Football Americano en Europa Más Deporte

Los Potros de Málaga hacen historia

El equipo de la Costa del Sol se ha coronado como campeón andaluz por segundo año consecutivo tras derrotar a Granada Lions en el Campo Municipal Suel por 23-54.

El fútbol americano solo es jugado en América. ¿Quién dijo aquella barbarie? ¿A quién se le pudo ocurrir plantearse aquello? El fútbol americano se juega en cada esquina de este planeta, incluida la esquina más cotizada por el turismo español. Sí, el fútbol americano se juega en Fuengirola, se juega y se disfruta, porque también se gana.

Fuengirola Potros es uno de esos equipos que, como otros muchos, salió de la nada para convertirse en un todo para familiares y amigos. Un proyecto que su actual entrenador, Nacho, contaba que tan solo unos pocos les dieron el visto bueno. Pero, como a todo lo que se le pone corazón, esto siguió su curso, se fue amoldando a las dificultades, sobre todo económicas y de plantilla, y terminó siendo una leyenda para toda la costa andaluza.

Hoy, leyendas como Tom Brady, Aaron Rodgers, JJ Watt, Marshawn Lynch o Clay Matthews, son reconocidos por haber cambiado el devenir de este deporte, sin embargo, pocos se fijan en que detrás de ellos hay algo más. Detrás de ellos hay otros Brady, otros Rodgers, otros Watt, Lynch, Matthews, e incluso Newtons, Prescotts, Gronkowskis… Hay todo un mundo. Detrás de ellos existen promesas como Jose, el dorsal 39 de Fuengirola Potros, capaz el solo de marcarse jugadas que nadie esperaría.

Un pase en ‘Screen‘, un giro de 180º al más puro estilo de Running Back de College y una carrera de estrella de la NFL le dieron el segundo Touchdown del partido a su equipo. Pero no solo se quedó ahí, sino que fue más allá. En un ‘Option‘, recibió el balón y lo colocó, como si de su Quarterback, el dorsal 18, se tratase, a tan solo unas pulgadas de la End Zone.

Sí, cosas tan increíbles como estas podemos ver en este deporte que tan solo se juega en Estados Unidos, y también otras como una carrera inaudita de un mariscal de campo en la última de las jugadas para levantar a su público. Así como una triple parada al ataque rival a tan solo unas yardas de la zona de Touchdown, ya que la defensa no es que sea ni mucho menos el punto débil de este equipo.

Todo ello y mucho más es lo que nos deja la pasión por este deporte, pero, ante todo, respeto. Si alguna vez se asoman al Suel y tienen la posibilidad de ver al grupo de Nacho jugar, verán que lo que prima es el respeto por los demás. Un respeto que obliga a hincar rodilla y a adentrarse en un silencio sepulcral a toda la grada cuando un rival cae con una aparente lesión. Un respeto que, incluso después de haberse hecho con la victoria, pone por delante de celebrar el dar la mano a sus rivales. Un respeto que traspasa fronteras.

Y es que puede que el fútbol americano profesional solo se juegue en América, sin embargo, el verdadero juego es aquel que enseñan estos hombres vestidos de verde. Solo alguien que ha vivido esa experiencia puede comprender lo que aquí se ha contado.

El fútbol americano es el deporte más agresivo, pero también el más bello. El fútbol americano es solo de un país, pero también del resto del planeta, y, concretamente, hasta que la siguiente temporada demuestre lo contrario, en Andalucía, es para los Potros de Fuengirola. 

Imagen: Facebook de Fuengirola Potros.

Pueden seguirme en Twitter (@neyfranzambrana) o consultar toda la información deportiva en nuestra cuenta oficial: @SextoAnillo. Además, si no disponen de él, también nos encontramos en las plataformas de Facebook (www.facebook.com/sextoanillo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *