Análisis Femenino Gimnasia Rítmica

Las rusas pelean por el oro mientras Boal pelea por disfrutar unos Juegos

El aro se ha disputado en la primera y segunda rotación de la jornada de clasificación, aquí os dejamos con las gimnastas más destacadas de este aparato:

Halkina ha lucido en el tapiz un maillot en tonos oscuros bastante otoñal, aro en mano y con música de Dulce Pontes ha salido a meterse entre las diez primeras que pasarán a la final del sábado. Algunas imprecisiones han hecho que se le ajustara bastante la nota, con todo y con eso ha tenido un buen inicio de competición y ha quedado novena en la jornada de clasificación.

-Durunda ha salido muy tranquila al tapiz y junto a música para piano ha conseguido la octava posición. Se le ha escapado el aro en una maestría pues debería haberlo rebotado con la planta del pie, un ejercicio al que nos tiene acostumbrados, pero lo ha salvado atrapándolo con la mano.

-Rizatdinova también se ha montado un show a lo Filiou, y esos 172 cm llenos de riesgo, expresión y elegancia han seguido girando a pesar de haberse salido la puntera de esos benditos pies ucranianos. Menos mal que era el pie izquierdo, llega a ser el derecho y la jornada no hubiese acabado tan bien para ella.

-Carolina ha sido jaleada por el pabellón entero. Todos los compatriotas que se habían desperdigado por las gradas se unían animando un ejercicio muy folclórico, de nuestra tierra, ejercicio que ha llevado a la española a la séptima plaza. Carol estrenaba maillot con un sentimiento que a todos nos emociona y una garra que apasiona.

-Kudry ya era medalla de oro al salir al tapiz, con maillot y aparato dorados. Las voces a capella que acompañaban el ejercicio hacían creer que lo que sucedía en ese pabellón era arte, gimnasia a otro nivel; y, a pesar de las imprecisiones y el haber terminado un poquitín fuera de música, Kudry decía: “estáis ante algo bello”. Pero los jueces han afilado bien el lápiz y “no se andan con nacionalidades”, como ha dicho la comentarista. La caída y el despiste de aro le han pasado factura y su compañera Mamun se ha colocado por delante. Aunque como ha escrito una voz agorera en Twitter “Kudry falla aro igual que Kanaeva en Londres, quien al final fue oro”.

-Mamun ha obtenido con aro el primer 19 de los JJOO, a pesar de fallar una dificultad. Es un de sus mejores aparatos, aunque ha salido en la primera rotación tan poco católica como Kudry. Su entrenadora, Zaripova, sonreía relajada pues sabe que Mamun viene a por todas.

-Pazhava ha sorprendido para mal, al arrastrarse cojeando y entre lágrimas al “Kiss and cry” nos hemos dado cuenta, con impotencia, de que se acababan los Juegos para ella. Otra decepción nos hemos llevado con Rivkin, quien tampoco pasa a la final. Echaremos de menos sus empeines, sus brazos y sus saltos. Rivkin y su aro han tenido una pequeña caída, por lo que ha tenido que comerse una maestría que iba después, y uno de los giros en attitude ha sido bastante flojo.

De Cabo Verde y en sustitución a Grace ha venido Boal, con música moderna y una gimnasia básica, trabajada con pocos medios en su país natal. El mérito que tiene esta gimnasta ha llenado el tapiz entero, vino a disfrutar y lo hizo siendo consciente de que no podría competir por el oro ni por las diez primeras plazas, vino a dejarse la piel haciendo lo que más le gusta. Los espectadores la aclamaron y no pararon de aplaudir durante todo el ejercicio. Un ejercicio realizado con entereza y valentía, con fallos y carencias, mientras el público se desgañitaba al grito de “Cabo Verde” y a mí se me erizaba la piel. Se me erizaba al pensar que Boal estaba realizando su sueño en cuatro ejercicios de 90 segundos cada uno, su sueño era estar allí, en ese pabellón junto a estrellas de su deporte y completos desconocidos, que la jaleaban como si fuese a ganar los Juegos. No quería nada más que ser olímpica, vivir Río, y lo había conseguido.

-Son se retira después de esta competición, al igual que Staniuta y Carolina Rodríguez, se despide pasando a la final en quinta posición.

-La casi treintañera y show-woman Varvara Filiou nos ha divertido como siempre pero, como era de esperar, no se ha clasificado para la final.

Staniuta ha venido acompañada de una música entre épica y folclórica, junto a maillot y aro en tonos dorados y azul eléctrico nos ha electrizado a todos. En algún equilibrio se ha salido del eje pero ha tenido un ejercicio muy bueno, que la ha colocado en cuarta posición.

Sabemos lo que es Prince, la australiana que ocupa la cuota de continentalidad, una chica con limitaciones que aspiraba a ser olímpica. Con aro ha tenido una caída y salidas de eje en varios giros, y a pesar de sus limitaciones trae un cuerpo totalmente trabajado. Se quedó a un tris de Londres pero ha luchado para estar en Río, y lo ha disfrutado.

Rumanía ha traído a la brillante y carismática Filiorianu, de gran capacidad física y buenas dificultades. Luchado y conseguido ese diploma olímpico.

-Mustafayeva se ha recuperado bastante bien de su paso por quirófano y queda décima, cerrando el grupo de gimnastas que pasa a la final.

-El ejercicio de aro de Gaudio ha sido coreografiado por Eva Bessonova, la brasileña ha competido muy bien en casa, con la responsabilidad y los nervios que ello conlleva.

-Al ver a Ruprecht con aro nos ha encandilado la sensualidad de su madurez en pista. Fuerza, madurez, decisión, todas esas cosas transmite, y es que el aparato habla en buenas manos, esta luchadora regular también se despedirá cuando se le eche el cierre a este ciclo olímpico.

-Laura Zhen sorprenderá en los próximos años, aunque por el momento le toca perfeccionar esa limpieza de pies y rodillas. Hay que decirlo: hacía muchos años que EEUU no tenía una gimnasta como ella.

Fuente de la imagen destacada: YouTube.

Podéis seguirme en @AlbaPuerto1 y seguir toda la información deportiva en @SextoAnillo, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *