Balonmano Balonmano Femenino Crónicas

El Bronce viaja a Noruega

El partido enfrentaba en el pabellón Arena do Futuro a dos potencias de balonmano europeas como son Noruega y Holanda, las cuales venían de perder su partido de semifinales con marcadores ajustadísimos en los que la victoria se decantó para el lado de Rusia y Francia, respectivamente, por únicamente un gol de diferencia. Noruega encaraba este partido en el que se disputaba el Bronce de los Juegos Olímpicos de Río con ganas de seguir aumentando su número de preseas olímpicas y así igualar en cantidad a Corea del Sur y, claramente las holandesas querían evitar esta hazaña y obtener ellas la ansiada medalla olímpica.

El primer balón y, por tanto, primer ataque de la final de consolación estaba en manos del equipo noruego y Holanda por la otra parte de la cancha se preparaba para defender en un sistema 6:0. El primer gol noruego lo transformó Heidi Loke que fue una pieza clave de su equipo a la hora de atacar porque gracias a sus movimientos en 6 metros lograba crear huecos y por parte de los Países Bajos fue Nycke Groot, la cual fue importante mayormente en ataque durante toda la primera parte realizando lanzamientos exteriores y buenas y efectivas combinaciones con el pivote. La buena defensa formada por las jugadoras noruegas desde el inicio del encuentro, consiguió que Holanda tuviese problemas en ataque haciendo que en los 5 primeros minutos únicamente en su marcador se reflejara 1 gol. Un momento clave de la primera parte llegó cuando Noruega abrió brecha de 7 goles en el marcador debido a que estaban muy compactadas y rápidas defensivamente tapando los huecos que Holanda pudiese aprovechar para anotar y en el aspecto ofensivo estuvieron bastante acertadas.

Esto sumado a que Holanda tuvo problemas en defensa para poder parar a las noruegas y en ataque estaban con falta de ideas con un alto número de pérdidas de balón, hizo que las holandesas se precipitaran viendo que Noruega se iba alejando en el marcador. Aunque el seleccionador holandés pidió tiempo muerto para intentar remediar la situación, Noruega seguía a lo suyo y consiguió obtener una distancia de 9 goles varias veces en el marcador, la cual fue la máxima diferencia conseguida en la primera parte. En los minutos finales del primer parcial, Holanda jugó usando la nueva regla de portero-jugador y, por lo tanto, estuvo atacando con 7 jugadoras para presionar a la defensa contraria. Esta situación favorecía claramente más al conjunto entrenado por Henk Groener, pero, sin embargo, al seguir con la tónica de toda la primera parte, no lograron acercarse mucho en el luminoso y los primeros 30 minutos terminaban con un 13-19 a favor de Noruega, dominando el encuentro por 6 goles.

En la segunda parte comenzaba atacando Holanda, pero fue Noruega la que abrió el marcador de este segundo parcial logrando aumentar la diferencia. La pesadilla de las pérdidas de balón siguió martirizando a las holandesas y la defensa noruega seguía estando prácticamente igual de conectada que en la primera parte, situación que impedía que Holanda recortara la diferencia e hizo que Noruega lograra ampliara en los primeros 5 minutos hasta los 8 goles. Holanda empezó a mejorar un poco en el aspecto ofensivo, comenzó a llegar a puerta con mayor posibilidad de gol, pero Grimsbo bajo palos tuvo una gran actuación y evitó que el porcentaje de acierto en el lanzamiento de las holandesas se quedara en un 53 % al final del encuentro. Alrededor del ecuador de esta parte, se sucedió un intercambio de goles por parte de ambos equipos que tuvieron como consecuencia que la diferencia en el marcador no se distanciara más de 6 goles durante bastantes minutos de juego.

Es a partir de esto cuando el conjunto holandés cambia a un sistema defensivo más adelantado para evitar sobre todo los lanzamientos exteriores, pero viendo que el partido no mejora Groener se ve obligado a pedir otro tiempo muerto para intentar cambiar el ritmo del partido porque las noruegas siguen estando lejos en el luminoso, a 7 goles (minuto 16:44). Las holandesas cambian el sistema defensivo 6:0 que estaban efectuando desde el principio del partido a un 5:1 con defensa individualizada sobre Mork por parte de Polman en el momento en el que Veronica Kristiansen es excluida (primeros 2 minutos del partido) y las holandesas están en situación de superioridad. Este tipo de defensa parece dar sus frutos y consigue que Holanda se acerque a 5 goles a falta de 10 minutos de juego en los que se sucedieron varios fallos de Noruega consecutivos y varios aciertos holandeses que lograron ese acercamiento en el marcador. Es en este momento cuando  Thorir Hergeirsson pide tiempo muerto para parar las sensaciones positivas de las holandesas y volver a recuperar el ritmo del partido.

Los últimos 5 minutos del encuentro estuvieron marcados por la escasez de goles por parte de Holanda, ya que no logró anotar ningún gol en ese tiempo y el aprovechamiento de las pérdidas holandesas por parte de Noruega para anotar y aumentar su marcador y, también, la diferencia de goles. Al final del encuentro esta diferencia llegó al máximo conseguido durante todo el partido, consiguiendo el equipo noruego estar a 10 goles de diferencia del holandés con un marcador favorable de 26-36 con el que los 60 minutos de esta final de consolación llegaría a su fin y haría que las noruegas se colgaran la medalla de Bronce en estos Juegos Olímpicos. ¡Enhorabuena!

Ficha técnica:

PAÍSES BAJOS (26): Laura van der Heijden (5), Lois Abbingh (1), Sanne van Olphen (3), Danick Snelder (2), Yvette Broch (4), Nycke Groot (6, máxima anotadora), Kelly Dulfer, Michelle Goos (2), Martine Smeets, Angela Malestein, Ailly Luciano (2), Estavana Polman (1), Jasmina Jankovic (2 paradas, 18% efectividad) y Tess Wester (6 paradas, 19% efectividad).

NORUEGA (36): Mari Molid, Emilie Hegh Arntzen (3), Veronica Kristiansen (5), Ida Alstad, Heidi Loke (4), Nora Mork (7, máxima anotadora), Stine Bredal Oftedal (6), Marit Malm Frafjord, Linn-Kristin Riegelhuth Koren, Amanda Kurtovic (6), Camilla Herrem (4), Sanna Solberg (1), Kari Aalvik Grimsbo (15 paradas, 39% efectividad) y Katrine Lunde.

Árbitros: Charlotte Bonaventura (FRA) y Julie Bonaventura (FRA). Únicamente excluyeron a Veronica Kristiansen por parte del conjunto noruego.

Fuente imagen destacada: ihf.info

Síganme en @J_Luciferasa y sigan toda la información y actualidad deportiva en @SextoAnillo y toda la información del balonmano en @SextoAnilloBM, en www.facebook.com/sextoanillo o en nuestro Instagram: sextoanillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *