Noticias

Un estreno de película

David Costas, que jugó su primer partido con el Oviedo el pasado domingo, anotó su primer tanto como carbayón y provocó que su equipo se llevase los tres puntos.

Para Fernando Hierro, las jugadas de estrategia han sido siempre uno de los mayores avales en esto del fútbol. Él lo sabe mejor que nadie. El pasado domingo, en el Carlos Tartiere, con 1-1 en el marcador, el Real Oviedo tiró, una vez, de estrategia en un balón parado. El plan salió a la perfección, ya que acabó en gol. Un tanto que permite al equipo asturiano reengancharse a la lucha por los puestos del playoff de ascenso a Primera División.

Pero, además, el aliciente especial de esta jugada en el día de ayer fue la persona que la finalizó. David Costas, nueva incorporación del Real Oviedo en el mercado invernal, ya sabe lo que es darle tres puntos de oro a su equipo en un partido que se encontraba atascado. El central, que va muy bien en el juego aéreo, hizo gala de su poderío e introdujo en el fondo de las mallas el 2-1.

El partido había empezado según lo previsto. El Oviedo volvía a ser el equipo que acostumbra. Un equipo intenso, que sabe lo que quiere con el balón y que logra, en muchos momentos del juego, arrinconar a su rival en su propia área. Es decir, el Oviedo del Carlos Tartiere. Pues bien, el encuentro arrancó con un golazo brillante de Toché. El ariete logró anotar el primero tras un brillante remate de chilena, pero, antes del descanso, el Mallorca lograba empatar.

En la recta final del partido, llegó el momento Costas. Susaeta se dispuso a ejecutar un saque de esquina desde la banda izquierda del ataque oviedista. El balón llegó franco al corazón del área y encontró la cabeza de uno de los centrales del equipo. Y no, no fue David Fernández como en Cádiz. Esta vez se trató del otro David, de David Costas.

El joven central se elevó más que nadie para conectar un soberbio cabezazo que suponía el 2-1 a favor de su equipo. Costas, al ver que el balón estaba dentro, se levantó, gritó sacando de su cuerpo toda la rabia y puso al Tartiere en pie para celebrar una nueva victoria. Pero, además del tanto, el central demostró que puede ser uno de los fijos para Fernando Hierro. Serio, concentrado, rápido al cruce y contundente en el juego aéreo, el central dejo muy buena impresión al que va a ser su público hasta el final de temporada.

Imagen destacada: laliga.es

Síganme en @javimorcin y pueden seguir toda la información deportiva en @SextoAnillo, en nuestra página www.sextoanillo.com o en nuestro Instagram: SextoAnillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *