Opinión

La crisis se instala también en Santo Domingo

”No podemos vivir de pensar en ganar siempre en casa” fue una de las frases que dejó el técnico del Alcorcón tras el encuentro frente al Valladolid en Santo Domingo, el cual se saldó con otra nueva derrota (1-2) para los alfareros. Julio Velazquez intentaba arrojar algo de luz ante la pesadumbre que rodea al equipo y afición tras los últimos resultados.

Y es que la tan temida crisis ha llamado a la puerta del estadio amarillo y parece que con toda la intención de quedarse. Ya no solo no consiguen ganar en casa, si no que les cuesta incluso mantener la ventaja después de adelantarse en el marcador. Este último resultado y de la manera que se produjo no hace más que confirmar algo que ya estaba en el ambiente desde hace muchas jornadas.

Tan solo dos victorias cuentan los alfareros en lo que va de 2017 en Liga, eso y que no están mostrando ningún síntoma de reacción, hace que estén ya rozando los tan temidos puestos de descenso y lo que es peor, su hasta hace poco inexpugnable feudo ya no ejerce como tal.

En la primera vuelta el Alcorcón arrojaba números tremendamente irregulares, pero su buen hacer como local lograba compensar sus pésimos resultados a domicilio. Pero en todo momento planeaba sobre el equipo una incertidumbre, si el conjunto empezaba a fallar en casa no parecían tener la suficiente capacidad de reacción como para revertir la situación como visitante, y ese temor se ha confirmado.

El  hasta entonces tan socorrido ”efecto Velázquez” ha terminado por diluirse. La sensación de que el juego había mejorado y que era cuestión de tiempo ganar, no termina de cuajar, no se mejora y el tiempo se agota. Un dato curioso, en lo que va de año el Alcorcón ha conseguido por fin su primera victoria fuera de casa, fue frente al Huesca por la mínima, y poco después derrotaron al intratable Levante por 2-0. Inexplicable situación la de los alfareros pues no son capaces de encauzar su trayectoria este curso y lo que en un principio parecía un simple coqueteo con los puestos más calientes de la tabla se ha terminado por convertir en una preocupante realidad.

La sublime participación en Copa del Rey no hacía más que difuminar el problema que arrastran los amarillos desde pretemporada y empiezan a mostrar una ansiedad que a estas alturas de año es muy mala compañera de viaje. Desde que debutaron en la división de plata en la temporada 2010/2011 los alfarers no se habían visto envueltos en semejante bache, preocupación que se extiende también a la falta de acierto de cara a gol aparte del juego desplegado. Su Killer David Rodríguez se encuentra en horas bajas, no hay muchas alternativas y los números goleadores del equipo siguen siendo pésimos, con 22 tantos son los colistas de la Liga en este apartado.

Doce finales le quedan al Alcorcón para intentar revertir la situación y terminar la temporada sin alterar en exceso las constantes vitales del personal. Primero intentar´san sin duda desalojar a la innombrable crisis de Santo Domingo, para luego hacerlo valer en la medida de lo posible lejos de él.

Velázquez apuntaba también que ”confío plenamente en mis futbolistas y sé que todos juntos vamos a conseguir salir de esta situación” apelando así a la unidad, ingrediente indispensable para poder encontrar el antídoto. El primer ejercicio de reanimación para los alfareros será la próxima jornada frente al Almería, otro paciente en estado muy delicado y que sin duda lo hace muy peligroso.

Imagen destacada: adalcorcon.com

Sígueme en @wisalo77  y sigue toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *