Crónicas NFL

Atlanta devoró a Carolina

Los Atlanta Falcons se dieron un festín este domingo, 2 de Octubre, en su casa a costa de los Carolina Panthers, a los que castigaron por 48-33.

El equipo de Matt Ryan no hizo prisioneros y salió a por todas desde el principio. Desplegando su faceta ofensiva con dos anotaciones de touchdown en el primer periodo, a cargo del ala cerrada Tamme y por la faceta terrestre, con el corredor Devonte Freeman que confirma su espectacular momento de forma. Así las cosas Carolina se encontró casi sin enterarse con un 14-0 en contra, algo poco común en sus partidos.

Pero se trataba de los Falcons, y de su defensa, una defensa que encaja más de 28 puntos por partido en lo que va de campaña. Con lo cuál no era ni mucho menos momento de venirse abajo y tocaba reaccionar. Tuvo que ser la defensa visitante la que inaugurara el marcador para su equipo mediante un retorno de intercepción a cargo de Kurt Coleman. Esto espoleó los ánimos de los «panteras» ya que veían cerca la remontada. No se darían ese placer, pues Atlanta lejos de achantarse, seguía a lo suyo, haciendo muy buenos turnos de ataque y anotando aunque fuera por field goal. De este modo se llegó al descanso del encuentro con 17-10 en el luminoso para los Falcons.

Atlanta comenzó el tercer periodo de la misma forma que el partido, esto es, golpeando duramente a Carolina. Los Panthers fueron a la lona con un Matt Ryan imperial que encontró para anotar primero al rookie, Austin Hooper, con un pase de 42 yardas, y seguidamente, con otro pase esta vez de 35 yardas, al receptor Aldrick Robinson. Los Falcons se marchaban en el marcador con 34-10 y el knock out de los Panthers parecía definitivo hasta que Cam Newton puso a Kelvin Benjamin en la end zone con un pase de 6 yardas.

Fue en este momento cuando el quarterback pantera recibiría un golpe que le haría pasar el protocolo de conmoción cerebral y no volver al choque. A los mandos del ataque se puso el veterano QBDerek Anderson, que lejos de achicarse volvió a meter a su equipo en el partido con dos touchdowns, para Olsen y para Brown.

Pero Atlanta, que había bajado el pistón defensivamente, cosa que no les cuesta demasiado, siguió respondiendo en ataque. Ryan encontró a una de las estrellas del encuentro con 300 yardas de recepción, Julio Jones, que recibió para 75 yardas y se adentró en la end zone. Por si fuera poco el bueno de Anderson fue interceptado y retornado para touchdown por elcornerback Robert Alford. Ya no quedaba nada el reloj, ni tampoco en las fuerzas de remontada de unos Panthers que no esperaban ser tan castigados por la ofensiva de los Falcons.

Fuente: http://www.vanguardia.com.mx
Fuente: http://www.vanguardia.com.mx

En definitiva asistimos a un partido espectacular, pero que fue dominado por el ataque de Atlanta en todo momento. Los Falcons devoraron a Carolina en el Georgia Dome mordiéndole cada vez más fuerte cuando trataba de zafarse. Veremos como se toman esta «mini crisis» los Carolina Panthers tras acumular dos derrotas consecutivas y hasta cuando le aguanta el ataque a los Atlanta Falcons para seguir con este ritmo devorador a la par que encajador.
(Fuente de la foto principal: http://www.vanguardia.com.mx)

Adrián Gaspar

Síganme en @adrigr14 y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo, enwww.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *