Ricky asiste a los Wolves en su triunfo sobre Rockets

Los irregulares Minnesota Timberwolves completaron este miércoles uno de sus mejores partidos de la temporada para derrotar a unos Houston Rockets que hasta esta noche no conocían la derrota en lo que iba de 2017.

Tal y como acostumbran, los Wolves impusieron un alto ritmo anotador desde las primeras posesiones, liderados por un Wiggins pletórico que veía aro con una facilidad pasmosa, yéndose hasta los 15 puntos durante el primer cuarto. Por su parte, los Rockets aguantaron el tirón impidiendo que los locales lograran una diferencia mayor a los diez puntos. James Harden no miró mucho a canasta durante este periodo, dedicando todos sus esfuerzos a ejercer de generador para el resto de compañeros, lo que le permitió sumar cuatro asistencias (terminaría el encuentro con 12).

El “barbudo” está completando su mejor campaña como pasador. Reflejo de ello son los impresionantes 11,8 pases de canasta que promedia por juego. La llegada al banquillo de Mike D’Antoni ha supuesto sin duda un crecimiento en el escolta. No es que Harden haya descubierto una nueva faceta en su juego, él ya era capaz de doblar el balón en sus entradas a canastas, sino que el ritmo acelerado que le gusta practicar al entrenador le ha ayudado a mejorar y destacar mucho más en este aspecto.

El segundo cuarto fue un intercambio constante de canastas, tanto de las segundas unidades como de los titulares cuando volvieron a la cancha. No obstante, Harden empezó a ejercer más como ejecutor, lo que ayudó a que el encuentro se apretara al máximo. Tanto es así, que un triple in extremis de Nene Hilario puso un resultado en el luminoso de 54-55 para los locales.

Tras el regreso de los vestuarios los Rockets parecían mucho más entonados, mientras que en los Wolves se encendían las alarmas al dar la sensación que por enésima vez esta campaña iban a tirar a la basura todo el esfuerzo puesto durante la primera mitad. Sin embargo, tras un par de tiempos muertos pedidos por el pintoresco Tom Thibodeau, el equipo despertó y terminó el cuarto con un parcial 8-21 que les permitió irse ligeramente en el marcador.

Este resurgimiento llegó sobretodo desde atrás. Con un par de ajustes y un aumento en la intensidad defensiva, lograron dificultar cada tiro de Houston y con ello montar contraataques excelentemente dirigidos por Ricky Rubio. El base español realizó uno de sus partidos más completos del año, con un doble-doble de 10-17, sumando así 32 asistencias en sus dos últimas apariciones.

Al último cuarto se entró con la incertidumbre de si los Wolves serían capaces de cerrar el enfrentamiento. Los visitantes intentaron acortar distancias, pero el mal acierto de cara al aro en el tiro de tres impidió que su esfuerzo fuera suficiente. Si bien los Rockets terminaron con un 35% de acierto en el triple, esta estadística fue maquillada con todo ya decidido. Entrando al último periodo estaban por debajo del 30%, y para un equipo que vive prácticamente del tiro de tres es una losa demasiado pesada de superar. El conjunto tejano apenas usa el tiro a media distancia (uso menor al 5%), por lo que no ver el aro con asiduidad desde más allá de la línea de tres es sinónimo de problemas.

De esta manera los Timberwolves logran un triunfo de prestigio que les permite ilusionarse de cara al último arreón antes del parón por el All Star. Con los playoff prácticamente imposibles, el equipo debe centrarse en ir creciendo. Además, rompen la racha de nueve victorias consecutivas de unos Rockets que se establecen como posible alternativa al reinado de los Warriors en el Oeste. La próxima semana ambos equipos se enfrentan en un duelo que promete ser apasionante.

Ficha técnica:

105 – Houston Rockets – Ariza (16), Anderson (18), Harrell (9), Harden (33), Beverley (0) – quinteto inicial – Brewer (9), Dekker (8), Hilario (9), Brown (3)

119 – Minnesota Timberwolves – Wiggins (28), Dieng (10), Towns (23), Rush (12), Rubio (10) – quinteto inicial – Muhammad (20), Bjelica (8), Dunn (6), Aldrich (2)

Pabellón – Target Center, Minneapolis, Minnesota

Asistencia – 13.858 espectadores

Árbitros – Kane Fitzgerald, Gediminas Petraitis, Scott Wall

En el resto de partidos de la noche jugados hasta el momento se dieron los siguientes resultados:

NYK 97 – 98 PHI / WAS 108 – 117 BOS / MEM 95 – 103 OKC / ORL 96 – 105 LAC / CLE 98 – 102 POR

Foto destacada vía: nba.com

Síganme en @Stefano_USA y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram sextoanillo

Stefano Prieto

Amante del deporte. En especial NFL y NBA. Puedes encontrarme en twitter en @Stefano_USA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *