ATP Tenis

Estreno de cine

Andy Murray vence en París-Bercy tras doblegar (6-3, 6-7 y 6-4) al americano John Isner
El escocés estrena de la mejor forma posible su escalada al puesto número 1 del ranking

Cómo el rey en su ceremonia de coronación. Con el número 1 bajo el brazo y a las puertas de sumar otro título de M1000, el decimocuarto de su carrera, se presentaba Andy Murray en la final de París. Una final que ha resultado preciosa y en la que el británico se ha terminado llevando (6-3, 6-7 y 6-4) el trofeo a su bolsillo.

Dos estilos contrapuestos a un lado y otro de la red. Uno de los mejores sacadores del circuito ante uno de los mejores restadores. La idea de Isner era clara, apoyarse en su servicio, ser agresivo y subir a la red a la mínima oportunidad. El plan le estaba funcionando pero entregó su mejor arma en el sexto juego y desaprovechó dos bolas de rotura en el séptimo. Otro parcial que caía a favor del británico, al que dominaba 8-0 en el h2h.

Pese a ello, no se veía a Murray excesivamente cómodo. Isner estaba variando registros y eso le hacía estar en el partido. No era fácil, delante tenía al mejor tenista del momento. Pero si no aprovechas las pocas oportunidades que te concede, estás muerto. Otras tres oportunidades más de break que no supo cerrar le condecían al escocés la ocasión de cerrar el encuentro en dos parciales. Pero los tie break son el hábitat perfecto de aquellos tenistas que ponen la bola en pista a más de 200 km hora. E Isner es uno de ellos. Mantuvo impoluto su servicio y aprovechó los dos resquicios de Murray.

Con el marcador empatado a uno, el número 1 del mundo mostró una faceta más agresiva. El desgaste en las piernas del americano era evidente, quien llegó a necesitar un masaje en su rodilla tras la consecución del segundo set. Ese cansancio se traducía en su porcentaje de servicios, el cual ya no estaba siendo tan efectivo. Murray había dispuesto en los dos primeros juegos del tercer set de más oportunidades de romper el servicio que en todos los disputados anteriormente. Es cierto que no las llegó a confirmar, pero nos daba una pequeña idea de lo que podía terminar sucediendo.

Y así fue. Cuando Isner, sin energía ya, remaba para agarrarse como fuera al tie break, aparecía la magia del de Dunblane para neutralizar las subidas del gigante a la red y colocar así otro torneo a su palmarés.

La Copa de Maestros pondrá el colofón final a la temporada de Murray. Si conseguirá vencer, sólo el tiempo lo dirá. Pero la carta de presentación con la que llega a Londres asusta.

Foto: El Confidencial

Síguenos en @gotzema1 y siga toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, en http://www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *