dominador del aparato. El ruso Simonov fue segundo con un ejercicio que mantuvo un ligero balanceo, pero clavado en la salida. En los cristos abre las manos para marcar la dificultad. Eyal Glazer consiguió la segunda medalla del día para Israel. A pesar de un ligero problema en el último apoyo invertido, su gran frenada en los elementos de báscula contribuyeron a que se hiciera con el metal.

Zanetti. Fuente: The gymternet

La final de salto, al igual que la de caballo con arcos, nos dejó un oro de una nacionalidad inusual. El dominicano Audrys Nin Reyes superó a sus adversarios  con un Dragulescu clavado y un Tsukahara con pirueta y media con un paso en la recepción. Gran noticia ver a un representante bielorruso en la posición de plata, Ilya Yakauleu lo logró con dos saltos que, si bien no fueron perfectos, le fueron suficiente. Andrey Medvedev cambió su primer salto con respecto a Koper, esta vez mostró un Roche que comenzó en carpa pero acabó agrupado. Su Tsukahara doble en carpa mejoró la media.

Jossimar Calvo esta vez tuvo mejor actuación en paralelas, y eso se vio reflejado en su nota y en su medalla, un oro logrado gracias a unos diamidovs bien controlados, un gran desplazamiento potentísimo y un doble agrupado delante de salida, que clavó. El ruso Eltcov, segundo, no fue tan preciso, pero en su rutina brilló un mortal con media pirueta para cambiar la dirección. El veterano Fuentes, representante de Venezuela, mostró el trabajo más original de la final, con trabajo bajo una banda y un desplazamiento con mortal adelante al apoyo braquial que sorprendió a todos.

La barra repitió las dos primeras posiciones de Koper, esta vez sin empate entre Srbic y Deurloo. El local recibió los aplausos de su público en la unión de dos tkachevs y la salida perfecta. El neerlandés, por su parte, perdió el valor de conexión que tenía al no unir dos de los mortales. Eltcov cerró la final con su segunda medalla y una rutina novedosa, con numerosas sueltas entre ellas un Cassina, un molino a una mano y molinos con dislocación. Gran ejercicio el del ruso.

Las finales femeninas abrieron con un doblete húngaro en suelo. Devai, con un Yurchenko doble y un López, conquistó la primera posición. Su compañera Kovacs, pese a mejorar el Yurchenko doble de Devai, tuvo un Tsukahara con pirueta un poco más bajo. El podio lo completó la eslovena Tjasa Kysselef, con una inversión adelante con pirueta y un Yurchenko con pirueta y media clavado. Su compañera de equipo, Teja Belak, sin embargo, sentó sus dos saltos y poco importó que fuera una de las favoritas a la victoria.

La jovencísima Anastasia Iliankova atesoró otro oro para Rusia con un maillot sin mangas y un original Tkachev desde vuelta, numerosos enlaces y una salida clavada. Sofia Kovacs repitió posición. La elegante húngara estuvo fluida y precisa, al igual que su Tsukahara de salida. El ejercicio de la polaca Grabriela Kanik era de menor dificultad, pero sus buenas líneas y su buen hacer le valieron el bronce.

En barra de equilibrio Brasil hizo su aparición. Thais Fidelis fue la vencedora, con una rutina que conecta salto tras salto, donde un gran desequilibrio bien salvado en el arabian fue el mayor de los fallos. Iliankova volvió a colgarse un metal del cuello con una gran giro en L y dos pequeños desequilibrios en una de las series acrobáticas y el giro ilusión. Otra brasileña subió al cajón, la pequeña Flavia Saraiva, que fue capaz de recuperarse a tiempo de su aparatosa caída en suelo que le obligó a retirarse la semana anterior. Su rutina, sin embargo, estuvo llena de titubeos; pero las caídas y errores de sus rivales la posicionaron en la tercera plaza.

Thais Fidelis puso el broche a la competición con otro oro en suelo.  Comenzó con un arabian doble, al que siguió una triple pirueta. Para cerrar su gran ejercicio, un doble en carpa. Su compañera Saraiva también hizo doblete con una música bastante más movida y un doble en carpa con pirueta de entrada. La rutina, plagada de enérgicos saltos, finalizó con otro doble en carpa. Rusia ocupó el bronce con Akhaimova y su altísimo doble en plancha de entrada.

Las finalistas de suelo. Fuente: The gymternet

Osijek nos deja una amplia variedad de nacionalidades entre los medallistas, con un total de trece. Entre las chicas, destacaron las rusas, las brasileñas y las húngaras en salto. Entre los chicos, sin embargo, estuvo menos marcado el dominio. Israel cuajó un buen campeonato con tres medallas, Rusia estuvo a la altura y el equipo que acogía la competición, Croacia, también atesoró tres metales.

Los resultados completos pueden consultarse en la página oficial de la competición.

Fotos vía: The gymternet, osijekgym.com

Sígame en @artisticgimnasi y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *