Sin categoría

El MVP es obvio, ¿o no?

Hola de nuevo lectores de Sexto Anillo. Como ya sabréis vivimos en la época de las redes sociales, todo el mundo da su opinión públicamente para que los demás tengan conocimiento de ella (les importe más o menos) y un tema del cual se habla mucho no es otro que el que nos ocupa, la lucha por el MVP.

Todo el mundo defiende a su candidato preferido, con mejores o peores argumentos y/o razones ya que, a diferencia de temporadas anteriores, el premio más importante a nivel individual de la NBA no tiene un claro ganador (a pesar de que mucha gente lo tenga muy claro, dista mucho de estar definido), así que intentaré analizar la pelea por el galardón y defenderé la candidatura de James Harden al premio (si tú crees que lo debería ganar otro jugador no tienes que dejar de leer, de hecho, te invito a que acabes el artículo y me dejes en la caja de comentarios tu opinión).

Esta temporada en la NBA ha tenido muchos jugadores destacados, grandes actuaciones individuales y mucha, muchísima calidad. Pero, una cosa es hacer una buena temporada y otra muy distinta es ganar un MVP ¿verdad?, han tenido una gran temporada jugadores como: Isaiah Thomas, el pequeño matón, el rey del cuarto cuarto, promediando casi 30 puntos por partido y llevando a los Celtics a desbancar a Cleveland como reyes del este, pero ¿alguien le daría el MVP?, no creo. Jimmy Butler, el bueno de Jimmy Buckets que ha llevado al total y absoluto desastre que son los bulls hasta los playoffs a base de calidad y pregunto de nuevo, ¿alguien le daría el MVP?, a este tampoco. Stephen Curry, el dos veces MVP (una de ellas unánime y otra dudosa) esta vez ni entra en la conversación por el premio. LeBron James, el rey, uno de los mejores jugadores de la historia, lleva trece temporadas por en cima de los 25 puntos por partido y aún con todo no he visto a nadie hablar de él a la hora de ganarlo. Kawhi Leonard, otra super estrella, jugador franquicia de Spurs y mejor defensor de la NBA dos temporadas seguidas, se habla de el para el premio al mejor defensor (por tercera vez) pero para el de mejor jugador jugador… casi nada. Podría hacer un artículo entero sólo de grandes jugadores pero lo que pretendo con esto es resaltar el valor que tiene llevarse el mvp esta temporada, donde se ha dado un nivel tan alto de competición.

Todos sabemos (y si no lo sabes, te informo) que sólo hay dos jugadores en la pelea y no son otros que Russel «Mr Triple-doble» Westbrook y James «La barba» Harden, si crees que otro jugador debería ganarlo solo has de revisar estadísticas o dejar de lado los colores de tu equipo. Ahora bien, habiendo realizado sendas temporadas como no se había visto nunca, ¿Quién es el merecedor del premio? Pues bien, mientras que la mayoría de los comentarios y opiniones que leo abogan por Westbrook yo creo que Harden es merecedor de dicho galardón y antes de que me salte alguien al cuello, explicaré porqué.

El verano pasado ocurrió un hecho que dejó conmocionada a la NBA cuando Kevin Durant, al más puro estilo Judas Iscariote, firmaba un contrato de dos años por los Golden State Warriors, ganándose de esta manera el odio de toda la afición de los Thunder y de buena parte de la NBA. Así pues se quedaba Russel Westbrook como único y principal baluarte (Ibaka abandonó el barco en favor de los magic) de un equipo que venía de ser finalista de su conferencia y, aunque se intentara maquillar el desastre con la inclusión de Oladipo, era un secreto a voces que no se volvería a repetir la gesta de la pasada campaña.

Pero con la regular season ya finalizada podemos comprobar que, dentro de lo malo, Oklahoma ha obtenido un resultado bastante decente para sus posibilidades (sexto clasificado), y que su jugador franquicia se ha salido. Russel Westbrook ha promediado un triple-doble (31.6 puntos, 10.7 rebotes, 10.4 asistencias) siendo el segundo jugador en la historia en conseguir esto, además de tener el record de mayor número de triples-dobles en una temporada (42), todo sumado a que se ha echado el equipo a la espalda y lo metido en la post temportada. ¿Increíble no? ¿Cómo puede ser que haya dudas en el mvp?

Pues bien, ¿que pasaría si os digo que ya ha habido un precedente de esto el la NBA y que en aquella ocasión se quedó sin premio? En la temporada 1961-62 Oscar Robertson promedió un triple-doble por primera vez en la historia (30.8 puntos,  12.5 rebotes y 11.4 asistencias)y ,cabe destacar, que en esa época no había linea de triple, por lo que fue todo conseguido a base de canastas de dos puntos y tiros libres, pues aún con todo el MVP fue para Bill Russel (18 puntos y 23 rebotes por partido) oh, vaya.

Otro argumento que leo bastante es que Westbrook lo ha conseguido en un equipo en el que no había grandes estrellas. Ya. Y yo os digo que eso es una ventaja bastante grande para él. Los que hayan visto partidos de okc esta temporada (entre los cuales me incluyo) se habrán dado cuenta de que el equipo juega por y para Russel, absolutamente todo el juego se basa en él, no hay jugada que no coja el balón 3 o 4 veces y si tiene un mal día lo tiene todo el equipo, cuando un jugador no encuentra un pase claro a hacia él se le ve visiblemente nervioso y muchas veces degenera en una pérdida de balón. ¿No es mal panorama para lograr grandes medias no?

Pero, ¿Por qué Harden?. Por varios motivos, el primero son las estadísticas que, aún siendo ligeramente peores que las de su rival, no son nada despreciables (29.1 puntos, 8.1 rebotes y 11.2 asistencias) la diferencia reside en que en su caso, el equipo no juega para él. Houston ha dado la sorpresa este año al quedar tercero en el oeste habiendo perdido a su segunda estrella (Dwight Howard) y presentando un equipo a principio de temporada por el que pocos apostarían, a pesar de esto Mike D´antoni ha creado una filosofía de juego basada en el movimiento de balón, la creación de espacios y el tiro exterior en la que Harden ha encajado a la perfección y ha llevado al equipo a dar la campanada en el oeste.

¿Apreciáis la diferencia? Ocklahoma juega para su estrella, mientras que en Houston la estrella se adapta al equipo y hace que todos jueguen mejor (este hecho es fácilmente comprobable viendo partidos de ambos conjuntos), presentando equipos similares, en situaciones iniciales similares (habiendo perdido estrellas) pero una vez acabada la temporada regular os pregunto ¿Qué equipo juega mejor? Esta pregunta tiene fácil respuesta y teniendo en cuenta la paridad de la plantillas, la diferencia está en la estrella.

Escribo todo esto sin intentar desmerecer el record de Westbrook ni, por supuesto, insinuando que es mal jugador, sencillamente exponiendo que hay gente por encima en la carrera hacia el MVP y por eso abro una última posibilidad que es la del MVP compartido, esto ya se da en el All Star game en el que pueden ganar el premio dos jugadores a la vez, ¿qué mejor momento para implementarlo en la temporada regular?. Esto es algo realmente improbable, pero ahí lo dejo escrito por si Adam Silver se pasa por este artículo y le entran ganas de innovar.

Y, aunque podría escribir varios artículos como este, lo dejaré aquí invitándoos a que me escribáis vuestra opinión en los comentarios o que contactéis conmigo a través del twitter que os dejaré más abajo. ¡Hasta pronto!

Síganme en @Sin_Mecanismo y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

Foto vía: www.blogdebasket.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *