NFL Previas

SB LI – Atlanta Falcons: Un ataque de SuperBowl

El equipo ofensivo coordinado e inventado por Kyle Shanahan es la pieza fundamental en la que se sostiene la presencia de los Falcons es la SuperBowl LI.

Y ustedes dirán ¿por que inventado?, ¿por que hablar de algo creado de la nada cuando el plantel de nombres causa sensación de un solo vistazo?. La respuesta es muy sencilla, cuando tenemos a jugadores de primer nivel que juegan individualmente y aportan sus dotes en dosis puntuales, son mucho más fáciles de parar por el equipo rival que si nos preocupamos de que todos esos jugadores de nivel formen un bloque imparable en el que todos funcionen de todo. La solidaridad es fundamental en el ataque de Atlanta Falcons, todos se sacrifican cuando toca en beneficio de la jugada, ya sea preparada o de forma improvisada.

Vamos ya a analizar todos los aspectos de ese ataque y porque considero que son una orquesta sinfónica que funciona a la perfección.

Empecemos con una de las facetas más poco visibles e infravaloradas por el público generalista y consumista de este deporte, la línea de ataque.

Quizás no podemos decir que la offensive line (OL) de los Falcons sea de las 3 o 4 mejores de la liga, pero desde luego es una línea totalmente equilibrada que en definitiva es de lo que se trata. Por el flanco derecho tenemos a Ryan Schraeder y a Chris Chester, right tackle (RT) y right guard (RG) respectivamente. Schraeder es uno de los mejores en su puesto, la explosividad de sus movimientos en el momento del cambio de dirección le hace ser uno de los mejores contra el pass rush. Ambos se complementan entre sí dependiendo de la jugada rival, pase o carrera. Esa explosión de movimientos en el primer momento es vital para crear espacio a sus corredores.

Por otra parte Alex Mack, el center (C), ha continuado recuperando su mejor nivel esta temporada en una línea realmente sólida y es el ancla de esta renovada línea, su incorporación es un alto en el año para este club. En el sector izquierdo Jake Matthews, left tackle (LT), permite muy pocas capturas a su quarterback por su lado, ha seguido progresando y ya es una pieza importante en el equilibrio de este ataque. Así como su compañero Andy Levitre, left guard (LG), que cumple satisfactoriamente en sus buenos bloqueos frente a la carrera rival.

Como ven, no es para nada casualidad el tiempo del que goza Matt Ryan cada vez que arma el brazo o los huecos que se encuentran los fantásticos corredores, Devonta Freeman y Tevin Coleman.

Analizada la línea de ataque titular, pasamos a revisar precisamente a dos jugadores que se aprovechan mucho de esos espacios, y lo hacen genialmente bien. Los dos running backs (RB), Devonta Freeman y Tevin Coleman. Si bien algunos se extrañaran de que pueda destacar a ambos en el mismo nivel, no será para nada extraño para quien venga siguiendo cada partido de Atlanta. Ambos se complementan a la perfección. Si bien cada uno tiene una faceta donde su potencial brilla más. Freeman suele ganar muchas yardas frente al box rival, ya sea aprovechando el hueco abierto o arrasando con su explosividad en la medida de lo posible a la defensa rival.

Por otra parte Coleman suele aparecer más es los screens y aprovechar muy bien los exteriores de la defensa contraria, así como girar sobre si mismo y recortar a los safetys que aparezcan en su camino. Son varias las carreras de más de 10 yardas protagonizadas de esa manera por parte de Tevin. Pero como si esto no fuera poco también destacan ambos en muchas jugadas de pase a media distancia, Matt Ryan a menudo amaga pase largo, alarga a la defensa y mediante este engaño encuentra a Freeman o a Coleman en medio del box solos, encantados de coger su pase y echar a correr hasta donde les dejen. Como pueden comprobar el juego de carrera de Atlanta, es mucho más que eso. Haciendo honor a la faceta general de su ataque…que es mucho más que un simple ataque.

Freeman y Coleman, versatilidad pura en el backfield de los Falcons. Fuente: atlantafalcons.com

Seguimos ahora con uno de los puntos estrella y más llamativos del ataque de los Falcons, su cuerpo de receptores. Los wide receivers (WR), un cuerpo de receptores sin duda de lo mejor de la liga con diferencia. Porque si bien hablar de Julio Jones son palabras mayores, si miramos a su acompañante habitual, se trata ni más ni menos que de Mohamed Sanu, jugador que no desmerece en nada al mismo Julio y que más allá de un complemento se trata de una doble amenaza para los esquineros rivales.

Los que si complementan a ambos y de forma brillante, son Taylor Gabriel y Aldrick Robinson, y es que en este sentido Matt Ryan en ocasiones tiene tanto donde elegir que no sabe a donde lanzar el balón de los buenos destinos que se le presentan ante sus ojos. Y analizando en profundidad el juego de estos receptores, mucho más allá de sus grandes cualidades técnicas que saltan a la vista de cualquiera, cabe destacar su solidaridad y sacrificio pues son muchas las jugadas en las que han jugado de puros bloqueadores ante las carreras de engaño de Freeman y Coleman. Cosas como esa, hacen a este ataque tan poderoso.

El secreto del éxito, la solidaridad y el sacrificio. Sanu bloquea y Freeman corre. Fuente: atlantafalcons.com

En el sector cerrado del campo los tight ends (TE) Austin Hooper y Levine Toilolo cumplen con sus funciones a la perfección y son un gran alivio para Ryan en multitud de ocasiones, sobre todo cuando se estrecha el campo y tiene que mirar profundo. También en jugadas de media distancia aprovechando el gran trabajo en el box de su linea de ataque y como no colaborando con la misma en otro tipo de jugadas. En todas esas labores también colabora el fullback (FB) Patrick DiMarco, ha sido una de las soluciones más utilizadas por Ryan cuando la end zone estaba super poblada y necesitaba un comodín en el que apoyarse.

Ya solo nos queda analizar al director sobre el campo de este ataque, pues no veo mejor calificativo que ese para describir a “Matty Ice”, el quarterback (QB) Matt Ryan. Un quarterback que hace gala de su apodo pues no se pone nada nervioso a la hora de analizar sus opciones durante el corto espacio de tiempo en que puede hacerlo. De ahí el mérito de Ryan, elige, porque tiene de donde, pero lo hace francamente bien y eso es indiscutible. Además de que la sintonía entre el y Shanahan es perfecta, hay conexión de banda ancha y eso se transmite en cada jugada entre Ryan y sus chicos.

Y por otra parte la mayoría de las veces que le toca improvisar (que son las menos) Ryan sale bastante airoso, lo hemos visto correr y correr bien, salir del pocket cuando ha sido necesario no le ha supuesto ninguna pesadilla. Algo que dota de más tranquilidad si cabe a todos sus hombres.

El socio perfecto de Ryan, Julio Jones. Fuente: atlantafalcons.com

Esta es la esencia del ataque de Atlanta, que nadie crea que un artículo como este se puede encerrar a una magia tan perfecta como la creada por Kyle Shanahan, si bien, creo que hemos podido repasar sus grandes virtudes que lo han llevado a esta SuperBowl LI. Virtudes que los Patriots deben tratar de minimizar y contrarrestar con su defensa…O no dejándoles pisar el campo, podría ser aún más sensato, que no fácil. Ya solo queda esperar al próximo domingo y disfrutar mucho con esta fantástica SuperBowl LI: Atlanta Falcons-New England Patriots.

(Fuente de la foto principal: atlantafalcons.com)


Adrián Gaspar

Síganme en @adrigr14 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *