Tenis WTA

Au revoir, mademoiselle Sharapova



Sharapova no estará en Roland Garros. La súper-estrella rusa no ha recibido una invitación por parte del torneo francés y se queda fuera del segundo Grand Slam del año.

Sancionada durante 15 meses tras no superar un control anti-doping en enero de 2016, la tenista siberiana volvió a la competición hace tres semanas gracias al WC que recibió para disputar el WTA de Sttutgart. Allí, Sharapova alcanzó las semifinales después de superar tres rondas y llevar a una de las jugadoras más en forma de este momento, Kiki Mladenovic, hasta una apretada tercera manga. En Madrid, la rusa cedió en su encuentro de segunda ronda ante Genie Bouchard, quien cargó duramente contra ella en relación a su vuelta al circuito, y en Roma, se despidió a las primeras de cambio tras sufrir una lesión en su pierna izquierda.

El mismo día en que la rusa se vio obligada a retirarse de su encuentro ante Lucic-Baroni en la capital italiana, el presidente de la FFT (Federación Francesa de Tenis), Bernard Giudicell, cerraba su puerta para acceder al grande parisino.

“Su suspensión ha terminado y puede seguir su camino hacia nuevos éxitos”, dijo. “Pero mientras puede haber una wild card para volver de una lesión, no puede haber una wild card para volver de un caso de doping”.



Las duras declaraciones del presidente francés abren ahora un nuevo debate: cuando un jugador vuelve de una sanción por dopaje con un ranking demasiado bajo que no le da acceso a los torneos, ¿está el jugador en el derecho de recibir una WC, o no?

Tal y como están las cosas ahora mismo, cada torneo decide libremente a quién otorgar sus invitaciones, así que Sharapova no jugará en París este año.

Muchos, incluido un servidor, esperábamos que fuera invitada para jugar en el Grand Slam de la tierra batida, al menos en qualies, pero no.

La rusa, dos veces campeona del abierto francés, ex-número uno mundial, ganadora de cinco torneos grandes y una de las atletas más reconocidas a nivel mundial, cometió un error, ya ha cumplido con su castigo, ya ha vuelto al circuito y ya no merece seguir siendo penalizada.

El CEO de la WTA, Steve Simon apuntó el pasado martes que los torneos están en pleno derecho de conceder un WC a cualquier jugador que pueda ser elegible y Sharapova, a día de hoy, lo es.



“Con lo que no estoy de acuerdo es con los argumentos utilizados por la FFT en su decisión respecto a Maria Sharapova. Ha cumplido con la sanción impuesta. No hay motivo para castigarla más allá de la sanción que le corresponde”, declaró Simon a Associated Press.

Sin embargo, la WTA no contempla ningún cambio en las reglas en relación a aquellos jugadores que vuelven de una sanción por doping.

Con todo este revuelo, lo que todavía muchos no saben es que la FFT ha concedido una de sus invitaciones para la fase previa al francés, Constant Lestienne, un jugador que regresa después de una suspensión de siete meses por amaño de partidos. Como Lestienne, Sharapova ha pagado el precio.

¿Debería de tenerse en cuenta el hecho de que la rusa haya ganado el evento en dos ocasiones? Quizás no, lo que me parece respetable, pero sin duda, Sharapova debería de haber recibido al menos una invitación para jugar las qualies, al menos una oportunidad para competir.

Pero esto funciona así, y los aficionados nos quedaremos sin ver el mejor producto posible. Sin Serena, Azarenka y Sharapova…el panorama no pinta demasiado bien para los fans de este deporte.




Imagen: mundodeportivo.com

Pueden seguirme en Twitter (@enriquechiqui) o consultar toda la información deportiva en nuestra cuenta oficial: @SextoAnillo. Además, si no disponen de él, también nos encontramos en las plataformas de Facebook (www.facebook.com/sextoanillo/) e Instagram (sextoanillo).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *